Skip to Content

Reparación De La Pared Vaginal Posterior

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué debo saber sobre la reparación de la pared vaginal posterior?

Una reparación de la pared vaginal posterior es una cirugía para reparar un rectocele o una hernia vaginal.

¿Cómo me preparo para la cirugía?

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Es posible que le indique que se duche la noche antes de la cirugía. Puede que le indique que use un determinado jabón para ayudar a prevenir una infección en el área quirúrgica. Su médico le indicará los medicamentos que puede tomar y cuáles no puede tomar el día de su cirugía. Póngase de acuerdo con alguien para que la lleve a su casa y que se quede con usted.

¿Qué sucederá durante la cirugía?

  • Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. También podrían darle anestesia raquídea para adormecer el área de la cintura hacia abajo. Con la anestesia raquídea, usted podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor. Podrían darle un antibiótico para prevenir infecciones.
  • El cirujano hará una incisión en la mitad de la parte posterior de la pared vaginal. La incisión empezará cerca a la abertura de la vagina. Se continuará sobre la zona abultada y un poco sobre la protuberancia. El cirujano extraerá la piel que recubre la vagina en esta zona. Colocará puntos de sutura en el tejido entre la vagina y el recto para detener la protuberancia. También es posible que le coloquen una malla o un injerto para que la reparación sea más fuerte. Es posible que el cirujano necesite colocarle puntos de sutura absorbibles en los músculos adyacentes. Luego cerrará su piel vaginal colocándole puntos de sutura sobre el tabique. Estas suturas serán absorbidas por su cuerpo, de esta forma no hay necesidad de retirarle los puntos. Usted deberá usar una almohadilla sanitaria para ayudar a controlar y supervisar el sangrado. La almohadilla sanitaria también protegerá el área de la cirugía.

¿Qué sucederá después de la cirugía?

Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. Es posible que usted pueda irse a su casa el mismo día de la cirugía. Puede que le coloquen una sonda de Foley en la vejiga para drenar la orina después de la cirugía. Los médicos se la quitarán tan pronto como sea posible después de la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Se puede producir un daño a su recto. Podría tener problemas durante la cirugía que requieran una incisión abdominal. La protuberancia podría regresar, o necesitar más cirugía. Usted podría tener problemas con las evacuaciones intestinales después de la cirugía. Podría tener molestias al tener relaciones sexuales. Una malla que ponen durante la cirugía puede dañar el tejido de la vagina y provocar sangrados o flujo vaginal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide