Skip to Content

Síndrome De Guillain-barré

CUIDADO AMBULATORIO:

Síndrome de Guillain-Barré (SGB)

es una afección rara que causa daño a los nervios que controlan el movimiento y su sentido del tacto. Usted puede tener síntomas leves, tales como debilidad muscular. Usted puede tener síntomas más graves, tales como parálisis. El SGB ocurre porque el sistema inmunológico ataca las células nerviosas por error. El SGB puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en adultos.

¿Qué causa o aumenta el riesgo de tener un SGB?

La causa del SGB se desconoce. Puede contraer SGB después de tener un resfriado o la gripe, o después de una cirugía. Las vacunas pueden causar SGB, pero esto es muy raro. La vacuna contra la gripe es la vacuna más común asociada con el SGB. El riesgo también aumenta si usted tiene VIH o se infecta con el virus Zika. Usted no puede contraer el síndrome de Guillain-Barré por estar cerca de una persona que lo tiene.

Busque atención médica de inmediato si:

  • No puede tragar.
  • Usted se desmaya o no puede pensar con claridad.
  • Le falta el aire.
  • No puede mover parte de su cuerpo.

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Le salen llagas en la piel o las llagas empeoran.
  • Tiene cambios en su vista.
  • Se le hinchan o tiene sensibilidad en las pantorrillas.
  • No puede evacuar el intestino o le resulta más difícil hacerlo.
  • Tiene enrojecimiento, erupción o inflamación en la piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Signos y síntomas comunes del SGB:

Los síntomas pueden presentarse rápidamente, ser graves o poner en peligro su vida, y es posible que tarden varios meses en desaparecer. Es posible que tenga más de uno de los siguientes:

  • Hormigueo o pérdida de la sensación en algunas partes del cuerpo
  • Dolor muscular o dificultad para mover las piernas, los brazos o el rostro
  • Estreñimiento o dificultad para controlar el flujo de orina o las evacuaciones intestinales
  • Vista borrosa o mareos
  • Palpitaciones cardíacas (el corazón late con fuerza o se salta latidos)
  • Uñas oscuras, pálidas o de color azul
  • Babearse, dificultad para tragar o pérdida del aliento
  • Desmayos o dificultad para pensar
  • Parálisis repentina

Tratamiento:

No existe una cura para el SGB. El tratamiento dependerá de los síntomas que tenga:

  • Los medicamentos puede darse para disminuir el daño del nervio, adelgazar su sangre o controlar el dolor. Es posible que necesite este medicamento para que su corazón lata en forma más regular.
  • La plasmaféresis es un procedimiento que elimina los anticuerpos de la sangre. Los anticuerpos atacan a las células del nervio. Parte de su sangre será extraída a través de una sonda intravenosa. La sangre se coloca en una máquina que hace girar la sangre y separa las células de los anticuerpos. La sangre limpia se regresa a su cuerpo por medio de la sonda intravenosa.
  • Un intercambio de plasma es un procedimiento que elimina parte de la sangre, llamada plasma. El plasma luego es reemplazado con otros fluidos.

El manejo de su síntomas:

  • Descanse cuando sea necesario. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Aplique calor. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares. Mantener la temperatura baja para evitar quemaduras. Aplíquese calor en el área lesionada durante 20 a 30 minutos cada 2 horas durante la cantidad de días que le indiquen.

Gestión de GBS:

  • Asista a terapia física, ocupacional y del habla de acuerdo a sus indicaciones. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña habilidades para ayudarlo con sus actividades diarias. Puede que necesite trabajar con un terapeuta del habla si tiene dificultad para tragar. El terapeuta puede enseñarle ejercicios para mejorar el movimiento de los músculos. También puede que le enseñen formas de tragar más fácilmente.
  • Haga de su hogar un lugar seguro. Podría necesitar rampas y pasamanos especiales para poder moverse sin peligro en su casa. Usted puede tener problemas temporales para sentir calor y frío. Antes de bañarse, pida a otra persona que sienta la temperatura del agua para no quemarse.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Los líquidos pueden ayudar a prevenir el estreñimiento. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables pueden ayudarle a mejorar su fuerza. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial. Un dietista puede ayudarle a planificar las comidas con alimentos que son más fáciles o más seguros de tragar.
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Pregunte sobre las vacunas. Es posible que corra mayor riesgo de tener problemas después de darse ciertas vacunas. Consulte con su médico antes de vacunarse contra la gripe o la neumonía.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Síndrome De Guillain-barré (Ambulatory Care)

Associated drugs

Hide