Skip to Content

Sobredosis De Medicamentos De Venta Sin Receta En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una sobredosis de medicamentos de venta sin receta

ocurre cuando se toma más medicamento del que es seguro tomar. El medicamento de venta sin receta también se llama medicamento de venta libre. No es necesaria una receta para comprar estos medicamentos. Los medicamentos de venta sin receta usualmente son seguros para su niño cuando se toman correctamente. Una sobredosis de medicamento podría ser leve, o puede ser una emergencia que amenace la vida.

Los signos y síntomas de una sobredosis leve de medicamentos de venta sin receta:

  • Piel enrojecida o sequedad en la boca
  • Dolor estomacal, náuseas y vómito
  • Zumbido en los oídos y dificultad para oír

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo está inconsciente, no respira, o tiene convulsiones.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene dolor abdominal.
  • Su hijo tiene poca o nada de orina, tiene dificultad para tener una evacuación intestinal.
  • Su hijo está confundido o ve o escucha cosas que no existen.

Comuníquese con el médico o pediatra de su niño si:

  • Su hijo se ve enrojecido y más cansado de lo normal.
  • Su hijo tiene náusea y está vomitando.
  • Su hijo se ha tragado una cantidad de medicamento que podría ser dañino, pero no tiene ningún signo ni síntoma.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos de venta sin receta que podrían provocar una sobredosis en los niños:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. El acetaminofeno también se puede encontrar junto con otros medicamentos de venta sin receta. Estos podrían incluir medicamentos que se utilizan para tratar la tos y otros síntomas de un resfriado.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) ayudan a disminuir el dolor, la inflamación y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño toma medicamentos anticoagulantes, siempre consulte con su médico si los AINEs son seguros para él. El iboprufeno y la aspirina son los nombres más comunes de AINEs. No administre AINEs a los niños menores de 6 meses de edad sin que su médico lo haya indicado.
  • Medicamentos para la tos y el resfriado:
    • Los antihistamínicos se utilizan para disminuir la mucosidad que podría producirse con una enfermedad. Este medicamento se utiliza para disminuir el flujo nasal, los síntomas de las alergias y para ayudar a una persona a dormir. La difenhidramina es el nombre de un antihistamínico común. Los antihistamínicos también se pueden encontrar junto con otros medicamentos de venta sin receta que se utilizan para tratar la tos y otros síntomas de un resfriado.
    • Los antitusivos también se conocen como supresores de la tos. Los medicamentos antitusivos se utilizan para disminuir la tos fuerte que no parece mejorar.
    • Los descongestionantes se utilizan para limpiar la nariz y los senos paranasales. Los senos paranasales son espacios huecos dentro del cráneo que se encuentran detrás de los huesos de la frente, mejillas y ojos. La pseudoefedrina es el nombre de un descongestionante común.
    • Los expectorantes aflojan la mucosidad para permitirle toser. Esto puede eliminar la mucosidad de los pulmones y facilitar la respiración. La guaifenesina es el nombre de un expectorante común.

Signos y síntomas de una sobredosis severa o potencialmente mortal por medicamentos de venta sin receta:

  • Latido cardíaco acelerado
  • Vómitos o vómito que contiene sangre
  • Dificultad para tener una evacuación intestinal o no poder orinar
  • Alucinaciones (ver u oír cosas que no existen) o tener dificultad para hablar con claridad
  • Pupilas dilatadas (grandes), hiperactividad (dificultad para pararse o sentarse quieto), o convulsiones
  • Mareos, sueño, dificultad para respirar, confusión, o estar inconsciente

El tratamiento para una sobredosis leve de medicamentos de venta sin receta

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Carbón activado es un medicamento que se puede tener una presentación como polvo o líquido. Los médicos podrían administrar carbón activado a su niño si ha ingerido demasiado medicamento. El carbón activado ayuda a absorber el medicamento que aún está en el estómago de su niño. Es posible que su niño vomite cuando se administre el carbón activado.
  • Los eméticos son medicamentos que provocan que su niño vomite. Vomitar puede ayudar a eliminar el medicamento del estómago de su hijo, para que su organismo absorba una menor cantidad.
  • Un lavado gástrico algunas veces se conoce como bombeo estomacal. Los médicos limpian el estómago de su niño para deshacerse de la mayor cantidad de medicamento posible.
  • Un electrocardiograma registra el ritmo cardíaco de su niño y que tan rápido late su corazón. Se usa para revisar los cambios o problemas en diferentes áreas de su corazón.
  • Una sonda nasogástrica (NG) podría ser guiado desde la nariz de su niño hacia su estómago. El tubo podría conectarse a un succionador para extraer el medicamento del estómago de su niño. Su hijo también podría recibir medicamentos a través de este tubo, como el carbón activado.
  • La N-acetilcisteína (NAC) detiene el efecto de algunos tipos de medicamentos, como el acetaminofeno, en el cuerpo de su niño. La NAC podría evitar algunos de los problemas a causa de la sobredosis de su niño. Se puede administrar como medicamento para que su niño lo trague o a través de una vía intravenosa.

El tratamiento para una sobredosis severa o potencialmente mortal de medicamentos de venta sin receta

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Los anticonvulsivos se administran para detener las convulsiones que podrían ser provocadas por la sobredosis de medicamentos.
  • Sedantes podrían ayudar a mantener a su niño calmado y relajado si está molesto o agitado (se enoja fácilmente).
  • Vasopresores ayudan a encoger (hacer mas angosto) los vasos sanguíneos y a aumentar la presión arterial de su niño. Estos podrían ser necesarios si la sobredosis de medicamento provocó que la presión arterial de su niño esté más baja de lo que debería.
  • Un respirador es una máquina que administra oxígeno al niño y respira por el niño cuando él no lo puede hacer por sí solo. Se coloca un tubo endotraqueal (tubo ET) por la boca o nariz del niño que se conecta al ventilador. Puede que el paciente necesite de una traqueotomía si no se puede colocar el tubo. Una traqueotomía es cuando un tubo o sonda se introduce mediante una incisión dentro de la tráquea.
  • Un trasplante de hígado si el hígado de su niño está gravemente dañado por el medicamento de la sobredosis. Esta es una cirugía para reemplazar el hígado dañado de su niño con uno sano de un donante.

Dele a su niño la cantidad correcta de medicamento a las horas correctas:

  • Dele a su niño la cantidad de medicamento que su médico le indique. La cantidad se basa en su peso.
  • Escriba la cantidad de medicamento que su niño toma y las horas en que lo toma. Esto podría ayudarlo a evitar que usted u otra persona le administren otra dosis por equivocación.
  • Mantenga el horario que le dio el médico de su niño. Si usted no recibió esta información del médico de su niño, pídasela. Pregúntele al médico de su niño que hacer si su niño omite una dosis o si no la recibe a tiempo.
  • Use la cuchara, taza, jeringa, o gotero que viene con el empaque del medicamento de su niño. No use una cuchara de la cocina para medir el medicamento de su niño porque no es la medida correcta.

Lea cuidadosamente las etiquetas en el medicamento de su niño:

  • Revise las edades indicadas en la etiqueta del medicamento. Algunos medicamentos de venta sin receta, como las de la tos o resfriados, no deberían administrarse a niños menores de 2 años de edad.
  • Revise en la etiqueta del medicamento los ingredientes activos. Los ingredientes activos mostrarán cuál medicamento está en el envase, como el acetaminofeno. Asegúrese de no darle a su niño más medicamentos con el mismo ingrediente activo.
  • Revise cuidadosamente la etiqueta del medicamento antes de darle el medicamento a su niño. Si el paquete del medicamento contiene más de una tableta, asegúrese de darle el número correcto de tabletas a su niño.
  • Asegúrese que el paquete de medicamento no haya sido abierto antes de que lo use.

Otras maneras en las que usted puede evitar una sobredosis:

  • No deje que su niño tome el medicamento de otra persona, especialmente el medicamento de un adulto.
  • Mantenga el medicamento fuera del alcance de los niños.

Que hacer si usted sospecha que su niño ha consumido demasiados medicamentos de venta sin receta:

Comuníquese con el Centro de control de envenenamientos inmediatamente . El número de teléfono es 1-800-222-1222 . Mantenga este número junto a cada teléfono en su hogar y en su teléfono celular.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide