Skip to Content

Transplante De Pulmón

LO QUE NECESITA SABER:

Un trasplante de pulmón es un tipo de cirugía que se practica para reemplazar un pulmón con el pulmón de un donante. La cirugía de transplante de pulmón puede realizarse en uno o ambos pulmones. Si usted padece de enfermedad cardíaca grave, es probable que le practiquen cirugía de transplante cardíaca y pulmonar al mismo tiempo. Solicite más información sobre el transplante de corazón y pulmón.

COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía :

Mientras espera por su pulmón donado:

  • Reúnase con el equipo médico de transplantes y otros especialistas: El equipo de transplantes le explicará los riesgos y beneficios de un transplante de pulmón. Usted podría ir a cita con un trabajador social o psicólogo. Esta persona se encargará de que usted esté preparado mental y emocionalmente para su transplante. Además, un dietético podría ayudarle a planear sus comidas y a comer sano. Usted podría también reunirse con un cardiólogo y pulmonólogo. Usted debe estar de acuerdo en seguir las instrucciones de sus especialistas. Además debe estar de acuerdo en tomar sus medicamentos anti rechazo del transplante por el resto de su vida una vez que haya recibido su transplante.
  • Permanezca cerca del centro de transplantes: Usted debe estar preparado para ir al centro de transplantes de inmediato si un pulmón de un donante está disponible. Se recomienda vivir a unas 2 horas del centro de transplantes.
  • Trabaje para rehabilitar su pulmón: Usted tendrá que mejorar su función pulmonar y disminuir la falta de aliento antes del transplante. Usted requerirá de exámenes para averiguar si usted está fuerte y en buena forma física. Otras pruebas mostrarán cuánto oxígeno necesitará mientras descansa y durante actividades físicas. Usted trabajará con un terapeuta físico para mejorar su fortaleza muscular, flexibilidad y resistencia física antes del transplante.
  • No fume: Usted no debe fumar antes, durante o después del periodo de tiempo de su transplante. No vuelva a fumar después de su transplante. A usted no le donarán un pulmón si continúa fumando mientras espera que el pulmón esté disponible.
  • Mantenga un peso saludable: A usted no le darán un pulmón donado si tiene sobrepeso. Esto debido a que la obesidad aumenta el riesgo de complicaciones mortales después del transplante. Pregúntele al equipo de transplantes si usted necesita ayuda con un plan de pérdida de peso.
  • El centro de transplantes deberá ordenar sus pruebas: Usted podría necesitar de muchas pruebas para asegurarse de que su cuerpo esté lo suficientemente sano para recibir un transplante. Estas pruebas incluyen rayos x de pecho, electrocardiograma, tomografía computarizada, pruebas de función muscular y exámenes de sangre. Usted podría necesitar estas pruebas más de una vez. Además podría requerir de una prueba con trago de bario para averiguar si usted puede tragar sin dificultad. Esto es importante porque un transplante de pulmón puede causar daño de nervios y problemas para tragar. Consulte a su médico para obtener más información sobre estos y otros exámenes que usted podría necesitar.
  • Vacúnese: Si usted tiene su tarjeta de vacunas, muéstresela a su equipo de transplante. Usted podría necesitar vacunas o refuerzos para prevenir la neumonía, el tétano, la hepatitis B, la gripe y otras infecciones. Es importante ponerse estas vacunas ahora porque usted correrá con un alto riesgo de infección después de su transplante.

Prepárese para su cirugía:

  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en su vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Línea arterial o sonda arterial pulmonar: La línea arterial es un tubo que se coloca dentro de una arteria, generalmente en la muñeca o ingle. Se usa para monitorear la presión sanguínea continuamente o para sacar sangre. La sonda arterial pulmonar es un tubo que se coloca por medio de una vena que llega hasta el corazón y las arterias que llegan hasta los pulmones. Se usa para monitorear el flujo sanguíneo a través de su corazón durante y después de la cirugía.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Le darán anestesia para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Su cirujano le hará 1 o 2 incisiones empezando por la axila y pasando a través del pecho. Luego le extraerá el pulmón que le está fallando y colocará en su lugar el pulmón del donante. El médico conectará el pulmón del donante a sus vías respiratorias y a los vasos capilares de su corazón. Si usted va recibir un transplante pulmonar doble, primero le removerán y colocarán el pulmón más débil. Es probable que le coloquen una sonda endotraqueal en uno de los pulmones mientras le sacan el otro pulmón para reemplazarlo. El tubo endotraqueal se conecta a un ventilador para ayudarle a respirar. Usted también podría necesitar de un bypass cardiopulmonar durante la cirugía. Este proceso implica el uso de una máquina que bombea sangre y provee oxígeno en vez de su corazón y pulmones.
  • Su cirujano le insertará un tubo delgado conocido como broncoscopio por la garganta y hasta llegar a sus vías respiratorias. La luz y la cámara que vienen con el broncoscopio le permiten al médico revisar las incisiones y puntadas dentro de las vías respiratorias. A usted le colocarán de 2 a 3 tubos en cada incisión para drenar líquido y aire. Le cerrarán las incisiones con puntadas y las cubrirán con vendas.

Después de la cirugía:

  • Lo pasarán a la unidad de cuidados intensivos donde usted descansará y será monitoreado. Le revisarán la presión sanguínea, la respiración, el ritmo cardíaco y la temperatura con frecuencia después de la cirugía. Le podrían dar medicamento para mantenerlo dormido y cómodo por un tiempo después de la cirugía. Además le colocarán un tubo endotraqueal (ET) en la boca y garganta. El tubo se conecta a un ventilador que le ayudará a respirar. Luego removerán el tubo cuando usted ya pueda respirar bien por sí mismo.
  • Cuando usted se despierte notará que tiene muchos tubos. Los tubos le causarán molestia y le dificultarán el movimiento, pero le ayudan a los médicos a monitorear su condición. No se levante de la cama hasta que el médico lo autorice y haya alguien para ayudarlo. Los médicos le revisarán la herida con frecuencia para ver si hay signos de infección. Los médicos también le darán medicamentos para el dolor.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted tiene fiebre.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene falta de aliento o ésta empeora.
  • Usted tiene dolor en el pecho.

RIESGOS:

  • Usted podría perder más sangre de lo esperado durante la cirugía y requerir de una transfusión de sangre. Se le podría formar un coágulo sanguíneo potencialmente mortal. Usted podría contraer una infección en los pulmones o en la incisión. El líquido podría acumularse en sus pulmones o alrededor de su corazón. Su pulmón donado podría sufrir daños antes o después de la cirugía. Además su ritmo cardíaco podría ser irregular por un tiempo después de la cirugía. Sus puntadas podrían abrirse y por ende usted podría necesitar de otra cirugía para arreglarle las puntadas.
  • Usted podría sufrir daño a los nervios que le provoque dificultad para toser y expulsar el líquido de sus vías respiratorias. El daño de nervios también aumenta el riesgo de dificultad para tragar, o incluso podría desarrollar reflujo gastroesofágico o infecciones después de su transplante. Es probable que su nuevo pulmón no funcione correctamente. Usted podría requerir de otro transplante. Si usted recibió solo un transplante, su pulmón no transplantado podría colapsar o desarrollar una infección o cáncer.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide