Skip to Content

Ablación Tiroidea

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la ablación tiroidea?

La ablación tiroidea es un procedimiento para disminuir la función de una parte o toda su glándula tiroides. Su tiroides produce hormonas que lo ayudan a controlar la temperatura de su cuerpo, el ritmo cardíaco y el crecimiento. Las hormonas también controlan la rapidez que su cuerpo utiliza los alimentos para convertirlos en energía.

Glándulas tiroides y paratiroides

¿Cómo me preparo para una ablación tiroidea?

  • Su médico hablará con usted acerca de cómo prepararse para el procedimiento. Consiga que alguien lo lleve a su casa después de su procedimiento.
  • Es posible que usted tenga que disminuir o dejar de comer alimentos que contengan yodo. Pida una lista de los alimentos que contienen yodo. Su médico le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día del procedimiento.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. El médico le dirá si necesita dejar de usar alguno de estos medicamentos para el procedimiento y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día del procedimiento. Esto incluye a los medicamentos que contienen yodo o los que son para tratar una condición tiroidea.
  • Los exámenes de sangre y orina podrían hacerse para revisar la función de su tiroides. Si usted es mujer, las pruebas se pueden utilizar para detectar un embarazo. Informe a su médico si usted está amamantando. Le dará instrucciones sobre cuándo dejar de amamantar para el procedimiento. Coméntele al médico si planea quedar embarazada o amamantar en los meses posteriores al procedimiento. Le dará instrucciones sobre cuándo es seguro el embarazo o la lactancia materna.
  • Podrían hacerle una gammagrafía de tiroides para revisar la función de su tiroides. Se coloca tinte radioactivo en su vía intravenosa o podrían dárselo para tomarlo. La parte funcional de la tiroides absorbe el tinte. De dos a 48 horas después, se toman imágenes para mostrar las áreas de su tiroides que absorben el tinte.

¿Cómo se realiza una ablación tiroidea?

A usted le darán yodo radioactivo para tomar o en forma de píldora para que la trague. Este medicamento daña las células de su glándula tiroides y disminuye la cantidad de hormonas tiroideas en su sangre. Si usted no puede tragar el medicamento, se lo administrarán a través de una sonda intravenosa en una vena de su brazo.

¿Qué debo esperar de la ablación tiroidea?

  • Los medicamentos podrían administrarse para mantener el nivel de su hormona tiroides normal. También puede necesitar medicamentos para prevenir o tratar las náuseas. Estos medicamentos podrían ayudar a tener una evacuación intestinal. Las evacuaciones intestinales ayudan a disminuir la cantidad de radiación en su cuerpo. Usted necesita tener por lo menos 1 evacuación intestinal diariamente durante varios días después de su procedimiento.
  • Tome más líquidos para eliminar la radiación de su cuerpo y evitar la deshidratación.
  • Le darán instrucciones para la seguridad con la radiación para que no exponga a otras personas a la radiación.

¿Cuáles son los riesgos de la ablación tiroidea?

Es posible que su tiroides no funcione más y que necesite un medicamento tiroideo por el resto de su vida. Usted podría tener inflamación en la cara y el cuello. Usted podría tener sequedad en los ojos, dolor de cabeza, náusea y vómito, dificultad para tragar, cambios en el sabor y caries dentales. Podría ocurrir una condición que se conoce como tormenta tiroidea si demasiadas hormonas tiroideas son liberadas en su cuerpo. Una tormenta tiroidea podría provocar fiebre alta, ritmo cardíaco acelerado, presión arterial alta y podría representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.