Skip to Content

Suspensión Del Cuello De La Vejiga

LO QUE NECESITA SABER:

La suspensión de cuello de la vejiga es una cirugía para mover su vejiga y uretra de regreso a sus posiciones correctas. Esta cirugía se usa para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo. Es posible que la orina gotee cuando usted se esfuerce, como al toser, estornudar, reír o levantar un objeto pesado.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Póngase de acuerdo con alguien para que la lleve a su casa después de la cirugía y que se quede con usted durante al menos 24 horas.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma. Incluya medicamentos recetados y no recetados, vitaminas, hierbas y suplementos. El cirujano le dirá si necesita dejar de tomar alguno de estos medicamentos antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo.
  • Informe a su cirujano sobre todas las alergias que tenga. Infórmele si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a la anestesia o a otros medicamentos.
  • Es posible que deba hacerse análisis de sangre o de orina antes de su cirugía.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Infórmele si usted o algún familiar han tenido problemas con la anestesia. Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. En su lugar, se puede administrar anestesia epidural o raquídea para adormecer el área. Usted todavía puede sentir presión durante la cirugía si le aplican anestesia espinal o epidural.

La noche previa a la cirugía:

Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Tome solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • Se puede colocar una vía intravenosa en una vena. Se pueden administrar medicamentos o líquidos por vía intravenosa.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. En su lugar, se puede administrar anestesia epidural o raquídea para adormecer el área. Usted todavía puede sentir presión durante la cirugía si le aplican anestesia espinal o epidural.
  • Su cirujano realizará una incisión en su vagina. Es posible que le realice otra incisión en la parte baja de su abdomen. Usará puntos de sutura alrededor de su vejiga para sostenerla contra la pared abdominal. Esto ayuda a evitar que la orina gotee cuando usted se esfuerce.
  • La incisión se cerraría con puntadas. Es posible que le coloquen vendajes de gaza con crema médica en su vagina. Esto la ayudará a sanar y disminuirá el riesgo de infección.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Lo mantendrán bajo observación minuciosa por si se presenta cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Usted podrá entonces irse a su casa o ser llevado a su habitación de hospital.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

RIESGOS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. La cirugía podría obstruir su vejiga y provocar irritación y dificultad para orinar. Se puede desarrollar una fístula (conexión anormal) entre la vagina y el recto. Usted podría desarrollar un coágulo de sangre en el brazo o en la pierna. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.