Skip to Content

Tenosinovitis Poplítea

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es?

La tenosinovitis poplítea es un desgarramiento del tendón poplíteo. También se conoce con el nombre de tendinitis poplítea. Un tendón es un cordón de tejido muy fuerte que conecta los músculos con los huesos. El tendón poplíteo se extiende desde la parte baja de la cara posterior del hueso del muslo (fémur), pasa por la cara posterior de la rodilla y llega hasta la parte superior de la cara frontal de la espinilla. El tendón poplíteo evita que al correr, la parte inferior de la pierna se tuerza hacia fuera.

Causas:

Frecuentemente, la tendinitis poplítea es causada cuando los pies se tuercen hacia dentro. Bajar corriendo por una pendiente también puede desgarrar el tendón poplíteo, debido a la presión excesiva que dicha acción ejerce, sobre el tendón.

Signos y síntomas:

Debido a la tendinitis poplítea, usted puede presentar inflamación (dolor, sensibilidad o hinchazón) en la parte externa de su rodilla. La inflamación puede empeorar al ignorar el dolor y continuar ejercitándose. Con el tiempo, esto puede causar la formación de un tejido cicatrizal. Este tejido cicatrizal puede producir dolor para siempre cada vez que hace ejercicios. Puede tomar semanas para recuperarse totalmente de la tendinitis.

Cuidados:

  • La parte más importante en el tratamiento para la tendinitis es la quietud de su tendón poplíteo mientras el tendón se recupera. La quietud de sus piernas disminuye la inflamación y evita que la tendinitis empeore. Cuando el dolor haya disminuido, lentamente comience sus movimientos normales.
  • El hielo constriñe (estrecha) los vasos sanguíneos, lo cual ayuda a disminuir la inflamación (hinchazón, enrojecimiento y dolor). Introduzca hielo picado en una bolsa plástica y envuelva bolsa en una toalla. Luego, colóquela debajo de su rodilla y déjela durante 15 o 20 minutos en cada hora y tantas veces como considere necesario. No duerma sobre la bolsa porque puede sufrir serias quemaduras.
  • Los médicos pueden envolver su rodilla con una cinta adhesiva o con una venda elástica para evitar la hinchazón. Pueden ordenarle que coloque su pierna elevada sobre un banco o sobre una almohada para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Usted puede usar ibuprofeno y acetaminofén para aliviar su dolor. Estas medicinas son fáciles de conseguir porque son de venta libre (sin receta médica). Si usted sufre de alergia a la aspirina, no tome ibuprofeno.
  • Su médico puede ordenarle tratamientos de fisioterapia. Un fisioterapeuta le hará los tratamientos para que su tendinitis mejore con más rapidez. Los ejercicios para fortalecer su tendón, comenzarán después que la tendinitis haya mejorado.
    • Los médicos pueden utilizar ultrasonido para aumentar el flujo de sangre hacia el área afectada. Esto ayuda a que su tendinitis mejore con más rapidez.
    • Los médicos pueden utilizar los masajes para estirar el tejido y atraer calor a la lesión para aumentar la circulación de la sangre. Esto acelera la mejoría de su pierna.
    • Cuando su médico lo autorice, usted puede aumentar gradualmente la cantidad de peso que usted recarga sobre su pierna afectada. Le dirán que, a medida que aumenta el uso de su pierna, usted debe estar seguro de no sentir ningún dolor.
    • Los médicos pueden ordenarle que utilice unas plantillas especiales y que use zapatos que tengan reforzada la parte que rodea al talón. Esto ayuda a controlar el talón para que no se tuerza hacia adentro.
    • No vuelva a correr hasta que el dolor haya desaparecido totalmente y su médico lo autorice.
    • Cuando su médico lo autorice, comience lentamente a ejercitarse realizando actividades como, correr o montar en bicicleta.
      • Los primeros ejercicios que usted debe hacer siempre son los de estiramiento. Esto suelta los músculos, especialmente el músculo del tendón de la corva, ubicado el parte posterior del muslo. El estiramiento también disminuye el estrés sobre el tendón poplíteo.
      • No corra cuesta abajo al menos durante las 3 semanas siguientes de haber empezado con autorización del médico, a correr nuevamente.

Llame a su médico si:

  • El dolor y la hinchazón han aumentado.
  • Usted presenta nuevos síntomas que no tienen ninguna explicación.
  • Su temperatura está sobre los 100.4 grados F (38 grados C).

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de sus cuidados. Para ayudar en esta planificación; usted debe informarse acerca de su estado de salud y sobre la forma como puede tratarse. De esta manera, usted y sus médicos pueden hablar acerca de sus opciones y decidir el cuidado que se usará durante su tratamiento. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide