Skip to Content

Tiroidectomía Parcial

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre una tiroidectomía parcial?

Una tiroidectomía parcial es una cirugía para extraer una parte de la glándula tiroidea. La glándula tiroidea produce las hormonas que regulan el metabolismo, la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca. La glándula tiroidea tiene forma de mariposa. Se encuentra en la parte inferior delantera del cuello. Si tiene cáncer de tiroides o una protuberancia en la tiroides, es posible que deba realizarse una tiroidectomía parcial. Incluso una protuberancia que no es cáncer puede crecer y causar problemas respiratorios. También podría necesitar esta cirugía si tiene hipertiroidismo. Esto significa que su tiroides produce demasiada hormona tiroidea.

Glándulas tiroides y paratiroides

¿Cómo me preparo para una tiroidectomía parcial?

  • Su médico le indicará cómo prepararse para la cirugía. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche anterior a la cirugía. El médico le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no el día de la cirugía. Los exámenes de sangre sirven para comprobar las cantidades de calcio y de hormona tiroidea en la sangre. Es posible que le den antitiroideos para reducir la cantidad de hormona tiroidea producida por la glándula tiroidea.
  • Usted y su cirujano decidirán el tipo de cirugía adecuado para usted. Una tiroidectomía puede hacerse de varias maneras. El cirujano le realizará una incisión en la parte inferior del cuello. Esto es una tiroidectomía convencional. Una cirugía endoscópica implica varias pequeñas incisiones en el cuello. Se colocan herramientas y una pequeña cámara en las incisiones. La cámara ayuda al cirujano a encontrar el área adecuada para la cirugía. Una cirugía robótica implica incisiones en el pecho y la axila, o más arriba en el cuello. Las cirugías endoscópica y robótica dejan cicatrices más pequeñas y menos visibles.
  • Una ecografía puede realizarse para comprobar el estado de la tiroides y las zonas cercanas a la tiroides. Esto lo ayudará a orientar a su cirujano durante la cirugía.
  • Una gammagrafía de tiroides puede mostrar qué tan bien está funcionando su tiroides. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.
  • Una resonancia magnética (RM) puede realizarse para obtener imágenes de los músculos del cuello, las articulaciones, los huesos y los vasos sanguíneos. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal dentro de su cuerpo o por encima.
  • Laringoscopía puede ser necesaria antes de su cirugía. Esta prueba ayuda a su médico a comprobar cómo funciona la laringe.

¿Qué sucede durante una tiroidectomía parcial?

  • Por lo general, antes de una tiroidectomía parcial, se administra anestesia general. Este medicamento lo mantendrá completamente dormido y no sentirá dolor durante la cirugía. O en su lugar podrían administrarle anestesia local para adormecer el área. Es posible que sienta algo de presión durante la cirugía, pero no sentirá dolor.
  • Después de una o más incisiones, el cirujano extirpará parte de la glándula tiroidea. Si usted tiene cáncer, es posible que el cirujano también extraiga el tejido y los ganglios linfáticos que se encuentran alrededor de la tiroides. Si está despierto durante la cirugía, puede que le pidan que les hable a sus médicos.
  • Podrían colocarle uno o más tubos de drenaje en la incisión para extraer el exceso de líquido del área de la cirugía. Cerrarán la incisión con puntos o un pegamento quirúrgico, y la cubrirán con un vendaje.

¿Qué debo esperar después de una tiroidectomía parcial?

Informe a los médicos si tiene dificultad para respirar o tragar. Dígales si siente el vendaje más apretado. Le harán análisis de sangre para medir sus niveles de calcio y hormona tiroidea en la sangre.

  • Medicamento se le administrarán para restaurar el nivel de hormona tiroidea a la normalidad. Una tiroidectomía parcial significa que la glándula tiroidea puede producir algunas hormonas tiroideas. Es posible que deba tomar medicamentos todos los días para mantener estable su nivel de hormona tiroidea. Pueden administrarle analgésicos después de la cirugía. Es posible que le den yodo radioactivo si le extirparon la glándula tiroidea a causa de cáncer. Este medicamento podría matar las células cancerosas que no fueron extraídas durante la cirugía.
  • La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias y a evitar una infección en los pulmones. Respire hondo lentamente y contenga el aliento tanto como pueda. Luego expulse el aire. Respire profundo 10 veces seguidas cada hora mientras esté despierto. Es posible que se le pidan que use un espirómetro incentivo para ayudarlo con esto. Coloque la boquilla plástica en su boca y lentamente tome aire lo más profundo que pueda. Contenga la respiración lo más que pueda. Luego expulse el aire.

¿Cuáles son los riesgos de una tiroidectomía parcial?

Usted podría sangrar más de lo esperado y necesitar una transfusión de sangre. Su voz podría estar ronca o débil después de la cirugía, y esto podría convertirse en un problema de larga duración. Además su cuello podría mostrar moretones e inflamarse y causarle dificultad para respirar o tragar. Es posible que sus glándulas paratiroideas no funcionen tan bien como antes de la cirugía. Esto podría provocar una caída excesiva de sus niveles de calcio. Los niveles de calcio bajos pueden causar muchos problemas, incluyendo ritmo cardíaco irregular, espasmos musculares y convulsiones. Esto podría representar un problema de corta duración después de la cirugía o más bien convertirse en un problema de larga duración.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide