Skip to Content

Uso Seguro De Los Narcóticos:

CUIDADO AMBULATORIO:

El uso seguro de los narcóticos

incluye el uso, el almacenamiento y la eliminación de los narcóticos de manera correcta. Ejemplos de medicamentos narcóticos para tratar el dolor incluyen oxicodona, morfina, fentanilo y codeína.

Uso seguro de los narcóticos:

  • Tome los narcóticos recetados exactamente como se lo indiquen. Los narcóticos vienen con instrucciones basadas en el tipo de narcótico y cómo se administra. No tome más de la cantidad recomendada, o por más tiempo de lo necesario.
  • No le dé narcóticos a otras personas ni tome narcóticos que pertenezcan a alguien más. El uso indebido de narcóticos puede provocar una adicción o una sobredosis.
  • No debe mezclar los narcóticos con otros medicamentos o alcohol. La combinación puede causar una sobredosis o provocar un coma.
  • No conduzca ni maneje maquinaria pesada después de tomar los narcóticos. Su médico o farmacéutico le puede decir cuánto tiempo debe esperar después de una dosis antes de realizar estas actividades.
  • Consulte con su médico en caso que tenga efectos secundarios. El médico lo puede ayudar a prevenir o aliviar los efectos secundarios. El estreñimiento es el efecto secundario más común. Otros efectos secundarios incluyen náuseas, somnolencia, picazón y dificultad para pensar con claridad.

Almacenamiento seguro de los narcóticos:

  • Almacene los narcóticos donde otros no puedan tomarlos fácilmente. Guárdelos en un armario cerrado con llave o en un área segura. No los guarde en un bolso u otra bolsa que lleve con usted. Una persona puede estar buscando otra cosa y encontrar los narcóticos.
  • Asegúrese de que los narcóticos estén fuera del alcance de los niños. Un niño puede fácilmente tomar una sobredosis de narcóticos. Los narcóticos pueden parecer dulces para un niño pequeño.

Eliminación de los narcóticos de manera segura:

Su médico o un farmacéutico pueden darle más información sobre todas sus opciones. Las siguientes son formas recomendadas de deshacerse de los narcóticos:

  • Use un programa aprobado de devolución de medicamentos o un programa de devolución por correo en su área. Estos programas se ofrecen por la Dirección de Lucha contra las Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés). Un programa de recuperación significa que usted lleva los narcóticos a un lugar aprobado para devolverlos.
  • Debe desechar los narcóticos no utilizados por el retrete. Necesitará conocer las leyes en su área y seguir las instrucciones para hacer esto de manera segura.

Otras formas de controlar el dolor:

  • Pregúntele a su médico acerca de medicamentos no narcóticos para controlar el dolor. Los medicamentos de venta libre incluyen los AINE (como el ibuprofeno) y el acetaminofeno. Los medicamentos recetados incluyen relajantes musculares, antidepresivos y esteroides.
  • El dolor se puede controlar sin ningún medicamento. Algunas formas de aliviar el dolor incluyen masajes, aromaterapia o meditación. La fisioterapia o la terapia ocupacional también pueden ayudar.

Para más información:

  • Drug Enforcement Administration
    8701 Morrissette Drive
    Springfield , VA 22152
    Phone: 1- 800 - 882-9539
    Web Address: https://www.deadiversion.usdoj.gov/drug_disposal/
  • US Food and Drug Administration
    10903 New Hampshire Avenue
    Silver Spring , MD 20993
    Phone: 1- 888 - 463-6332
    Web Address: http://www.fda.gov

Acuda a sus consultas de control con su médico o especialista en el dolor según le indicaron:

Es posible que necesite que le ajusten su dosis. Usted podría ser referido a un especialista del dolor. El especialista puede ayudarle a encontrar maneras de controlar el dolor sin narcóticos. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted tiene dificultad para permanecer despierto y su respiración es lenta o superficial.
  • Usted habla enredado y no pronuncia bien las palabras o está confundido.
  • Usted está mareado o se tropieza al caminar.

Llame a su médico, o pídale a alguien cercano que llame si:

  • Usted siente excesiva somnolencia o tiene dificultad para mantenerse despierto o para hablar.
  • Usted tiene la piel pálida o fría y húmeda.
  • Las uñas de sus manos o sus labios están azules.
  • Su latido cardíaco es más lento de lo normal.
  • Usted no puede dejar de vomitar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide