Skip to Content

Sialoadenitis

LO QUE NECESITA SABER:

La sialoadenitis es una inflamación o infección de una o más de las glándulas salivarias. Una piedra pequeña puede bloquear la glándula salivaria y causar inflamación. La infección podría ser la consecuencia de un virus o una bacteria. Se puede desarrollar sialoadenitis en un lado de su cara o en los dos lados. Usted podría tener sialoadenitis una vez o ésta puede reaparecer y tenerla por un mucho tiempo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Manejo de su sialoadenitis:

Es importante manejar su sialoadenitis para ayudar a prevenir infecciones en un futuro.

  • Consumo de líquidos: Los adultos deberían tomar de 9 a 13 vasos de líquido todos los días. Una taza son 8 onzas. Las mejores elecciones de líquido para la mayoría de las personas incluyen el agua, jugo, y leche. El café, sopa, y las frutas, pueden también incluirse en su consumo de líquido diario. Pregunte a su médico cuánto líquido debe tomar cada día.
  • Mantenga su boca hidratada: Para que la saliva fluya, chupe dulces duros o mastique chicle sin azúcar. Los sabores ácidos como el limón o la naranja le ayudarán a que la saliva fluya. Esto le ayudará a tener su boca hidratada y a expulsar alguna piedra que esté bloqueando su ducto salivario.
  • Enjuáguese la boca: Use agua o un enjuague bucal para limpiar el pus que podría estar drenando dentro de su boca.
  • Hacer un masaje en su mandíbula: Hágase un masaje en el área donde tiene inflamadas las glándulas. Esto le puede ayudar disipar la inflamación y el dolor al empujar el pus fuera de las glándulas.
  • Aplique calor: Coloque una toallita caliente y húmeda en el área.

Medicamentos:

  • Los AINE (analgésicos antiinflamatorios no esteroides) pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Analgésicos: Usted podría recibir medicamento para quitarle o reducir el dolor. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
  • Antibióticos: Este medicamento ayudará a combatir una infección. Usted recibirá antibióticos si una infección bacterial es la causante de su sialoadenitis. Tome sus antibióticos hasta que se los termine, aunque se sienta mejor.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Haga su cita de control con su médico o con el especialista en oído, nariz y garganta como se lo indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Comuníquese con su médico o su especialista en oídos, nariz, y garganta si:

  • El dolor y la inflamación no desaparecen dentro de 2 días, o más bien empeoran.
  • Su boca y ojos están muy secos.
  • Usted ha perdido movimiento en un lado de su cara.
  • Tiene alguna pregunta acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Tiene fiebre.
  • Su glándula salivaria se enrojece y calienta o está drenando pus.
  • Tiene dificultad para abrir la boca debido a la inflamación.
  • Tiene dificultad para respirar o tragar debido a la inflamación.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide