Skip to Content

Reparación De Hernia Paraesofágica Laparoscópica

LO QUE USTED DEBE SABER:

La reparación laparoscópica de hernia paraesofágica (HPE) es una cirugía para reparar una hernia hiatal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

  • Pueden haber problemas durante su reparación laparoscópia de hernia paraesofágica (PEH), que podrían conducir a una laparotomia (cirugía abierta). Su esófago, estómago, vasos sanguíneos y nervios se pueden lesionar durante la cirugía. Usted podría sangrar mas de lo esperado o contraer una infección. Incluso después de tener esta cirugía, existe la posibilidad de que usted pueda tener otra hernia paraesofágica. Usted podría desarrollar un coágulo sangre en su pierna o su brazo. Esto puede llegar a ser de peligro mortal.
  • Sin tratamiento, la hernia podría deslizarse hacia adentro del pecho, quedar atrapada y no regresar a su abdomen. Si esto ocurre, el tejido atrapado del estómago puede morir si el suministro de sangre se interrumpe. Usted puede tener dolor severo de pecho repentino y problemas para deglutir. Esto puede conducir a otros problemas médicos serios.

PREPARÁNDOSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su cirugía.
  • Arregle su viaje de vuelta a casa. Pida a un miembro de familia o a un amigo que lo lleva a su casa después de su cirugía o procedimiento. No maneje por su cuenta.
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Cuando vaya a consulta con el médico, lleve una lista o los envases de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Usted puede necesitar un trago de bario, endoscopia, examen gastrointestinal superior, una radiografía de tórax o exámenes de sangre. Consulte con su médico sobre estas u otras pruebas que usted podría necesitar. Anote la fecha, hora, y localización de cada prueba.

La noche antes de su cirugía:

  • Le pueden dar a usted un medicamento para ayudarle a dormir.
  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.
  • Puede ser necesario limpiar el intestino. A usted podrían administrarle medicamentos para beber o una enema para vaciar sus intestinos. Una enema es un líquido colocado en su recto.

El día de su cirugía:

  • Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento durante el día de su cirugía. Traiga una lista de todos los medicamentos usted toma o las botellas de sus píldoras con usted al hospital. Los médicos van a revisar que sus medicamentos no intercedan de forma negativa con el medicamento que usted necesita para cirugía.
  • Los médicos pueden insertar un tubo intravenoso en su vena. Por lo general, una vena en el brazo es elegida. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.
  • A usted o un miembro de su familia cercano se les pedirán firmar un pedazo de documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explica los problemas que puedrían ocurrir, y sus opciones. Esté seguro que todos sus preguntas hayan sido contestadas antes de que usted firme esta forma.

TRATAMIENTO:

Lo que va a suceder:

  • Su cirujano hará una pequeña incisión por encima de su ombligo. Se insertará un laparoscopio a través de esta incisión. Un laparoscopio es un tubo largo de metal con una luz y una cámara en el extremo. Su cirujano va a insertar otros instrumentos, haciendo de 2 a 4 incisiones pequeñas en diferentes lugares de su abdomen. Se usan herramientas para quitar el saco que contiene su estómago herniado.
  • Su estómago se coloca de nuevo en su posición normal. Se coloca unos puntos o malla para cerrar o disminuir el tamaño del hiato agrandado (apertura en el diafragma). Su médico puede enredar una parte de su estómago alrededor de su esófago. Su estómago entonces será suturado y unido a la pared abdominal. Las incisiones se cerrarán con puntos o cinta quirúrgica y se cubren con vendajes.

Después de su cirugía:

Usted será llevado a una habitación para descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo van a monitorear de cerca por cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico se lo autorice. Cuando su médico vea que usted está bien, usted podrá volver a casa o ser llevado a su habitación del hospital. Los vendajes usados para cubrir sus puntos mantienen el área limpia y seca para prevenir infección. Un médico retirará los vendajes tan pronto como se pueda después de su cirugía para revisar su área abdominal.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted no puede asistir a su cirugía.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted obtiene un resfriado o la gripe.
  • Usted esta preocupado o tiene preguntas acerca de su cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene dolor de pecho severo, repentino.
  • Usted tiene problemas para tragar (deglutir) o respirar.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide