Skip to Content

Síndrome Del Seno Enfermo

LO QUE NECESITA SABER:

El síndrome del seno enfermo es un trastorno del ritmo cardíaco. Es posible que su corazón lata demasiado despacio o demasiado rápido. Puede pasar de demasiado lento a demasiado rápido. Puede tener pausas entre latidos. Mantenga un registro escrito de su frecuencia cardíaca. Siga las pautas de actividad para ayudar a mantener los latidos de su corazón tan estables como sea posible.

Cavidades del corazón

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • Usted también podría presentar alguno de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Falta de aliento
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Llame a su médico o cardiólogo si:

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene inflamación en sus piernas o pies.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

No comience a tomar medicamentos nuevos sin consultar primero con su médico. Esto incluye medicamentos de venta libre, como medicamentos para la alergia o el resfriado. Se le pueden administrar medicamentos para controlar el síndrome del seno enfermo, dependiendo del tipo que usted tenga.

  • Los medicamentos para el corazón pueden usarse para hacer que su corazón lata regularmente. Algunos medicamentos se usan para hacer que su corazón sea más rápido y otros, para hacerlo más lento. Si los latidos cardíacos pasan de ser rápidos a lentos, su médico ajustará los medicamentos cuidadosamente. Estos ayudan a mantener los latidos cardíacos a un ritmo regular.
  • Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
    • Esté atento a sangrados y hematomas mientras esté tomando anticoagulantes. Esté atento a cualquier sangrado de las encías o nariz. Esté atento a la aparición de sangre en su orina y evacuaciones intestinales. Use una toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Informe a su odontólogo y otros médicos que usted toma anticoagulantes. Lleve un brazalete o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento, a menos que su médico se lo indique. Muchos medicamentos no se pueden usar junto con los anticoagulantes.
    • Tome el anticoagulante exactamente como se lo ordenó su médico. No omita ninguna dosis ni tome menos de lo indicado. Informe a su médico inmediatamente si usted olvida tomar el anticoagulante o si toma de más.
    • La warfarina es un anticoagulante que usted puede necesitar tomar. Usted debería saber lo siguiente en caso de que tome warfarina:
      • Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No realice cambios mayores en su alimentación mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor si usted ingiere aproximadamente la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en las hortalizas de hoja verde y algunos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo que tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir a consultas de control con su médico cuando esté tomando warfarina. Deberá hacerse análisis de sangre periódicamente. Estos análisis se usan para determinar la cantidad de medicamento que necesita.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Use un monitor cardíaco como se lo hayan indicado:

Es posible que necesite utilizar un monitor cardíaco en casa para obtener mayor información sobre su condición. Este aparato también se conoce como monitor Holter, grabador de eventos o telemetría ambulatoria o portátil. Traiga su monitor a las citas de control.

Monitor Holter

Controlar el síndrome del seno enfermo:

  • Revísese el pulso como se le haya indicado: Su médico le mostrará cómo revisar el pulso. También le dirá con qué frecuencia revisarlo. Lleve un registro de su frecuencia de pulso. Incluya cualquier detalle sobre su pulso. Por ejemplo, si se siente regular o como si estuviera saltando latidos. También anote la actividad que está haciendo si su frecuencia cardíaca es inferior a 60 o superior a 100 latidos por minuto. Traiga el registro con usted a las consultas de control.
    La forma de tomar el pulso
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos pueden dañar su corazón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Limite el consumo de alcohol según le indicaron. El alcohol puede empeorar los problemas cardíacos y provocar insuficiencia cardíaca. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Consuma alimentos saludables para el corazón. Las frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado son algunos alimentos saludables para el corazón. Reemplace la mantequilla y la margarina con aceites saludables para el corazón como el aceite de oliva y el aceite de canola. Pida más información sobre dietas saludables para el corazón como el plan de alimentación DASH.

  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Su médico le dirá qué cantidad de sodio es segura para el consumo en un día. Puede recomendarle que limite el sodio a 2,300 mg al día.

  • Ejercítese regularmente y mantenga un peso saludable. Pregúntele a su médico cuál es el peso ideal para usted. Puede ayudarlo a crear un plan saludable de pérdida de peso si usted tiene sobrepeso. El ejercicio puede ayudar a mantener su corazón saludable y ayudarle a alcanzar o mantener un peso saludable. Su médico podría recomendarle al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.
    FAMILIA ASIÁTICA CAMINANDO COMO EJERCICIO

Acuda a sus consultas de control con su médico o cardiólogo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Síndrome Del Seno Enfermo (Discharge Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.