Skip to Content

Prevención Del Suicidio En Adultos

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre la prevención del suicidio?

Una persona puede ver el suicidio como la única forma de escapar del sufrimiento y del dolor físico o emocional. Usted puede ayudar dándole apoyo emocional y a la vez conseguirle la ayuda necesaria. Aprenda a reconocer los signos de advertencia que indican que la persona podría estar considerando el suicidio. Busque recursos que le puedan ayudar a su niño a prevenir suicidarse.

¿Qué debo hacer si creo que la persona está contemplando suicidarse?

Llame al 911 si usted cree que la persona corre un riesgo inmediato de suicidio o si la persona habla sobre planes concretos de suicidio. Asuma que la persona tiene la intención de llevar a cabo su plan de suicidio. Existen recursos para ayudarlo a usted y a la persona. A continuación le presentamos algunas cosas que usted puede hacer:

  • Llame al National Suicide Prevention Lifeline (línea de prevención del suicidio) al 1-800-273-TALK (8255) .
  • Llame a Suicide Hotline (línea de ayuda sobre el suicidio) 1-800-SUICIDE (1-800-999-9999) .
  • Comuníquese con el terapeuta de la persona. El médico de la persona puede darle una lista de los terapeutas si no tiene una lista.
  • Mantenga fuera del alcance de la persona medicamentos, armas y alcohol. No deje a la persona sola. Permanezca a su lado si dice que quiere cometer suicidio o si usted cree que lo puede intentar. Asegúrese que usted no corre peligro si él tiene un arma.
  • No tenga miedo de preguntarle si está dispuesto a quitarse la vida. Pregúntele si tiene un plan para hacerse daño o para matarse.

¿Cuáles son los signos de alerta a los que debería estar atento?

  • La persona habla de su plan para suicidarse o de repente decide en hacer un testamento.
  • La persona se corta, se quema la piel con cigarrillos o conduce sin cuidado.
  • La persona usa drogas o consume bebidas alcohólicas.No se toma los medicamentos recetados o más bien los toma en demasiada cantidad.
  • La persona se insolenta o enfurece de repente con otras personas.
  • La persona no quiere pasar tiempo con otras personas ni hacer cosas que generalmente disfruta.
  • La persona tiene dificultades en el trabajo o no llega a trabajar.
  • La persona cambia su forma de comer, dormir o vestirse
  • La persona sube o baja de peso, tiene menos energía de lo usual o dificultad para dormir o pasa mucho tiempo durmiendo
  • La persona regala o se deshace de sus pertenencias.

¿Qué aumenta el riesgo de suicidio?

  • Depresión
  • Uso de alcohol o drogas
  • Muerte de una persona importante en la vida de la persona o aniversario de su muerte
  • Haber tratado de suicidarse anteriormente o una persona cercana trató de suicidarse, o se suicidó
  • Enfermedad mental, como esquizofrenia, trastorno bipolar o Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Dolor crónico o una enfermedad grave, como enfermedad cardíaca, cáncer o SIDA
  • Dependencia física de otras personas
  • Abuso mental, físico o sexual
  • Un antecedente de violencia o agresión hacia otras personas o sensación de culpabilidad por lastimar a alguien más
  • Estrés por un divorcio, el término de una relación amorosa, la pérdida de una amistad, o la soledad
  • Dificultades por ser homosexual, lesbiana o bisexual
  • Estrés a consecuencia de la pérdida del trabajo o tener un trabajo estresante

¿Cómo podrán los médicos ayudar a la persona?

  • Los médicos harán preguntas sobre los pensamientos y planes suicidas de la persona. Le preguntarán con cuánta frecuencia piensa en el suicidio y si lo ha tratado anteriormente. Le preguntarán si se ha hecho daño a sí mismo, como cortarse o conducir con imprudencia. Le preguntarán si tiene a su alcance armas o drogas.
  • Un médico ayudará a la persona a diseñar un plan de seguridad. El plan incluye una lista de personas o grupos con quienes comunicarse si la persona vuelve a tener pensamientos suicidas. La lista podría incluir amigos, familiares, líderes espirituales y otras personas en las que confía. Se le podría pedir a la persona que esté de acuerdo verbalmente o que firme un contrato donde indique que no tratará de lastimarse.

¿Qué medicamentos podría necesitar la persona?

Los medicamentos pueden ayudar a la persona a sentirse lo suficientemente bien para continuar con todo el tratamiento necesario.

  • Antidepresivos ayudan a reducir y controlar los síntomas de la depresión. La persona necesitará tomar el medicamento como se lo indicaron. Suspenderlo de repente puede ser perjudicial, así que no debe detener su uso a menos que así se lo indiquen. Puede demorar entre 4 a 6 semanas para que el medicamento haga efecto y se sienta mejor.
  • Etabilizadores del estado de ánimo se recetan para ayudar con los cambios de humor.
  • Los medicamentos antipsicóticos se recetan para ayudar a reducir los síntomas de agitación y agresión grave.

¿Qué tipos de terapia podría necesitar la persona?

Un terapeuta puede ayudarle a la persona a hablar sobre sus pensamientos y sentimientos. Esto puede ayudarle a la persona a identificar los problemas que le están provocando el pensamiento de terminar con su vida. El terapeuta puede ayudar a encontrar soluciones o hacer cambios que ayudarán a la persona a pensar más positivamente sobre la vida.

  • La terapia de revisión de vida se concentra tanto en los éxitos como en los fracasos en la vida de la persona. La persona puede expresar sus sentimientos y encontrar paz con cualquier asunto que crea aún no tener resuelto.
  • La terapia cognitiva con material bibliográfico usa materiales escritos o programas de computación para ayudarle a la persona a cambiar pensamientos que lo deprimen.
  • La terapia de solución de problemas le ayuda a la persona a encontrar la mejor forma de resolver problemas. También podría ayudar a reducir su deseo de suicidarse cuando se enfrenta a momentos difíciles.

¿Qué puedo hacer para ayudar a la persona?

  • Anímelo a buscar ayuda para tratar el abuso de las drogas o el alcohol. Las drogas y el alcohol pueden aumentar los pensamientos suicidas y hacer que la persona tenga más posibilidades de ponerlos en acción.
  • Haga ejercicios con la persona. El ejercicio puede subirle el estado de ánimo, darle más energía, y facilitarle a que concilie el sueño en las noches.
  • Ayúdele a crear una rutina para dormir. El sueño es importante para la salud emocional. La persona debe tratar de irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días. Informe al médico si la persona está teniendo dificultad para dormir.
  • Haga actividades con la persona y que la persona disfruta. Se puede hacer cosas sencillas que la persona disfruta y pueden subirle el ánimo. La persona podría empezar un diario donde anote sus pensamientos y sentimientos, incluyendo cosas que son importantes.
  • Llame, visite o envíe tarjetas postales a esa persona frecuentemente. Hable con la persona si ha perdido una mascota, un gran amigo o un niño. Los días festivos, cumpleaños y aniversarios pueden ser difíciles para una persona después de una pérdida. La pérdida de un cónyuge puede ser especialmente dolorosa y solitaria.
  • Programe una cita con el líder espiritual o religioso de la persona. Esta persona puede ofrecer apoyo adicional y recursos para la persona.
  • Ayúdele a encontrar recursos de ayuda financiera. Comuníquese con un agente financiero para que le ayude con los problemas financieros de la persona si estos existen.

¿Dónde puedo obtener apoyo y más información?

  • National Suicide Prevention Lifeline
    NA
    New York , NY 10004
    Phone: 1- 800 - 273-TALK (8255)
    Web Address: http://www.suicidepreventionlifeline.org
  • Suicide Awareness Voices of Education
    8120 Penn Ave. S., Ste. 470
    Bloomington , Minnesota 55431
    Phone: 1- 952 - 946-7998
    Web Address: http://www.save.org

Llame al 911 si presenta:

  • La persona ha hecho algo intencionalmente para lastimarse o trata de suicidarse.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • La persona le dice que ha creado un plan para suicidarse.
  • La persona actúa con ira, con imprudencia, o está abusando de las drogas o el alcohol.
  • La persona tiene pensamientos suicidas, aún con el tratamiento.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico o terapeuta de la persona?

  • Usted empieza a ver signos que señalan que la persona podría estar considerando el suicidio.
  • La persona tiene sentimientos profundos de tristeza, ira, venganza o desesperación intensos, o indecisión
  • La persona le comenta que tiene más pensamientos suicidas cuando está sólo.
  • La persona se aleja de los demás.
  • La persona deja de comer, o empieza a fumar o a beber alcohol en exceso.
  • La persona siente que es una carga debido a la incapacidad o a la enfermedad que tiene.
  • La persona tiene dificultad para manejar situaciones difíciles, como cuando termina una relación amorosa o pierde el trabajo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de la persona.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide