Skip to Content

Prehipertensión (presión Arterial Elevada)

CUIDADO AMBULATORIO:

La prehipertensión

es cuando el nivel de la presión arterial está elevado o ligeramente más alto de lo normal. La presión arterial es la fuerza que su sangre ejerce contra las paredes de sus arterias. Una presión arterial normal es 119/79 o inferior. La prehipertensión es la presión arterial de 120/80 a 129/80. La prehipertensión incrementa el riesgo de presión arterial alta crónica (largo plazo). La prehipertensión y la hipertensión aumentan su riesgo de una enfermedad cardíaca o vascular. Con el tiempo, esto aumenta su riesgo de un ataque cardíaco, derrame cerebral, insuficiencia cardíaca o enfermedad del riñón que representen una amenaza para la vida.

Lecturas de la presión arterial

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • y podría incluir cualquiera de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Dificultad para respirar
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza.
  • Usted tiene cambios repentinos en su vista.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted ha estado tomando medicamento para la presión arterial y ésta todavía está en un nivel más elevado del que su médico le indicó que debería estar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Controle la hipertensión:

El objetivo es bajar la presión arterial a los rangos normales. Consulte con su médico acerca de este y otros cambios de estilo de vida que usted podría necesitar. Los cambios de estilo de vida pueden ayudar a prevenir la necesidad de usar medicamentos para bajar la presión arterial.

  • Tómese la presión arterial tal como le indicaron. Su médico le informará con qué frecuencia necesita revisar o tomarse la presión arterial. Los controles periódicos pueden ayudar a monitorear el nivel de presión arterial y realizar cambios de estilo de vida si es necesario. Tal vez su médico le pida que lleve un registro de las lecturas de la presión arterial. Traiga el registro con usted a las citas de seguimiento.
    Cómo tomar la presión arterial
  • Comer menos sodio (sal). No agregue sodio a sus alimentos. Limite el consumo de alimentos altos en sodio, como por ejemplo comidas enlatadas, papas fritas, y embutidos.

  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Su médico podría sugerirle que siga el plan de alimentación con enfoque dietético para reducir la hipertensión conocido como dieta DASH, por sus siglas en inglés. Este plan de comidas es bajo en sodio, grasas malsanas y grasas totales. Es alto en potasio, calcio y fibra.

  • Ejercítese para mantener o alcanzar un peso saludable. Realice actividad física por lo menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana. Esto ayudará a bajar su presión arterial. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
    Caminar para ejercitarse
  • Disminuya el estrés. Es posible que esto contribuya a bajar su presión arterial. Aprenda sobre formas de relajarse, como respiración profunda o escuchar música.
  • Limite el consumo de alcohol. Pregunte a su médico si usted puede tomar alcohol. Las mujeres deberían limitar el consumo de alcohol a 1 bebida por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Medicamentos para la presión arterial podrían ser necesarios si usted no puede bajar su presión arterial.
  • Controle cualquier otra condición médica que usted tenga. Asista a sus citas de seguimiento con su médico para controlar estas condiciones.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide