Skip to Content

Transplante De Riñon

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El transplante de riñón es la cirugía para reemplazar un riñón dañado con un nuevo riñón de un donador (otra persona). Los riñones son dos órganos con forma de frijol que se encuentran bajo las costillas de cada lado del abdomen superior (estómago). Los riñones remueven los desechos y otros químicos indeseados del cuerpo. Estos desechos son arrastrados fuera del cuerpo en forma de orina. Cuando los riñones están severamente dañados, estos desechos se acumulan en el cuerpo y lo dañan. Esto puede causar ataques (convulsiones), problemas para respirar, presión sanguínea elevada, inflamación del cuerpo, confusión, desmayos o aún la muerte. Es probable que necesite un riñón nuevo para reemplazar el dañado y así mantener el cuerpo funcionando.
    Picture of the urinary system
  • El riñón nuevo puede venir de un miembro de la familia, cónyuge, amigos cercanos o aún de alguien que usted no conoce. En la mayoría de los casos, la cirugía se hace al mismo tiempo entre usted y el donador. Se hará una incisión (corte) en su abdomen y se le colocará su nuevo riñón. Los vasos sanguíneos se conectarán y el uréter será unido a su vejiga. El uréter es un tubo delgado que conecta el riñón a la vejiga donde la orina es temporalmente guardada. Su riñón debe de empezar a trabajar tan pronto como la sangre fluya por él. Con el transplante de riñón, es posible reasumir sus actividades usuales y prevenir serios problemas de salud.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de sus medicamentos: Incluya las dosis, frecuencia, forma que toma sus medicamentos y la razón. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Tenga consigo su lista de medicamentos en caso de una emergencia. Bota las listas viejas. Use las vitaminas, hierbas, o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado: Llame a su médico de cabecera si piensa que sus medicamentos no están funcionado como se había esperado. Infórmele cualquier alergia que usted haya tenido, y si desea suspender o cambiar su medicamento.

Visitas de seguimiento:

Acuda a todas sus citas. Escriba cualquier pregunta que pueda tener. De ésta manera usted recordará hacer estas preguntas durante su próxima visita. Es probable que necesite hacerse diferentes pruebas como exámenes de sangre y orina en ciertos momentos. Su médico también puede cambiar la dosis de sus medicamentos, incluyendo medicamentos esteroideos u otros medicamentos inmuno supresores para evitar el rechazo. Pregunte a su médico cuando regresar y cada cuando necesita checarse.

Bañarse con puntos:

Siga las instrucciones de su médico de cabecera sobre cuando usted puede tomar un baño. Lave con sumo cuidado el área del cuerpo con los puntos. No frote los puntos al secar su piel. Seque el área con la toalla con mucho cuidado. Cuando el área este seca, coloque un vendaje nuevo y limpio, como se le haya indicado.

Cheque sus niveles de azúcar en sangre y presión sanguínea:

  • Si usted tiene diabetes, es probable que necesite checar su azúcar en sangre varias veces al día. Para hacerlo, puede usar un monitor de glucosa. Este es un pequeño dispositivo que le dice cuanta azúcar tiene en la sangre. El monitor usa una gotita de sangre de un pinchazo de su dedo. Anote en un diario los resultados de su azúcar en sangre cada vez para que su médico lo revise. Su médico le dirá cuanto debe ser lo normal para usted.
  • Si usted tiene presión sanguínea alta, es posible que necesite checar y anotar sus lecturas de presión sanguínea. Los médicos le enseñarán a usted o su familia como checar su presión sanguínea y le dirán cada cuando hacerlo. Guarde sus lecturas de su presión sanguínea con la fecha y hora de cuando las toma. Lleve este registro con usted a sus visitas con el médico.

Consejo:

Puede necesitar acudir a reuniones o pláticas junto con los miembros de su familia. Es posible que también sus amigos u otras personas cercanas a usted sean llamados para acudir a estas reuniones. Estas reuniones les ayudarán a entender su condición, cirugía o mejor cuidado.

Dieta y líquidos para beber:

  • Coma una variedad de alimentos saludables de todos los grupos. Los grupos de alimentos incluyen panes, vegetales, frutas, leche y productos lácteos y proteínas (frijoles, huevos, aves de corral, carnes y pescados). Estos alimentos pueden ayudarlo a sentirse mejor y tener más energía. Si usted tiene diabetes, es probable que necesite cambiar su manera de comer para controlar su azúcar en sangre. Platique con su médico antes de adicionar en su dieta bebidas o vitaminas. Es posible que se le diga que limite la cantidad de sal que consume. Pregunte a su médico cuantas porciones de grasa, aceite y azúcares puede consumir al día y si necesita estar en una dieta especial.
  • Siga el consejo de su médico si debe cambiar la cantidad de líquido que bebe. Para la mayoría de la gente, los líquidos para beber son agua, jugos y leche. Trate de tomar suficientes líquidos diariamente y no solo cuando sienta sed.

Descanse cuando lo necesite mientras se esta recuperando de cirugía:

Comience a hacer más cosas cuidadosamente todos los días. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

Cambios en el estilo de vida:

  • No tome alcohol: Algunas personas no deberían tomar alcohol. Estas personas incluyen aquellas con ciertas condiciones médicas o que están tomando medicamento que podría interactuar con el alcohol. El alcohol incluye la cerveza, vino, y licor. Informe a su médico si usted toma alcohol. Pídale que le ayude a dejar de hacerlo.
  • Ejercicio: El ejercicio mantiene el corazón más fuerte, la tensión arterial baja, y ayuda mantenerse sano. Comience a hacer ejercicio despacio y haga más cuando este más fuerte. Consulte con su médico de cabecera antes de comenzar un programa de ejercicio.
  • Mantenga un peso saludable: Pesar demasiado puede hacer que su corazón trabaje más y puede causar problemas serios de salud. Platique con su médico acerca de un plan para perder peso si usted tiene sobrepeso.
  • Deje de fumar: Nunca es tarde para dejar de fumar. Fumar daña el corazón, pulmones, sangre y a su nuevo riñón. Si fuma tiene más probabilidad de tener un ataque cardiaco, enfermedad pulmonar y cáncer. Si no fuma, se ayudará a usted mismo y a los que lo rodean. Pregunte a su médico para más información acerca de cómo dejar de fumar y si tiene problemas para dejarlo.

Vacunas:

Pregunte a su médico que vacunas son las correctas para usted contra ciertos gérmenes y cuando debe aplicárselas. Trate de permanecer lejos de las personas que tienen infección como resfriados o gripe. Esto disminuirá la oportunidad de enfermarse. Los medicamentos y tratamientos que adquiera pueden disminuir su capacidad para luchar contra infecciones. Es probable que los miembros de su familia o las personas que viven con usted también necesiten vacunas antigripales. Estas inyecciones pueden evitarle gripa y neumonía y que se extiendan en su hogar.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted siente que no puede enfrentar su condición.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene mareos, náusea (malestar estomacal) o vómito (devolver).
  • Siente comezón, inflamación o tiene un sarpullido en la piel.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de su cirugía, condición o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene dolor en su abdomen, costados o área genital que no se va o empeora.
  • Usted tiene problemas para orinar y su orina se ve roja o café oscuro.
  • Usted tiene pus o un olor fétido que sale de su incisión.
  • Sus vendajes se empapan con sangre.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Sus síntomas empeoran o regresan.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide