Skip to Content

Seudogota

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la seudogota?

La seudogota es un tipo de artritis. También se denomina enfermedad por depósitos de dihidrato de pirofosfato cálcico. La seudogota provoca la formación de cristales de calcio en el cartílago y la acumulación de líquido denominado fluido sinovial que se encuentra alrededor de las articulaciones. Los cristales provocan daños al cartílago y pueden causar inflamación que produce el dolor en las articulaciones. Esto se conoce como un episodio. La seudogota por lo general afecta las articulaciones grandes, como la rodilla.

¿Qué aumenta mi riesgo de seudogota?

  • Ser mayor de 50 años
  • Trauma o cirugía en una articulación
  • Un historial familiar de gota o artritis
  • Niveles altos de calcio o hierro en la sangre o niveles bajos de magnesio o fosfato
  • Deshidratación
  • Una condición médica como hipotiroidismo, osteoartritis o diabetes

¿Cuáles son los signos y síntomas de la seudogota?

  • Un fuerte y repentino dolor en más de una articulación
  • Inflamación, enrojecimiento, calor, dolor en las articulaciones
  • Articulaciones rígidas en las mañanas que luego se aflojan a medida que se moviliza
  • Se disminuye el rango de movimiento de la articulación
  • Dolor e inflamación que dura más de 2 semanas y regresa después de períodos sin dolor ni inflamación
  • Fiebre o escalofríos
  • Articulaciones que se deforman con el paso del tiempo

¿Cómo se diagnostica la seudogota?

Su médico le tomará una muestra del líquido de articulación afectada. La muestra será examinada para cristales de calcio. Usted también puede necesitar radiografías o una tomografía computarizada (TC) para que su médico pueda determinar si hay depósitos de calcio en su cartílago. Es posible que se ordenen unas radiografías o un ultrasonido para revisar si hay daño a la articulación.

¿Cuál es el tratamiento para la seudogota?

Los cristales no se pueden retirar. La meta del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación con el fin de mantener la función de la articulación. El tratamiento también puede ayudar a prevenir la gota o la artritis reumatoide.

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Medicamento Se pueden administrar para disminuir la inflamación o el dolor. Los medicamentos también se pueden usar para prevenir la gota o la artritis reumatoide.
  • Succión es un procedimiento que se usa para drenar el líquido alrededor de la articulación. Su médico también le puede inyectar un medicamento esteroide en el interior de la articulación después de la aspiración. Los esteroides reducen la inflamación y pueden aliviar el dolor.
  • Cirugía se puede usar para reemplazar una articulación si usted desarrolla un daño severo en la articulación.

¿Qué puedo hacer para manejar la seudogota?

  • Descanse su articulación adolorida para que pueda recuperarse. Su médico podría recomendarle que use muletas o un caminador si la articulación afectada está en una pierna.
  • Aplique hielo a su articulación. El hielo disminuye el dolor y la inflamación. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra la compresa de hielo o bolsa con una toalla y póngasela en la articulación adolorida de 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones.
  • Eleve su articulación. Esto le ayudará a disminuir la inflamación y el dolor. Eleve su articulación por encima del nivel del corazón con la frecuencia que pueda. Apoye su articulación adolorida sobre almohadas para mantenerla cómodamente por encima del nivel del corazón.
  • Asista a terapia física u ocupacional como se le indique. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento. También le pueden mostrar ejercicios que no implican soporte de peso y que son adecuados para las articulaciones como la natación. El ejercicio puede ayudarle con la flexibilidad de las articulaciones y a reducir el dolor. Un terapeuta ocupacional puede ayudarle para que aprenda a hacer sus actividades cotidianas cuando sus articulaciones estén rígidas o adoloridas.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Los líquidos ayudan a evitar la deshidratación. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene dolor articular intenso intolerable.
  • Usted tiene fiebre o enrojecimiento que se propaga más allá del área de la articulación.
  • El dolor e inflamación en su articulación no se desaparece, aún después del tratamiento.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene nuevos síntomas, como salpullido, después de empezar el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide