Skip to Content

Rcp En Niños Para Personas Sin Conocimientos Médicos

LO QUE NECESITA SABER:

La resucitación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de emergencia que se usa para un niño que tiene por lo menos 1 año de edad. Una “persona sin conocimientos médicos” se refiere a toda persona que no es un trabajador entrenado en cuidados de la salud. Un niño podría requerir de la RCP debido a un accidente, lesión o condición médica. La RCP combina las compresiones torácicas con respiración de rescate. Una compresión torácica es poner presión dentro y fuera del pecho del niño. La respiración de rescate significa dar respiración a un niño a través de su boca, nariz o ambas.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Si se encuentra con un niño que no está respirando normalmente:

  • Llame al 911 inmediatamente o mande a alguien para pedir ayuda. Llame al 911 antes de comenzar la RCP. Las probabilidades de que el niño sobreviva serán mayores si los médicos llegue rápidamente. Permanezca en el teléfono con el operador del 911 hasta que se le indique que cuelgue.
  • Antes de acercarse al niño, asegúrese de que no existe peligro para entrar el área donde él se encuentra. Mueva el niño solamente si se encuentra en un área peligrosa, tal como un incendio. Toque el hombro del niño. Pregúntele en voz alta, "¿estás bien?"
  • Arrodíllese a su lado. Fíjese si tiene lesionada su cabeza, espalda o cuello. Déle vuelta cuidadosamente para que se recueste en su espalda mientras y apoye su cabeza y cuello. Mantenga su cuerpo recto a medida que lo gira en su espalda.
  • Inicie la RCP si el niño no está respirando o si sólo está jadeando. Continúe la RCP hasta que el niño responda, lleguen los médicos o se encuentre un desfibrilador externo automático (DEA) disponible. El DEA es un dispositivo que da una descarga eléctrica al corazón cuando es necesario. Muchas veces, los dispositivos DEA se encuentran en lugares públicos y normalmente se instalan en una pared.

Cómo se da la RCP a un niño:

Aprenda los pasos que se usan para administrar la RCP a los niños al recordar C-A-B (por sus siglas en íngles): C hest compressions (compresiones torácicas), A irway (vía respiratoria), y B reathing (respiración). Haga 30 compresiones torácicas inmediatamente. Después abra la vía respiratoria del niño. Continúe la RCP hasta que el niño responda, lleguen los médicos o se encuentre un desfibrilador externo automático (DEA) disponible.

Cómo se hacen las compresiones torácicas:

Las compresiones torácicas presionan el corazón entre la columna vertebral y el esternón. Esto fuerza la sangre fuera del corazón y al cerebro y cuerpo del niño.

  • Utilice uno de los siguientes métodos basados en el tamaño del niño. Déle compresiones torácicas con una mano si el niño es pequeño. Use las dos manos si el niño es más grande que usted. Para las dos posiciones, apunte sus dedos hacia arriba y manténgalos alejados del pecho del niño. Las compresiones se realizan sobre el esternón. El esternón se encuentra donde se unen las costillas del niño en la mitad del pecho entre sus pezones. No coloque sus dedos en el pecho porque podría realizar las compresiones en el lugar equivocado. La posición incorrecta de la mano puede romper las costillas durante las compresiones.
    • Una mano: Coloque la palma de la mano en la mitad inferior del esternón del niño. Mantenga su otra mano sobre la frente del niño. Póngase de rodillas y coloque su cuerpo sobre el niño. Presione 2 pulgadas (5 centímetros) hacia abajo en el pecho del niño con la palma de su mano. Esto debe ser ⅓ de la profundidad del pecho del niño. Mantenga recto su brazo mientras hace las compresiones. Mire hacia abajo a su mano.

    • Dos manos: Coloque una mano sobre la otra. Ponga la palma de la mano inferior sobre la mitad inferior del esternón del niño. Presone ambas manos en el pecho del niño 2 pulgadas. Esto debe ser ⅓ de la profundidad del pecho del niño. Mantenga rectos sus brazos mientras hace las compresiones. Mire hacia abajo a sus manos.
  • No empuje las manos hacia adelante cuando se presiona hacia abajo. Sólo presione hacia arriba y hacia abajo. Las compresiones deben ser continuas e iguales. Esto significa que se debería tomar el mismo tiempo de presionar abajo que cuando vuelve a subir. Permita que el pecho se relaje por completo entre las compresiones. Esto permite que la sangre vuelva al corazón antes de realizar otra compresión. Deje sus manos sobre el pecho del niño en la posición correcta entre las compresiones.
  • Haga 30 compresiones torácicas a un ritmo de por lo menos 100 por minuto (2 por segundo). Aplique presión duro y rápido. Las compresiones duras y rápidas son más propensas a mantener vivo el cerebro y corazón del niño. Cuente las compresiones en voz alta para ayudarle a hacerlas a una velocidad constante y uniforme.

Cómo se abre la vía respiratoria de un niño:

  • Coloque 1 mano sobre la frente del niño y empuje firmemente hacia atrás para inclinar la cabeza hacia atrás. No coloque su mano sobre la parte posterior del cuello para inclinar la cabeza.
  • Levante la mandíbula del niño con la otra mano. Mantenga su boca abierta. No presione profundamente en el tejido blando debajo de la mandíbula porque esto puede cerrar las vías respiratorias.

  • Mire dentro de la boca del niño para ver si algo está bloqueando la vía respiratoria en la parte posterior de la garganta. Algunos ejemplos son los alimentos o juguetes pequeños. Si usted ve algo dentro de la garganta que sea fácil de retractar, sáquelo cuidadosamente con su dedo.

Cómo se dan las respiraciones de rescate:

  • Respire profundamente antes de colocar sus labios alrededor de la boca, nariz o ambas del niño, para que el aire no escape. Si su boca solamente cubre la boca del niño, suavemente apriete la nariz del niño para cerrarla. Esto evita que el aire se escape por la nariz.

  • Déle 2 respiraciones (1 segunda por cada respiración) en la boca del niño. No le dé respiraciones grandes. No respire fuerte ni rápido. Tome una respiración para usted, después de dar una respiración al niño.
  • Si la vía respiratoria del niño se encuentra abierta, su pecho se levantará cada vez que usted le da una respiración. Es probable que usted tenga que cambiar la posición de la cabeza del niño para abrir la vía respiratoria nuevamente. Si todavía es incapaz de introducirle aire, es probable que haya una objeto provocando una obstrucción en su vía respiratoria. Observe de nuevo para ver si exite una obstrucción que se pueda remover.

Cómo se usa un DEA:

Las siguientes son instrucciones generales para el uso de un DEA. Siga las instrucciones que se encuentran en o adentro del DEA. No extraiga un DEA de su caja de almacenamiento a menos que lo vaya a utilizar. Remueva toda la ropa del pecho del niño antes de abrir el DEA.

  • Abra el DEA: Podría haber un pasador en uno o ambos lados del dispositivo para abrirlo. Prenda el dispositivo. El botón de activación o interruptor debe ser claramente marcado.
  • Busque los electrodos: Es probable que necesite tirar una palanca o abrir o desenvolver los electrodos. Los electrodos podrían estar unidos al dispositivo por alambres delgados. No desconecte los electrodos del dispositivo.
  • Prepare los electrodos: Las almohadillas de los electrodos podrían tener un lado adhesivo que se pega al pecho del niño. Podría ser necesario que usted quite el papel protector de las almohadillas para exponer el lado pegajoso antes de utilizarse.
  • Prepare el niño: Retire cualquier parche de medicina que se encuentra en el pecho del niño y limpie esta zona. Si es necesario, saque el niño del agua. Limpie el agua, sudor o sangre de su pecho. La piel tiene que estar seca antes de colocar los electrodos.
  • Coloque los electrodos: Coloque un electrodo sobre el lado izquierdo o derecho, en la parte superior del pecho, hacia el centro y debajo de la clavícula. Coloque el otro electrodo en el lado opuesto, justo debajo y al lado del pecho. También se puede colocar un electrodo en cada lado de su caja torácica, debajo y al lado de los pechos. Entonces, el dispositivo DEA dará una descarga eléctrica.
  • Inicie la RCP: Después de dar una descarga eléctrica, el corazón del niño podría tomar un minuto o más para comenzar a latir adecuadamente. A causa de esto, inicie el proceso de RCP de nuevo inmediatamente. Continúe dando la RCP hasta que el niño responda o lleguen los paramédicos.

Prevención del paro respiratorio y cardíaco en niños:

  • Obstrucción de la vía respiratoria por un objeto: No deje objetos pequeños al alcance de sus niños. Los niños tienden a poner objetos pequeños en la boca. Los ejemplos incluyen baterías, monedas, canicas, botones, globos, y juguetes pequeños o partes de juguetes. No permita que su niño agarre cosas pequeñas que quepan por el tubo de un rollo de papel de baño. La obstrucción de la vía respiratoria puede ser causada también por alimentos como la salchicha, uvas, nueces, palomitas de maíz, y dulces duros.
  • Asfixia: No deje bolsas plásticas al alcance de su niño. Los niños pueden ponerse las bolsas sobre su cabeza haciéndolos incapaces de respirar.
  • Estrangulación: Mantenga las cortinas y cordones de extensión fuera del alcance de sus niños. No ponga ningún tipo de cuerda o lazo alrededor del cuello de un niño. Algunos ejemplos incluyen cuerdas o lazos que vienen con chupones o joyas.
  • Ahogamiento: No deje a su niño sólo en o cerca del agua. Esto incluye una piscina, la bañera o un cubo de agua.
  • Seguridad en el coche: Mantenga a su niño asegurado en un asiento de niño mientras conduce. Nunca deje a su niño sólo en el coche. No conduzca si ha bebido alcohol o si ha tomado drogas ilegales o medicamentos para adormecerse.
  • Caídas: No deje a su niño sólo en una superficie alta como una mesa para cambiar pañales. Utilice puertas de seguridad para bebés al inicio de las escaleras. Esté cerca de su niño cuando suba el equipo de patio de recreo.
  • Heridas por pistola: Guarde sus armas en una caja fuerte o un armario bajo llave, fuera del alcance de los niños. Mantenga las armas descargadas. Guarde bajo llave todas la balas en un lugar aparte, fuera del alcance de los niños.
  • Envenenamiento: Mantenga los productos de limpieza y otros productos peligrosos fuera del alcance de sus niños y ciérrelos apretadamente.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide