Skip to Content

Otosclerosis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la otosclerosis?

La otosclerosis es una condición que causa que el hueso crezca demasiado en parte del oído. El hueso adicional causa que un huesillo en el oído medio conocido como martillo se ponga rígido y deje de vibrar. El sonido se mueve como vibraciones de una parte del oído al otro. Si el martillo no puede vibrar, el sonido no puede moverse hacia adentro del oído. Esto quiere decir que usted no podrá oír el sonido por completo. El sonido podría sonar amortiguado o puede que usted no pueda escuchar ciertos sonidos del todo. Con el tiempo la otosclerosis puede causar pérdida del oído severa o total. La otosclerosis generalmente afecta ambos oídos pero también podría afectar sólamente uno.


¿Qué aumenta mi riesgo de otosclerosis?

El embarazo o una infección por sarampión puede causar que los síntomas aparezcan o empeoren. Cualquiera de los siguientes puede aumentar su riesgo de otosclerosis:

  • Sexo femenino
  • Historial familiar de otosclerosis
  • Fractura de los huesos en el oído
  • Un trastorno inmunológico

¿Cuáles son los signos y síntomas de la otosclerosis?

Los signos y síntomas usualmente empiezan alrededor de los 20 años pero pueden empezar incluso a los 10 años. Los signos y síntomas generalmente continúan empeorando hasta aproximadamente los 50 años de edad.Es probable que usted tenga alguno de los siguientes:

  • Pérdida lenta del oído que podría empezar en un oído y pasarse al otro
  • Dificultad para oír sonidos bajos, como un susurro
  • Escucha más fácilmente en una habitación llena de personas con mucho ruido de por medio
  • Mareos, dificultad para mantener el equilibrio o vértigo (sentir que usted se está moviendo cuando en realidad no lo está)
  • El tinnitus (zumbido u otros sonidos en el oído)

¿Cómo se diagnostica la otosclerosis?

Su médico le preguntará cuándo empezaron sus síntomas y si están empeorando. Dígale si algún miembro de su familia tiene otosclerosis. Dígale también si usted alguna vez ha tenido sarampión o una lesión en el oído o si tiene un trastorno del sistema inmunológico. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Un diapasón se puede usar para revisar su audición. Un diapasón es un instrumento de metal. Vibra y emite un sonido cuando toca un objeto. Su médico sostendrá el diapasón al lado izquierdo y derecho de su cabeza. Le preguntarán si escucha el sonido y si siente la vibración en cada oído. Esto se conoce como conducción aérea.
  • Una audiometría es un examen usado para medir su capacidad de audición con distintos sonidos. Usted se pondrá unos audífonos que están conectados a una máquina. Se le envían sonidos a través de los audífonos. Presionará un botón o levantará la mano cada vez que escucha los sonidos. Cada oído se examina por separado. También le colocarán otro aparato en los huesos detrás de sus oídos. Este aparato va a examinar cuan bien la vibración se mueve por los huesos. Esto se conoce como una conducción ósea.
  • La timpanometría es un examen usado para encontrar problemas en el oído medio. Se coloca un dispositivo en su oído. El aparato crea cambios de presión que hacen que el tímpano vibre.
  • Una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) toman imágenes de su oído medio. Las imágenes podrían mostrar cualquier problema que pudiera estar causando sus síntomas.

¿Cómo se trata la otosclerosis?

Es probable que no se necesite tratamiento. Su médico podría pedirle que se haga un examen de audición una vez al año. El tratamiento depende del tipo de otosclerosis que usted tenga. Si los huesos que rodean su oído interno están afectados, es probable que no haya tratamiento disponible. Este tipo de otosclerosis se conoce como pérdida sensorial. La pérdida conductiva afecta a los huesos pequeños del oído medio. El tratamiento para la pérdida conductiva podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Unos audífonos podrían ayudarle a oír tonos bajos más fácilmente. Su médico puede ayudarle a escoger el tipo correcto de audífono para usted.
  • Un aparato de asistencia para la audición puede ayudarle a oír ciertos sonidos por medio de audífonos o auriculares. El aparato podría ayudarle a oír mejor cuando usted mira la televisión, está en clase o escucha a alguien hablarle a una audiencia. Los aparatos están disponibles para teléfonos y timbres que usan linternas o vibración para indicarle que están sonando. Estos aparatos pueden usarse con audífonos.
  • Un implante coclear podría colocarse si usted tiene pérdida de audición severa. Un implante coclear es un aparato que se coloca en la cóclea (una parte de su oído interno) durante la cirugía. El implante puede ayudarle a continuar oyendo ciertos oídos, pero no le ayudará a recuperar su audición normal. Su médico le dirá si un implante coclear es correcto para usted. Esto depende del tipo de pérdida de audición que usted tenga.
  • Cirugía llamada estapedectomía podría usarse para quitar parte del martillo o todo el martillo y reemplazarlo con una pieza artificial. La estapedectomía se usa para restaurar su audición. La cirugía por lo general se realiza en un oído a la vez.

¿Qué puedo hacer para manejar mis síntomas?

  • Proteja sus oídos. Use tapa oídos o protectores para el oído cuando esté cerca de sonidos fuertes, como una máquina para cortar el césped o música fuerte un concierto. Use tapa oídos de espuma que bloqueen por completo el canal de su oído. No escuche música fuerte con auriculares o audífonos.
  • Dígale a otros sobre su pérdida de audición. Es posible que le resulte difícil oir otra persona durante una conversación. Pídale que lo mire de frente cuando habla para que usted le pueda leer los labios. Pídale que hable en un tono y volumen normales. Pase tiempo con personas en lugares donde pueda oír más fácilmente.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide