Skip to main content

Síndrome De Horner

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on May 6, 2024.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome de Horner?

El síndrome de Horner es una afección del nervio que afecta un lado de la cara. La causa de la afección es una lesión en un nervio que controla ese lado de la cara. El síndrome de Horner puede ser un signo de una afección grave, como un derrame cerebral o un aneurisma. Es importante buscar atención inmediata si se presentan otros problemas, como dolor de cabeza o cuello.

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome de Horner?

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Horner?

Su médico le examinará los ojos y la cara. Los signos y síntomas podrían ser suficientes para un diagnóstico. Comuníquele a su médico sus síntomas, incluso cuándo empezaron y si han empeorado con el tiempo. Hable con el médico sobre sus afecciones médicas, como cáncer o antecedentes de cefaleas en brotes. El médico también le preguntará si ha sufrido alguna lesión reciente. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

¿Cómo se maneja el síndrome de Horner?

El tratamiento del síndrome de Horner depende de la causa. Los signos y síntomas generalmente desaparecen después de tratar la causa. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Síndrome De Horner

Treatment options

Care guides

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.