Skip to Content

Versión Cefálica Externa

CUIDADO AMBULATORIO:

La versión cefálica externa

es un procedimiento utilizado para cambiar la posición de su bebé a una posición de cabeza en el vientre. Se realiza generalmente alrededor de la semana 37 del embarazo. La posición en la que primero están los pies o el trasero se llama posición de nalgas. Esta posición puede causar problemas para el bebé durante el embarazo o el parto. Los ejemplos incluyen una dislocación de la cadera y lesiones en el nervio o cerebrales. Es posible que los bebés en posición de nalgas deban nacer por cesárea. La versión cefálica externa puede ayudar a prevenir problemas durante el parto.

Qué sucederá antes de una versión cefálica externa:

  • Su obstetra le dirá cómo prepararse para este procedimiento. Podrían indicarle que no consuma ningún alimento ni bebida ocho horas antes del procedimiento. Esto es porque la versión cefálica externa algunas veces puede ocasionar problemas que requieren una cesárea inmediata. Póngase de acuerdo con alguien para que la lleve a su casa después del procedimiento y que se quede con usted el resto del día.
  • Se le realizará una ecografía para asegurarse de que su bebé está en posición de nalgas.
  • Se vigilará cuidadosamente la frecuencia cardíaca de su bebé con un monitor.
  • Es posible que le administren un medicamento por vía intravenosa o que se lo inyecten para evitar las contracciones. También pueden darle un medicamento para relajar los músculos del útero.

Qué sucederá durante una versión cefálica externa:

Se ejercerá una presión suave para evitar problemas para usted o su bebé. Varias veces durante el procedimiento, se utilizarán ecografías u otras pruebas para controlar la frecuencia cardíaca de su bebé.

  • Usted se acostará boca arriba. Su obstetra pondrá sus manos sobre el abdomen para encontrar la cabeza del bebé.
  • Primero, se intentará voltearlo hacia adelante. Su obstetra usará una mano para levantar las nalgas del bebé de la pelvis. La otra mano moverá la cabeza del bebé hacia abajo, hacia su pelvis.
  • Si esto no funciona, su obstetra intentará voltearlo hacia atrás. Esto significa que con una mano sostendrá las nalgas del bebé, y con la otra mano empujará a su bebé hacia la cadera derecha. También se moverá al bebé hacia arriba. Se moverá la cabeza hacia abajo, hacia la cadera izquierda.

Qué sucederá después de una versión cefálica externa

  • La frecuencia cardíaca de su bebé se controlará nuevamente. Si es normal, podrá regresar a su hogar.
  • Si el procedimiento funcionó, su obstetra le ayudará a hacer un plan de parto si usted quiere tener un parto vaginal. También se pueden hacer planes para una cesárea, en caso de que su bebé tenga problemas o vuelva a una posición de nalgas. Es posible que necesite una cesárea si el procedimiento no funcionó.
  • Su obstetra le dirá cuando volver para realizarse más pruebas antes del parto. También le dará instrucciones sobre qué hacer en casa hasta que el trabajo de parto comience.

Riesgos de una versión cefálica externa:

Puede sentir algún dolor o malestar durante el procedimiento. También podría tener náuseas y podría vomitar. Este procedimiento puede iniciar el trabajo de parto o causar la ruptura prematura de las membranas (RPM). Esto significa que el líquido de su saco amniótico gotea antes de que inicie el trabajo de parto. La placenta podría desprenderse del útero, esto se denomina desprendimiento de placenta. Usted o su bebé también pueden perder sangre. La frecuencia cardíaca de su bebé podría bajar demasiado. Su bebé puede volver a la posición de nalgas incluso luego de una versión cefálica externa exitosa. Durante el parto, es posible que se le disloque la cadera a su bebé. Su hombro se puede atascar en el canal de parto (denominado distocia del hombro). Es posible que deban realizarle una cesárea para dar a luz a su bebé si está en peligro.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted presenta un fuerte dolor de cabeza que no desaparece.
  • Usted tiene cambios en la visión nuevos o en aumento, como visión borrosa o con manchas.
  • Usted tiene inflamación nueva o creciente en su cara o manos.
  • Usted tiene manchado o sangrado vaginal.
  • Usted rompe fuente o siente un chorro o gotas de agua tibia que le está bajando por su vagina.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene más de 5 contracciones en 1 hora.
  • Usted nota algún cambio en los movimientos de su bebé.
  • Usted tiene calambres, presión o tensión abdominal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidado propio y de su bebé:

  • Descanse tanto como sea necesario. Levante sus pies si tiene inflamación en sus tobillos y pies.
  • Siga las indicaciones de su obstetra sobre la actividad. No debe hacer nada extenuante (físicamente difícil) durante varios días después del procedimiento. Su obstetra le dirá qué actividades diarias puede hacer hasta que el trabajo de parto comience. Si siente dolor o presión en el abdomen, suspenda lo que esté haciendo.

Programe una cita con su obstétrico como se le indique:

Puede que necesite hacerse otra ecografía para comprobar que su bebé no está en una posición de nalgas otra vez. Se pueden usar otras pruebas para controlar el estado de su bebé. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide