Skip to main content

Pesario

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de un pesario:

Un pesario es un pequeño dispositivo de silicona que se coloca en la vagina. Un pesario ayuda a sostener la vejiga, el útero, la vagina o el recto. Se utiliza un pesario para la incontinencia urinaria o la caída de los órganos en la vagina.

Lo que pasará durante la inserción del pesario:

  • Existen muchas clases diferentes de pesarios. Su médico trabajará con usted para encontrar uno que se ajuste adecuadamente y sea cómodo.
  • El médico insertará el pesario. También le enseñará cómo insertar el pesario correctamente. También le enseñará cómo quitar el pesario para la limpieza.

Lo que pasará después de la inserción del pesario:

Es posible que necesite regresar en 1 a 2 días para que le controlen el pesario. Es posible que tenga más flujo vaginal de lo normal.

Riesgos de un pesario:

Podría tener mal olor en sus secreciones. Podría tener sangrado vaginal. La vagina podría irritarse debido al pesario. Podría desarrollar llagas en la vagina.

Llame a su médico si:

  • Usted está sangrando por la vagina.
  • Usted tiene dificultad para orinar o evacuar el intestino.
  • Tiene molestias o dolor con el pesario en su lugar.
  • Tiene ardor, picazón o irritación en la vagina por el pesario.
  • El pesario se cae continuamente. Esto puede ser una señal de que es demasiado pequeño.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidado propio en su hogar:

  • Limpie su pesario con jabón y agua. Hágalo cada tantos días o según su médico le indique.
  • Es posible que pueda usar el pesario durante las relaciones sexuales. Pregunte a su médico si está bien tener las relaciones sexuales con el pesario en su lugar.
  • Si su flujo vaginal tiene mal olor, use gel vaginal o limpie el pesario más a menudo.
  • El pesario puede caerse si se esfuerza demasiado o levanta objetos pesados. Sin embargo, el pesario no se moverá a ninguna otra parte dentro del cuerpo.
  • Haga ejercicios del músculo pélvico. Estos también se conocen como los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios ayudan a fortalecer sus músculos pélvicos y a evitar un derrame de orina. Contraiga los músculos de la pelvis y mantenga la contracción durante 5 segundos. Luego relaje por 5 segundos. Trabaje gradualmente hasta apretarlos durante 10 segundos y relajarlos durante 10 segundos. Haga esto 3 veces al día.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Es posible que necesite regresar en 1 a 2 días para que le controlen la colocación del pesario. Es posible que sea necesario cambiar el tamaño o la forma para que sea cómodo. Después de eso, es posible que tenga que regresar cada pocas semanas o meses para un chequeo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.