Skip to Content

Terapias No Farmacológicas Para El Manejo Del Dolor En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Hay una cantidad de terapias además del medicamento que pueden disminuir el dolor de su hijo. El médico de su hijo lo ayudará a elegir terapias que sean adecuadas para él. Cada terapia tiene ventajas y puede funcionar mejor para ciertos grupos de edad. Usted podría necesitar de capacitación en casos en los que la terapia requiere de su ayuda para guiar a su niño en sus ejercicios.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo está triste, deprimido o no puede sobrellevar su dolor o enfermedad.
  • El dolor de su hijo está peor que antes y no mejora o tiene dolor nuevo.

Comuníquese con el médico de su hijo o el especialista en trastornos del dolor si:

  • Su hijo está tenso y no es capaz de relajarse a causa de su afección.
  • Tiene alguna pregunta acerca de la condición o cuidado del niño.

Programe una cita de seguimiento con el médico de su hijo o el especialista en trastornos del dolor según lo indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Terapias que se usan con medicamentos para ayudar a controlar el dolor:

  • El calor ayuda a disminuir dolor y espasmos musculares. Aplique calor al área por 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días que se lo indicaron.
  • El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use una bolsa con hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cubra con una toalla y aplíquelo sobre el área por 15 a 20 minutos cada hora, según indicaciones.
  • El masaje terapéutico puede ayudar a relajar los músculos de su hijo y disminuir el dolor.
  • Fisioterapia ayuda a su hijo con ejercicios para mejorar el movimiento y la fuerza, y disminuir el dolor.
  • La unidad de electroestimulación nerviosa transcutánea (TENS) es un dispositivo portátil, tamaño de bolsillo, alimentado por batería, que se adhiere a la piel de su hijo. Por lo general se coloca sobre el área dolorida. Usa señales eléctricas leves y seguras para ayudar a controlar el dolor.

Otras maneras para ayudar a controlar o disminuir el dolor de su hijo:

  • La bioretroalimentación ayuda a que el cuerpo de su hijo reaccione de manera diferente al estrés causado por el dolor. Los médicos pueden llegar a usar una máquina de bioretroalimentación para ayudarlo a reconocer cuándo su cuerpo está relajado. Su hijo aprenderá cómo es su respiración y ritmo cardiaco cuando esté relajado. Cuando su hijo sienta dolor, practicará llevar la respiración y el ritmo cardiaco a esos niveles. Esto puede ayudar a su hijo a controlar mejor su dolor.
  • La hipnosis o hipnoterapia puede ayudar a su hijo a bloquear el dolor y otras distracciones.
  • El refuerzo positivo se trata de halagar a su hijo por ser valiente durante un procedimiento o cirugía, o mientras se recupera de una enfermedad. Las recompensas, como juguetes, juegos o calcomanías, también pueden servir.
  • Los ejercicios de relajación le enseñan a su hijo a inhalar profundamente hasta que su estómago se levante un poco y luego expirar lentamente. Para relajar los músculos, los ejercicios le enseñan a su hijo a tensar los músculos y luego relajarlos. Guíe a su hijo a través de este ejercicio comenzando con los músculos del pie, subiendo lentamente por la pierna. Luego pase a los músculos del cuerpo medio, los brazos, el cuello y la cabeza.
  • La distracción ayuda a su hijo a aprender a enfocar su atención en algo que no sea el dolor. La distracción incluye actividades como la pintura, jugar juegos de mesa o de video, o ver televisión. Visitar a amigos o jugar con animales también puede ser una forma de distracción.
  • La imaginación guiada enseña al niño a recrear una imagen en su mente. Su hijo aprende a concentrarse en la fotografía en lugar de en su dolor. Esto puede ayudarlo a cambiar la manera en que su cuerpo percibe y reacciona al dolor.
  • La música puede ayudar a subir los niveles de energía y el estado de ánimo de su hijo. Puede ayudar a disminuir el dolor al liberar endorfinas. Las endorfinas son químicos naturales del cuerpo que disminuyen el dolor. La música puede ayudar a distraer al niño para que no piense en el dolor. Ayude a su hijo a escoger canciones que lo hagan sentir feliz, calmado o relajado. Usted puede reproducir sus canciones favoritas justo antes de un procedimiento o cuando siente dolor. La música puede utilizarse con cualquiera de las otras técnicas, como relajación y distracción.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide