Skip to Content

Prueba De Densidad ósea

CUIDADO AMBULATORIO:

Un examen de densidad ósea

o densitometría ósea es un examen para medir la densidad de los huesos. También se la conoce como absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA). La prueba utiliza rayos x para ver si los huesos han perdido minerales, como el calcio. La pérdida puede hacer que los huesos se debiliten y aumente el riesgo de osteoporosis. En general, la prueba de densidad ósea se hace en las caderas, la columna vertebral o el antebrazo. También se puede hacer de todo el cuerpo. Es posible que deba hacerse una densitometría para diagnosticar si tiene osteoporosis o para comprobar si corre el riesgo de fracturarse los huesos. También permite que el médico controle los cambios de la densidad ósea. Se recomienda que las mujeres saludables de 65 años de edad o mayores y los hombres saludables de 70 años o mayores se hagan una densitometría ósea. La prueba también se recomienda para cualquier persona que esté en alto riesgo de pérdida de masa ósea.

Cómo prepararse para una prueba de densitometría ósea:

Su médico le indicará cómo prepararse para esta prueba. Es posible que le indiquen que no tome suplementos de calcio el día del examen. Se le indicará qué ropa ponerse. Quítese los objetos de metal que estén cerca del área del cuerpo que van a examinar. Esto incluye alhajas, ropa con cierres de cremallera, monedas, perforaciones en el cuerpo o un sostén con armazón de alambre. Si usted es mujer, infórmele a su médico si está o cree que podría estar embarazada. La radiación utilizada en una radiografía implica un riesgo para el feto. Su médico le hablará sobre este riesgo.

Qué sucede durante una prueba de densidad ósea:

Usted se acostará sobre una mesa. El escáner pasará por encima del área en cuestión y tomará imágenes. Para que las imágenes de los huesos resulten claras, tendrá que permanecer quieto durante la exploración. La exploración dura entre 10 y 30 minutos, dependiendo de la parte del cuerpo que se examine.


Riesgos de una prueba de densidad ósea:

El examen podría no detectar la pérdida ósea y usted podría no recibir el tratamiento necesario. El examen podría indicar que ha experimentado una pérdida ósea anormal cuando no es así. En este caso podría someterse a un tratamiento innecesario. Usted será expuesto a una pequeña cantidad de radiación de la máquina de rayos x.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted se cae y cree que podría haberse fracturado un hueso.
  • Su condición o síntomas empeoran de forma repentina.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Proteja sus huesos para ayudar a prevenir la osteoporosis:

  • consuma alimentos ricos en calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D trabajan juntos para fortalecer los huesos. Algunos ejemplos son la leche, el queso, yogur, salmón, tofú, las almendras y frijoles. Limite el consumo de cafeína. Pregunte a su médico si debe tomar un suplemento de calcio o vitamina D.

  • Haga ejercicio durante al menos 30 minutos, 3 veces por semana. Haga ejercicios de soporte de peso, como caminar. El ejercicio puede aumentar la densidad ósea y disminuir el riesgo de que se fracture los huesos. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
  • Evite caídas. Mantenga su hogar bien iluminado para ver con claridad. Quite las alfombras o asegúrelas para que no se resbalen. Instale barandas cerca de la tina y el inodoro en el baño. Pida más información a su médico acerca de cómo evitar caídas en su hogar.
  • Limite el consumo de alcohol. Las mujeres deberían limitar el consumo de alcohol a 1 bebida por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. El cigarrillo puede hacer que su densidad ósea disminuya y que aumente el riesgo de que se fracture un hueso. La nicotina y otros químicos de los cigarrillos y cigarros también pueden provocar daño en los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos. Solicite información a su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide