Skip to Content

Transtorno Temporomandibular

LO QUE NECESITA SABER:

El trastorno temporomandibular es una condición que provoca dolor en la mandíbula. El trastorno afecta la articulación entre el hueso temporal y la mandíbula (maxilar). Los nervios de los músculos alrededor de la articulación también se afectan.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamento para el dolor: Es posible que a usted le receten medicamento para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor se intensifique antes de pedir mas medicamento.
  • AINEs: Estos medicamentos disminuyen la inflamación y el dolor. Usted puede comprarlos sin receta médica. Consulte con su médico de cabecera cuál medicamento es el adecuado para usted y cuánto tomar. Tómelos como se le indique. Los AINEs pueden provocar hemorragia estomacal o problemas del riñón si no se toman correctamente.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Controle los síntomas:

  • Consuma alimentos blandos: Su médico de cabecera podría sugerirle que consuma solo alimentos blandos por varios días. Un dietista podría trabajar con usted para encontrar los alimentos que son mas fáciles de morder, masticar y tragar. Los ejemplos son sopa, puré de manzana, requesón, pudín, yogurt y frutas blandas.
  • Utilice dispositivos de apoyo para la mandíbula: Podrían usarse tablillas para apoyar la mandíbula o evitar que se mueva. Es posible que usted necesite usar un protector bucal para evitar que apriete o rechine los dientes mientras duerme.
  • Use hielo y calor: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. También podría ayudar a evitar daño al tejido. Use una bolsa con hielo o coloque hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre la mandíbula por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Después de las primeras 24 a 48 horas, use calor para disminuir el dolor, la inflamación y los espasmos musculares. Aplique calor en el área por 20 a 30 minutos cada 2 horas por tantos días como se le indique. Use cojines térmicos, compresas húmedas tibias o una botella con agua caliente.
  • Vaya a terapia física: Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, así como para disminuir el dolor en la mandíbula. Un terapista de lenguaje podría ayudarlo con ejercicios para tragar y hablar.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Tiene fiebre.
  • La tablilla o protector bucal están flojos.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición y cuidado.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Tiene náusea, vómito o no puede retener líquidos.
  • Tiene dolor que no desaparece aún después de tomar el medicamento.
  • Tiene dificultad para respirar, hablar, beber, comer o tragar.
  • La tablilla o el protector bucal se dañan o se quiebran.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide