Skip to Content

Obstrucción Intestinal

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una obstrucción intestinal?

Una obstrucción intestinal es un desgarro parcial o total del intestino. El intestino delgado o el grueso pueden verse afectados. El bloqueo previene que los alimentos y los desechos pasen a través de los intestinos con normalidad.

Tracto digestivo

¿Qué causa una obstrucción intestinal?

  • Las adhesiones son bandas de tejido de cicatriz que pueden formarse después de una cirugía. Lo que una adhesión hace es adherir el intestino a un órgano cercano o a la pared de su abdomen. Esto puede sacar al intestino fuera de lugar y causar una obstrucción.
  • Una hernia ocurre cuando parte del intestino se sale a través de la pared muscular del abdomen. Puede que la hernia cause una obstrucción si el intestino se queda atrapado.
  • Un tumor podría también causar un bloqueo intestinal.
  • Un objeto extraño puede bloquear el intestino. Un objeto extraño es algo más que no sea alimentos que haya tragado la persona.
  • Una parte saliente o doblada del intestino en otra parte del intestino podría causar una obstrucción intestinal.
  • Trastornos médicos como la enfermedad de Crohn y la diverticulitis provocan cambios al intestino que podrían causar una obstrucción intestinal.
  • Una contorsión del intestino puede tal vez causar una obstrucción intestinal.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una obstrucción intestinal?

  • Náuseas y vómitos
  • El dolor abdominal
  • Abdomen agrandado
  • Disminución o ausencia de heces o gases

¿Cómo se diagnostica una obstrucción intestinal?

  • Los análisis de sangre puede mostrar si usted tiene una infección o si está deshidratado. La deshidratación puede desarrollarse cuando sus intestinos no pueden absorber los líquidos normalmente.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar la ubicación y causa de la obstrucción. Es posible que le administren un líquido de contraste para que la obstrucción se vea con más claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal dentro de su cuerpo o por encima.

¿Cómo se trata la obstrucción intestinal?

  • Una vía IV se puede utilizar para administrarle a usted líquidos y alimentación. Es probable que usted no pueda comer o beber nada hasta que su médico lo autorice.
  • Una sonda nasogástrica se puede colocar en su nariz. El tubo pasa por medio de su garganta y es guiado hasta su estómago. El tubo se pegará a un aparato de succión que saca el aire y los líquidos de su estómago.
  • Los medicamentos pueden administrarse para la infección, el dolor y para prevenir las náuseas o los vómitos.
  • La cirugía se puede llevar a cabo para tratar la causa del bloqueo.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene dolor abdominal severo que no se le alivia.
  • Su corazón está latiendo más rápido de lo normal.
  • Tiene fiebre.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Usted tiene náuseas y vómitos.
  • Su abdomen está engrandecido.
  • Usted no puede defecar o pasar gases.
  • Usted pierde peso sin proponérselo.
  • Usted tiene sangre en las heces.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Obstrucción Intestinal

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.