Skip to Content

Separación Acromioclavicular

LO QUE NECESITA SABER:

Una separación acromioclavicular o separación del hombro, es cuando su hombro o clavícula se mueve o se separa. Usualmente una separación acromioclavicular es a causa de una lesión, como una caída sobre el hombro. Los huesos se mueven o se separan, debido a que los ligamentos que sostienen los huesos en su lugar se estiran o se tuercen.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • El acetaminofén reduce el dolor y está disponible sin una receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) ayudan a disminuir la inflamación y el dolor. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Podría necesitarse una vacuna contra el tétano se podría requerir si usted tiene una herida abierta. Esta vacuna es una dosis de refuerzo que se utiliza para ayudar a evitar la difteria.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Aplique hielo:

Aplique hielo sobre su lesión por 15 a 20 minutos cada hora por el primer o segundo día. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Aplique calor:

Aplique calor sobre su herida por 20 a 30 minutos cada 2 horas después del primer o segundo día. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.

Use un dispositivo de soporte:

Es posible que usted necesite usar una correa, venda elástica o cabestrillo. Estos dispositivos mantienen su hombro en la posición correcta para que pueda sanar.

  • Use la correa o el cabestrillo constantemente por 6 a 8 semanas, aún mientras duerme. Usted puede quitarse la correa o el cabestrillo cuando se bañe. No mueva su hombro o brazo cuando no tenga puesto la correa o el cabestrillo. No levante su brazo.
  • La correa o el cabestrillo deben ser ajustados por otra persona cada día. Ajústelo lo suficiente para mantener sus hombros hacia atrás en la postura correcta. Pídale a la persona que le deje espacio suficiente para que le quepa el dedo índice entre su cuerpo y la correa. Coloque una toalla doblada en su axila para evitar que la correa ejerza presión en los nervios. Afloje la correa si usted siente adormecimiento u hormigueo en su brazo o mano.

Descanse su brazo:

Descanse su brazo el mayor tiempo posible para disminuir la inflamación y ayudarlo a que sane.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • El dolor empeora, aun después de tomar su medicamento.
  • Usted tiene una herida abierta que está roja, inflamada o drenando pus.
  • Siente adormecimiento u hormigueo en su brazo o mano.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted pierde la sensibilidad en el brazo o en la mano.
  • No puede mover el brazo o la mano.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide