Skip to Content

Seguridad Al Tomar Opiáceos

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de tomar opiáceos de manera segura?

La seguridad incluye el uso, el almacenamiento y la eliminación de los opiáceos de manera correcta. Los ejemplos de medicamentos opiáceos para el dolor incluyen oxicodona, morfina, fentanilo y codeína.

¿Cómo se administran los opiáceos?

Los opiáceos se pueden administrar en forma de píldora, parches o supositorios. También pueden administrarse como una inyección en una vena, cerca de un nervio, o en una articulación. Su receta médico podría incluir uno o más de lo siguiente:

  • Los opiáceos de acción corta actúan rápido y alivian el dolor por 3 a 6 horas. Frecuentemente se utilizan para el dolor agudo o para el dolor irruptivo.
  • Los opiáceos de acción prolongada usualmente duran por lo menos 8 horas. Usted puede tomarlos con menos frecuencia y pueden ser usados para el dolor crónico.

¿Cómo usar los opiáceos de manera segura?

  • Tome un opiáceo recetado exactamente como se indica. Los opiáceos vienen con instrucciones basadas en el tipo y la forma en que se administran. Hable con su médico o farmacéutico si tiene alguna pregunta. No tome más de la cantidad recomendada. Una cantidad en exceso puede causar una sobredosis potencialmente mortal. No continúe tomándolo después de que el dolor haya cesado. Puede desarrollar tolerancia. Esto significa que usted sigue necesitando dosis más altas para obtener el mismo efecto. También puede desarrollar un trastorno por uso de opiáceos. Esto significa que usted no puede controlar su uso de opiáceos.
  • No le dé opiáceos a otras personas ni tome opiáceos que pertenezcan a alguien más. Es posible que la cantidad que una persona toma no sea la adecuada para otra. La persona con la que los comparte también puede estar tomando medicamentos que no se mezclan con opiáceos. Puede beber alcohol o usar otras drogas que pueden causar problemas potencialmente mortales cuando se mezclan con opiáceos.
  • No debe mezclar los opiáceos con otros medicamentos o alcohol. La combinación puede causar una sobredosis o hacer que usted deje de respirar. El alcohol, las pastillas para dormir y los medicamentos como los antihistamínicos pueden hacer que usted tenga sueño. Una combinación con opiáceos puede llevar a un coma.
  • No conduzca ni maneje maquinaria pesada después de tomar un opiáceo. Es posible que usted sienta somnolencia o tenga dificultad para concentrarse. Usted puede lesionarse o lesionar a otros si conduce o usa maquinaria pesada cuando no está alerta. Su médico o farmacéutico le puede decir cuánto tiempo debe esperar después de una dosis antes de realizar estas actividades.
  • Consulte con su médico en caso que tenga efectos secundarios. Los efectos secundarios incluyen náuseas, somnolencia, picazón y dificultad para pensar con claridad. Es posible que su médico tenga que hacer cambios en el tipo o la cantidad de opiáceo que está tomando. El médico también lo puede ayudar a encontrar maneras de prevenir o aliviar los efectos secundarios.

¿Que puedo hacer para manejar el estreñimiento?

El estreñimiento es el efecto secundario más común de los medicamentos opiáceos. El estreñimiento sucede cuando usted tiene evacuaciones intestinales duras y secas o pasa más tiempo del normal entre ellas. Dígale a su médico acerca de todos los cambios en sus evacuaciones intestinales mientras esté tomando opiáceos. El médico le puede recomendar un medicamento laxante para ayudarle a tener una evacuación intestinal. El médico también puede cambiar el tipo de opiáceo que usted está tomando o el momento en que lo toma. Las siguientes son otras maneras de prevenir o aliviar el estreñimiento:

  • Tome líquidos como se le haya indicado. Puede que necesite beber más líquidos para ayudar a ablandar las evacuaciones y evacuar el intestino. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Coma alimentos altos en fibras. Esto podría ayudar a disminuir el estreñimiento al aumentar el volumen de las evacuaciones intestinales. Alimentos altos en fibra incluyen las frutas, vegetales, panes y cereales integrales, y frijoles. Su médico o dietista puede ayudarle a crear un plan alimenticio con alto contenido de fibra. Su médico puede recomendarle un suplemento de fibra si no consume suficiente fibra de los alimentos.

  • Realice actividad física con regularidad. La actividad física regular puede ayudarle a estimular sus intestinos. Caminar es un buen ejercicio para prevenir o aliviar el estreñimiento. Pregunte cuáles son los ejercicios más adecuados para usted.
    Caminar para ejercitarse
  • Programe una hora cada día para tener una evacuación intestinal. Esto podría ayudar a su cuerpo a acostumbrarse a tener evacuaciones intestinales regulares. Inclínese hacia adelante mientras está sentado en el inodoro para facilitar la expulsión de la evacuación intestinal. Siéntese en el inodoro al menos por 10 minutos, incluso si usted no tiene una evacuación intestinal.

¿Cómo almacenar los opiáceos de manera segura?

  • Almacene los opiáceos donde otros no puedan tomarlos fácilmente. Guárdelos en un armario cerrado con llave o en un área segura. No los guarde en un bolso u otra bolsa que lleve con usted. Una persona puede estar buscando otra cosa y encontrar los opiáceos.
  • Asegúrese de que los opiáceos estén fuera del alcance de los niños. Un niño puede fácilmente tomar una sobredosis de opiáceos. Los opiáceos pueden parecer dulces para un niño pequeño.

¿Cuál es la mejor manera de eliminar los opiáceos?

Las leyes varían por país y área. En los Estados Unidos, la mejor manera es devolver los opiáceos a través de un programa de recuperación. Este programa se ofrece por la Dirección de Lucha contra las Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés). Las siguientes son opciones para usar el programa:

  • Llevar los opiáceos a un sitio de recolección de la DEA. El sitio es, a menudo, un centro de aplicación de la ley. Llame a su centro de aplicación de ley local para conocer los días de retirada programada en su área. Se le dará información sobre dónde ir si el sitio de recolección está en una ubicación diferente.
  • Lleve los opiáceos a una farmacia u hospital aprobados. Una farmacia u hospital pueden configurarse como un sitio de recolección. Usted tendrá que preguntar si es un sitio de recolección de la DEA si no le indicaron que vaya allí. Una farmacia o un consultorio no pueden recoger opiáceos a menos que sea un sitio de la DEA.
  • Utilice un sistema de devolución por correo. Esto significa que le darán recipientes para poner los opiáceos. Luego enviará los recipientes por correo.
  • Utilice un buzón de devolución. Este es un lugar para dejar los opiáceos en cualquier momento. Las personas y los animales no podrán entrar en el lugar del buzón. Su agencia local de aplicación de la ley puede indicarle dónde un buzón en su área.

¿Cuáles son algunas otras maneras seguras para eliminar los opiáceos?

Este medicamento puede contener instrucciones de eliminación para el paciente. Las instrucciones pueden variar dependiendo de la marca del medicamento que esté usando. Las instrucciones pueden venir en una guía del medicamento, pero no todos los medicamentos contienen una. En su lugar, puede recibir instrucciones de su médico o farmacia. Siga las instrucciones cuidadosamente. A continuación le damos unas pautas generales a seguir:

  • Averigüe si puede arrojar los opiáceos en el retrete. Algunos opiáceos pueden ser vertidos en el retrete o el fregadero. Usted necesitará comunicarse con las autoridades en su área para saber si esta es una opción disponible. La FDA también ofrece una lista de medicamentos que son seguros para desecharlos en el retrete. Puede comprobar la lista si no puede obtener la información correspondiente a su área local.
  • Consulte a su empresa de gestión de residuos sobre las reglas para desechar opiáceos en la basura. La empresa podrá darle instrucciones específicas. Tache la información personal en la etiqueta original del medicamento para que no se pueda leer. Luego colóquela en la basura. No etiquete la basura ni coloque cualquier información acerca de los opiáceos. Debe tener el aspecto de la basura regular del hogar para que nadie se sienta tentado a buscar los opiáceos. Mantenga la basura fuera del alcance de los niños y animales. Siempre asegúrese de que la basura esté segura.
  • Hable con los funcionarios si usted vive en un centro. Si usted vive en un hogar de convalecencia o centro de vida asistida, hable con un funcionario. Esta persona conocerá las reglas de su área.

¿Cuáles son algunas otras maneras para controlar el dolor?

  • Pregúntele a su médico acerca de los medicamentos no opiáceos para controlar el dolor. Algunos medicamentos incluso pueden funcionar mejor que los opiáceos, dependiendo de la causa del dolor. Los medicamentos de venta libre incluyen los AINE (como el ibuprofeno) y el acetaminofeno. Los medicamentos recetados incluyen relajantes musculares, antidepresivos y esteroides.
  • El dolor se puede controlar sin ningún medicamento. Algunas formas de aliviar el dolor incluyen masajes, aromaterapia o meditación. La fisioterapia o la terapia ocupacional también pueden ayudar.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Drug Enforcement Administration
    8701 Morrissette Drive
    Springfield , VA 22152
    Phone: 1- 800 - 882-9539
    Web Address: https://www.deadiversion.usdoj.gov/drug_disposal/
  • US Food and Drug Administration
    10903 New Hampshire Avenue
    Silver Spring , MD 20993
    Phone: 1- 888 - 463-6332
    Web Address: http://www.fda.gov

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted tiene dificultad para permanecer despierto y su respiración es lenta o superficial.
  • Usted habla enredado y no pronuncia bien las palabras o está confundido.
  • Usted está mareado o se tropieza al caminar.

¿Cuándo debo yo o alguien cercano a mí llamar a mi médico?

  • Usted siente excesiva somnolencia o tiene dificultad para mantenerse despierto o para hablar.
  • Usted tiene la piel pálida o fría y húmeda.
  • Las uñas de sus manos o sus labios están azules.
  • Su latido cardíaco es más lento de lo normal.
  • Usted no puede dejar de vomitar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.