Skip to Content

Temblor Hereditario

CUIDADO AMBULATORIO:

Un temblor hereditario

es el temblor muscular incontrolado que no tiene causa conocida. El médico puede diagnosticar el temblor hereditario según los signos y síntomas que tenga. Pueden hacerse otros exámenes para asegurarse de que no haya otra condición que cause los temblores. Los temblores hereditarios pueden ocurrir a cualquier edad, pero son más comunes después de los 40 años de edad.

Signos y síntomas comunes del temblor hereditario:

Los signos y síntomas pueden ser de leves a graves. Puede tener temblores al intentar quedarse quieto o al moverse. Cualquiera de las siguientes manifestaciones puede empeorar lentamente con el tiempo:

  • Sacudidas con las manos o los brazos, especialmente al sostener o alcanzar objetos
  • Temblor de la voz al hablar
  • Sacudidas con las piernas al estar de pie
  • Dificultad para controlar las manos o brazos, sostener objetos o escribir
  • Dificultad para realizar actividades cotidianas, como cepillarse los dientes o afeitarse
  • Sacudidas o movimientos con la cabeza que no puede controlar
  • Sacudidas provocadas o agravadas por el estrés, la fatiga o las sustancias químicas como la cafeína
  • Una sensación de sacudida o temblor interior, aunque su cuerpo no se sacuda

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría no ser necesario. Si los temblores son graves o le impiden que lleve a cabo sus actividades diarias, lo siguiente puede ser útil:

  • Medicamentos, pueden administrarse para controlar los temblores, para que pueda hacer las actividades normales más fácilmente. Los medicamentos no controlarán ni detendrán los temblores por completo, pero pueden ayudar.
  • Una estimulación cerebral profunda es un procedimiento que se utiliza si otros tratamientos no controlan los temblores. Se administra estimulación eléctrica en las partes del cerebro que controlan el movimiento. La estimulación detiene el funcionamiento de esas partes del cerebro.
  • Cirugía puede utilizarse si los temblores son graves y los medicamentos no ayudan. La cirugía se puede utilizar para destruir una parte del tálamo. El tálamo es una parte del cerebro que controla el movimiento y la coordinación.

El manejo de su síntomas:

  • Vaya a terapia ocupacional como le hayan indicado. Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a encontrar nuevas formas de hacer sus actividades diarias. Por ejemplo, puede aprender a usar pesas de muñeca durante actividades tales como cepillarse los dientes. Las pesas pueden ayudar a estabilizar los brazos y las manos.
  • Use dispositivos de apoyo como se le indique. Los utensilios con peso pueden ayudarlo a controlar sus movimientos mientras come. Los equipos de adaptación para la computadora, como el mouse con bola rodante (trackball), pueden ayudar a facilitar el uso de las computadoras. También puede ser útil instalar el software de reconocimiento de voz en la computadora. El software permite que hable en lugar de utilizar el teclado para escribir. Los artefactos eléctricos, tales como abrelatas y cepillos de dientes eléctricos, pueden facilitar la vida cotidiana. Consulte al médico o al terapeuta ocupacional para obtener más información sobre los dispositivos de ayuda.
  • Use ropa fácil de poner y sacar. Algunos ejemplos incluyen zapatos que no necesiten cordones y camisas sin botones. También puede conseguir un dispositivo que ayuda a pasar los botones a través de los orificios correspondientes.
  • No consuma cafeína. La cafeína puede empeorar los temblores.
  • No fume. La nicotina y otros químicos de los cigarrillos y cigarros pueden empeorar los temblores. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Controle el estrés. El estrés puede provocar temblores o empeorarlos. Encuentre formas de manejar el estrés, como practicar respiración profunda, escuchar música o recibir un masaje. Hable con su médico si necesita ayuda para controlar la ansiedad.
  • Pregunte sobre los medicamentos. Algunos medicamentos pueden empeorar los temblores. Un ejemplo son los medicamentos para el resfriado. Hable con su médico acerca de todos los medicamentos que usted toma.
  • Lleve un registro de los temblores. Incluya cuándo ocurrieron los temblores y cuánto duraron. Haga una lista de todo lo que usted crea que puede haberle provocado o detenido los temblores. Podría ser útil incluir cualquier alimento o bebida que haya tomado que contenga cafeína o fuese inusual para usted. Traiga el registro con usted a las consultas de control.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que lo deriven para que vea a un neurólogo (especialista del sistema nervioso). Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide