Skip to Content

Uso Seguro De Los Medicamentos Para La Tos Y El Resfriado En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Los medicamentos para la tos y el resfriado que se venden sin receta médica contienen 1 o más ingredientes usados para aliviar los síntomas de la tos y el resfriado. Es probable que estos medicamentos contengan un antitusivo, expectorante o ambos. Los antitusivos alivian la tos al bloquear el reflejo de la tos de su hijo. Los expectorantes ralan las flemas para así ayudar a que salgan de las vías respiratorias de su hijo. Los medicamentos para el resfriado pueden ser una combinación de un medicamento para la tos, un antihistamínico, un descongestionante y medicamentos para el dolor. Es probable que los antihistamínicos ayuden a reducir el flujo nasal y los estornudos. Los descongestionantes pueden incluso ayudar a reducir la congestión nasal. Los medicamentos para el dolor también ayudan a disminuir la fiebre.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo ve o escucha cosas que no existen.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Los latidos cardíacos de su hijo son más rápidos que lo habitual.
  • Su hijo está ansioso, irritable o inquieto.
  • Su hijo tiene trastornos del habla y tiene problemas para pensar.
  • Su hijo tiene náuseas, o vomita.
  • Su hijo tiene visión borrosa o pupilas dilatadas.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene dolor de garganta severo con fiebre, dolor de cabeza, sarpullido, náuseas o vómitos.
  • La fiebre de su niño dura más de 3 días.
  • La tos de su hijo dura más de 1 semana.
  • Su hijo tiene sibilancias cuando tose o respira.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza que no desaparece.
  • Su hijo tiene sarpullido o urticaria.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Los niños que no deben tomar medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado:

Los niños menores de 4 años deben no deberían tomar medicamentos de venta libre para la tos y los resfriados. No le dé medicamentos que contengan aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría presentar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Cómo darle medicamentos para la tos y el resfriado sin receta médica, a su niño, de una forma segura:

  • Pregunte si puede dar medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado a niños de 4 a 6 años. Es probable que su médico le recomiende otros medicamentos o tratamientos.
  • Escoja un medicamento para el resfriado que alivie solamente los síntomas que su niño tiene. Algunos medicamentos para el resfriado pueden contener ingredientes que su niño no necesita.
  • No combine medicamentos para la tos y el resfriado con medicamentos para el dolor. Distintos medicamentos para el resfriado pueden incluso contener el mismo ingrediente. Por ejemplo, los medicamentos para el resfriado pueden contener acetaminofén. Cuando usted le da a su niño más de un tipo de medicamento, es probable que su niño reciba demasiado medicamento con el mismo ingrediente.
  • No combine medicamentos para la tos y el resfriado con medicamentos recetados por el médico a menos que así lo indique el médico de su niño. Cuando le da a su hijo estos medicamentos juntos, podrían no funcionar correctamente. También pueden aumentar el riesgo de su hijo de tener efectos secundarios.
  • Lea las instrucciones de la etiqueta. Revise si el medicamento es correcto para la edad de su niño y cuánto debe darle. La dosis para el peso o edad de su niño debe estar en las indicaciones. No le dé a su niño más cantidad de la recomendada. No le dé a su hijo medicamentos para adultos. Anote cuándo le da cada dosis a su hijo.
  • Utilice el medidor que viene con el medicamento. No use ningún otro dispositivo para medir, como por ejemplo una cuchara de cocina. Si usa otras herramientas de medición, pdoría darle a su hijo demasiado o muy poco medicamento.

Otras formas para mantener un entorno seguro para su niño:

  • Mantenga los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado en gabinetes con llave. Esto puede ayudar a prevenir una sobredosis del medicamento. También puede evitar que los niños menores de 4 años tomen medicamentos para la tos y el resfriado.
  • Hable con su hijo mayor sobre el abuso de los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado. A veces, los adolescentes toman grandes cantidades de medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado para sentirse eufóricos. El abuso de los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado puede llevar a una sobredosis. Esté atento a los signos de abuso de medicamentos para la tos y el resfriado, como dificultad para hablar o problemas para caminar. Vigile la cantidad de medicamentos para la tos y el resfriado que hay en su casa. Informe a su hijo sobre los riesgos del abuso de medicamentos para la tos y el resfriado, como daño a sus órganos.
  • Deseche los medicamentos vencidos. Los medicamentos vencidos podrían no funcionar correctamente.

Sobredosis de medicamentos para la tos y el resfriado sin receta médica:

Una sobredosis significa que su hijo usó demasiados medicamentos para la tos y el resfriado. Una sobredosis puede ser mortal. Su hijo puede tener cualquiera de los siguientes síntomas si ha tenido una sobredosis de medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado:

  • Visión borrosa, pupilas dilatadas o dolor de cabeza intenso
  • Náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento
  • Ansiedad, irritabilidad, agitación o alucinaciones
  • Trastornos del habla, problemas para pensar o comportamiento inusual
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares o dificultad para respirar
  • Convulsiones, pérdida del conocimiento o no lograr despertarse

Qué hacer si cree que su hijo usó demasiados medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado:

Llame al Poison Control Center (Centro Nacional de Toxicología) al 1-800-222-1222 de inmediato.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide