Skip to main content

Prostatectomía Transuretral

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de una prostatectomía transuretral:

Una prostatectomía transuretral es una cirugía para retirar parte o la totalidad de la glándula de la próstata. Esta cirugía también se conoce como resección transuretral de la próstata.

Sistema reproductor masculino

Cómo prepararse para una prostatectomía transuretral:

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche anterior a la cirugía. Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa después de la cirugía.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted esté tomando. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Infórmele al cirujano si usted padece de enfermedad del corazón o problemas de coagulación en la sangre.
  • Es probable que le den medicamento para reducir el tamaño de su próstata. También podrían darle antibióticos para ayudar a prevenir una infección bacteriana. Informe al cirujano si ha tenido una reacción alérgica a los antibióticos, la anestesia o a otros medicamentos.
  • Puede que deba hacerse análisis de sangre y orina. También podría ser necesario que le realicen un examen rectal para revisar el tamaño de su próstata.

Qué pasará durante una prostatectomía transuretral:

  • Es posible que le administren anestesia para que usted pierda la sensación de la cintura para abajo o para mantenerlo dormido durante la cirugía. El cirujano introducirá un resectoscopio en la uretra. Un resectoscopio es un tubo con un monitor en su extremidad. El monitor muestra su próstata en una pantalla durante la cirugía. Es posible que le llenen su vejiga de líquido durante la cirugía.
  • El calor producido por el resectoscopio se usa para remover parte, o toda su próstata. También se usa para suspender el sangrado en el área quirúrgica. Utilizan un líquido para limpiar el tejido y exceso de sangre. Después, se retira el resectoscopio de su uretra. Se coloca un catéter (sonda suave) a través de su uretra y en la vejiga. La sonda permanecerá en su lugar para drenar su orina en una bolsa.

Qué esperar después de una prostatectomía transuretral:

Se inserta un catéter de Foley para drenar la orina en una bolsa. Su médico le dirá cómo limpiar alrededor del catéter si se va a casa con uno. Necesitará limpiar el área 2 veces al día para prevenir la infección. Es posible que tenga sentimientos de urgencia y dificultad para controlar la orina. Es posible que tenga dolor al orinar y también una pequeña cantidad de sangre en la orina. También puede tener problemas para lograr una erección y mantenerla.

Los riesgos de una prostatectomía transuretral:

  • Su próstata, vejiga, o uretra podría sufrir daños. Su uretra o parte de su vejiga podría estrecharse. Esto le podría causar dolor o dificultad para orinar. Usted podría sentir la necesidad de orinar más a menudo, o tener dificultad de controlar su orina. Usted podría desarrollar coágulos de sangre en su orina que pueden obstruir su uretra.
  • Usted podría desarrollar una infección en las vías urinarias o una infección en el área quirúrgica. Usted podría tener dificultad para tener una erección o eyacular. Usted podría desarrollar el síndrome de prostatectomía transuretral, que puede causar mareos, fatiga, dolor de estómago y vómitos. Si una resección parcial de la próstata se realizó, la porción de la próstata no removida podría crecer excesivamente. Esto podría causar que sus signos y síntomas regresen, y podría ser necesario realizar la cirugía nuevamente.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor intenso en el abdomen o espalda.
  • Usted está mareado o confundido.
  • Usted tiene dolor abdominal, náuseas y vómitos.
  • Su ritmo cardíaco es más lento que lo normal.

Llame a su médico o urólogo si:

  • Usted orina poco o no orina nada.
  • Tiene fiebre.
  • Usted nota por primera vez sangre en la orina o nota un aumento de sangre en la orina.
  • Usted tiene dificultad para comenzar a orinar o sale muy poca orina cuando orina.
  • Usted siente que su vejiga está llena, incluso después de orinar.
  • Usted se despierta a menudo durante la noche para orinar.
  • Usted tiene dolor o presión en la parte inferior de su abdomen.
  • Su orina se ve nublada y tiene un aroma desagradable.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los antibióticos previenen o combaten la infección causada por bacteria.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado de la sonda de Foley:

Mantenga la bolsa debajo del nivel de su cintura. Si la bolsa está muy alta, la orina fluirá de regreso a su vejiga. Esto puede causarle una infección. No jale del catéter. Esto podría causar dolor y sangrado y se podría salir. No permita que el tubo del catéter se doble o se tuerza. Una torcedura o torsión bloqueará el flujo de orina.

Control de la vejiga:

Después de la cirugía, es posible que se le dificulte controlar cuando orina o podría filtrar orina. Lo siguiente puede ayudar a disminuir o controlar el escape de orina:

  • Tome líquidos como se le indique. Los líquidos pueden ayudar a que los riñones y la vejiga funcionen correctamente. Los líquidos también pueden disminuir el riesgo de contraer infecciones. Pregúntele a su médico qué líquidos son mejores para usted y cuánto debe beber.
  • No consuma cafeína. La cafeína puede causar problemas para controlar el escape de orina y aumentar la necesidad de orinar.
  • Use una toalla sanitaria o pañales para adultos si es necesario. Estas cosas podrían ayudarlo a absorber la orina que se escapa y reducir el olor.
  • Haga ejercicios para los músculos del piso pélvico. Los ejercicios para los músculos del suelo pélvico, también llamados Kegels, pueden ayudar a mejorar el control de la vejiga. Esto ejercicios se realizan al apretar y relajar los músculos pélvicos. Pregúntele a su médico cómo hacer estos ejercicios y con qué frecuencia.

Actividad:

Pregúntele a su médico cuándo usted puede regresar al trabajo, realizar sus actividades cotidianas o tener relaciones sexuales.

Acuda a sus consultas de control con su cirujano o urólogo según le indicaron:

Es posible que deba regresar para que le retiren el catéter Foley o para asegurar que no presente infección alguna. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.