Skip to Content

Tratamiento R.i.c.e.

LO QUE NECESITA SABER:

El tratamiento R.I.C.E. es un proceso de 4 pasos utilizado para disminuir la hinchazón y el dolor causados por una lesión. R.I.C.E. significa reposo, hielo, compresión y elevación. R.I.C.E. debe hacerse dentro de las 24 a 48 horas después de una lesión.

Hielo y elevación
Hielo y elevación

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Siente mucho dolor.
  • Si tiene una inflamación grave o una deformidad.
  • Usted tiene entumecida la zona lesionada .

Comuníquese con su médico si:

  • El dolor y la inflamación no desaparecen después de algunos días.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cómo utilizar el tratamiento R.I.C.E.:

  • El descanso el área lesionada como se le indique. Es posible que deba dejar de usar peso o de ejercer peso en la lesión durante 48 horas o más. Su médico puede recomendarle que use muletas u otro dispositivo. Regrese a sus actividades usuales como se le indique.
  • Aplique hielo en el área lesionada de 15 a 20 minutos cada 4 horas o como se le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Compresión o mantener la presión sobre el área lesionada. La compresión le ayudará a desinflamar el área lesionada y a apoyarla. Use un vendaje elástico, un estribo de aire, una férula o un cabestrillo como se lo hayan indicado. Si utiliza un vendaje elástico para envolver el área lesionada, asegúrese de que el vendaje no esté demasiado ajustado.
  • Eleve el área lesionada por encima del nivel del corazón tan seguido como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque el área lesionada sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide