Skip to Content

Paracentesis Abdominal

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Paracentesis abdominal es un procedimiento que remueve una acumulación de líquido en su abdomen llamada ascitis. Su abdomen es una cavidad (espacio) que contiene varios órganos como su estómago, intestinos, e hígado. Enfermedades en el hígado como la cirrosis (cicatrización e inflamación del hígado) son las causas más comúnes de ascitis. Otras causas de ascitis incluyen cáncer, insuficiencia cardíaca, enfermedad en los riñones, tuberculosis, y problemas con su páncreas. La ascitis podría causar que usted tenga dolor de estómago o de pecho, incomodidad, y falta de aliento. Usted podría tener náusea (malestar estomacal) y vómitos, y es posible que no tenga deseos de comer. La acumulación de líquido podría hacerle difícil moverse.
  • Durante paracentesis abdominal, se coloca una aguja dentro de su abdomen para drenar el líquido ascitis. Para aprender la causa de su ascitis, su médico podría remover una pequeña cantidad del líquido para hacer pruebas. Para tratar sus síntomas, su médico podría remover la mayoría, o todo el líquido de su abdomen. Paracentesis abdominal podría ayudarlo a usted y a su médico a aprender la causa de su ascitis y escoger el mejor tratamiento. Paracentesis abdominal podría mejorar sus síntomas como el dolor de estómago y la falta de aliento. También podría ayudarlo a moverse mejor y regresar a sus actividades diarias.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de sus medicamentos: Incluya las dosis, frecuencia, forma que toma sus medicamentos y la razón. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Tenga consigo su lista de medicamentos en caso de una emergencia. Bota las listas viejas. Use las vitaminas, hierbas, o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado: Llame a su médico de cabecera si piensa que sus medicamentos no están funcionado como se había esperado. Infórmele cualquier alergia que usted haya tenido, y si desea suspender o cambiar su medicamento.
  • Diurético: Los diuréticos podrían ayudar a su cuerpo a deshacerse del líquido de sobra. Esto podría ayudar a prevenir que ocurra ascitis nuevamente. Los diuréticos también podrían ayudar a disminuir su presión sanguínea. Usted podría orinar más a menudo mientras está tomando este medicamento.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

No tome alcohol:

Algunas personas no deberían tomar alcohol. Estas personas incluyen aquellas con ciertas condiciones médicas o que están tomando medicamento que podría interactuar con el alcohol. El alcohol incluye la cerveza, vino, y licor. Informe a su médico si usted toma alcohol. Pídale que le ayude a dejar de hacerlo.

Cuidado de la herida en su hogar:

Consulte con su médico cuando es seguro el remover su vendaje, y como proveer cuidado a su herida.

Consuma una dieta baja en sal:

Consumir una dieta baja en sodio (sal) podría ayudar a prevenir que ocurra ascitis nuevamente. Usted debería intentar consumir por lo menos 1.5 a 2 gramos de sodio por día, solamente. No añada sal a su alimento. Usted debería cocinar sus propios alimentos y también evitar alimentos preparados en las tiendas. Siempre lea las etiquetas de los alimentos que compra para verificar la cantidad de sodio en estos. Consulte con su médico cuanto sodio usted debería consumir, y si necesita estar en una dieta especial.

Limite la cantidad de líquidos que toma:

Si usted tiene problemas con sus riñones, es posible que necesite limitar la cantidad de líquidos que toma. Es posible que su médico solicite que usted tome un litro o menos de líquido por día. Limitar la cantidad de líquido puede ayudar a prevenir ascitis nuevamente. Consulte con su médico sobre la cantidad de líquido que usted necesita tomar por día.

Regreso a sus actividades normales:

Consulte con su médico sobre las actividades seguras para usted después de su procedimiento. Consulte con su médico cuando puede regresar a su actividades normales diarias.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene dolor en su abdomen. También podría tener inflamación en su abdomen.
  • Sus piernas y tobillos están inflamadas.
  • Su herida está inflamada o roja, tiene pus, o está filtrando líquido.
  • Regresan sus síntomas de ascitis, como la disminución de apetito y la falta de aliento. Usted podría aumentar de peso sin razón.
  • Usted tiene preguntas sobre su procedimiento, condición, o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted está orinando muy poco o no está orinando.
  • Usted se siente confundido y más cansado de lo usual.
  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene náusea y vómitos.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Usted tiene un dolor súbito y severo en su abdomen.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide