Skip to Content

Ablación Tiroidea

LO QUE NECESITA SABER:

La ablación tiroidea es un procedimiento para disminuir la función de una parte o toda su glándula tiroides. Su tiroides produce hormonas que lo ayudan a controlar la temperatura de su cuerpo, el ritmo cardíaco y el crecimiento. Las hormonas también controlan la rapidez que su cuerpo utiliza los alimentos para convertirlos en energía.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Los medicamentos contra las náuseas se pueden administrar para calmarle el estómago y detener los vómitos.
  • Laxantes para ayudar a que usted tenga una evacuación intestinal. Las evacuaciones intestinales ayudan a disminuir la cantidad de radiación en su cuerpo. Usted necesita tener por lo menos 1 evacuación intestinal diariamente después de su procedimiento.
  • La hormona de la tiroides se administra para mantener el nivel de su hormona tiroides normal.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Seguridad con la radiación:

Haga lo siguiente por el tiempo que le indiquen:

  • Permanezca alejado de 6 a 7 pies de otras personas para evitar exponerlos a la radiación que está dentro de su cuerpo.
  • Duerma en una habitación diferente a la de su pareja por 2 a 3 días después de su procedimiento.
  • Tome más líquido para que no se deshidrate. Los adultos deberían tomar de 9 a 13 vasos de líquido todos los días. Una taza son 8 onzas.
  • Bájele al inodoro de 2 a 3 veces después de ir al baño.
  • Lávese las manos frecuentemente y enjuague el lavabo al terminar.
  • Lave su ropa y trastes por separado de la ropa y trastes de otras personas.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

A usted podrían realizarle exámenes como un ultrasonido para revisar si la enfermedad de la tiroides regresó. Usted podría necesitar un escáner en el cuerpo completo para revisar si hay restos de yodo radioactivo en su cuerpo. Esto podría realizarse 1 semana después de su procedimiento, y de nuevo en 6 a 12 meses. Asista a todas sus citas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado bucal:

Mantenga su boca limpia para ayudar a evitar una infección. Use pasta de dientes con fluoruro y un enjuague bucal medicado como se le indique. El aumento de saliva también podría disminuir el riesgo de una infección. El dulce ácido, el jugo del limón y la goma de mascar pueden ayudar a aumentar la saliva. Usted también podría darse masaje en el área de su mandíbula para producir más saliva.

El embarazo y la lactancia:

Es posible que usted necesite esperar de 6 a 12 meses para quedar embarazada después de una ablación tiroidea. Usted también podría necesitar dejar de dar de lactar por un tiempo. La radiación puede transmitirse a su niño a través de la leche materna. Discuta con su médico acerca del embarazo y la lactancia después de su procedimiento.

Viajar:

Es posible que usted necesite una carta de su médico si planea volar en un avión. La radiación a causa de la ablación tiroidea podría provocar que se activen las alarmas de seguridad en el aeropuerto. La carta explicará el procedimiento que tuvo y por qué seguridad podría encontrar radiación en su cuerpo.

No fume:

Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Fumar aumenta su riesgo de complicaciones después de su ablación tiroidea. Fumar también daña al corazón y los pulmones. Usted tiene mayor probabilidad de tener un ataque cardíaco, enfermedad en los pulmones o cáncer si fuma. Pida más información acerca de cómo dejar de fumar si usted está tendiendo dificultad para dejar de hacerlo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fatiga nueva o en aumento.
  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene una cobertura blanca en su lengua.
  • Usted tiene más náuseas o está vomitando.
  • Su corazón late a más de 100 latidos por minuto.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su procedimiento o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Su dolor empeora o tiene inflamación en la cara o cuello.
  • Usted no ha tenido una evacuación intestinal por más de 1 día.
  • Usted no orina.
  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.
  • Un lado de su cara se siente adormecida o cuelga.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide