Skip to Content

Nutrición Parenteral

LO QUE NECESITA SABER:

La Nutrición Parenteral (NP) da a su cuerpo nutrientes cuando usted no puede comer o no absorber los nutrientes de los alimentos que consume. La nutrición parenteral se administra a través de un catéter intravenoso (tubo delgado) colocado en una vena del brazo, parte superior del pecho o el cuello. La nutrición parenteral le proporciona agua, proteínas, azúcar, grasas, vitaminas, minerales y electrolitos. Es posible que necesite nutrición parenteral durante varios días o más tiempo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Riesgos:

  • Usted podría contraer una infección en el sitio del catéter y la infección se podría extender por todo el cuerpo. Un coágulo de sangre puede formarse en el catéter, y puede viajar a través del torrente sanguíneo. Estos problemas podrían representar una amenaza para la vida. El catéter puede salirse de su lugar o se puede romper. Su catéter se puede bloquear si se tuerce, o si hay una acumulación de la solución de nutrición parenteral.
  • Usted puede deshidratarse. Su nivel de azúcar en la sangre puede aumentar demasiado. Usted puede desarrollar problemas en el hígado, la vesícula biliar o los huesos.

Cuando salga del hospital:

Si usted necesita nutrición parenteral después de salir del hospital, un médico le enseñará a usted, o a alguien cercano a usted, cómo dar la nutrición parenteral en casa. Usted aprenderá a cuidar de su catéter y cambiar el vendaje que cubre el área de su catéter. Los médicos se asegurarán de que se envíen a su hogar los suministros correctos y le recordarán mantener la solución de la nutrición parenteral en el refrigerador. Los médicos lo visitarán regularmente para controlar su salud mientras recibe nutrición parenteral.

Autocuidado mientras esté utilizando nutrición parenteral:

  • Pésese de 3 a 4 veces por semana para supervisar cualquier cambio de peso.
  • Revise el área del catéter para detectar signos de infección, como enrojecimiento, inflamación, sensibilidad, calor, y secreción. Tome su temperatura según las indicaciones.
  • Lleve un registro de la cantidad de nutrición parenteral y otros líquidos intravenosos que ingiere y la cantidad que usted orina.
  • Revise sus niveles de azúcar en la sangre.
  • Acuda a las consultas de control con su médico o especialista como se lo indicaron. Usted necesitará hacerse una prueba de sangre con regularidad. Los análisis de sangre pueden mostrar cómo están funcionando sus órganos, o si tiene una infección.

Comuníquese con su especialista o médico sí:

  • Usted tiene dolor o inflamación en su pecho.
  • Siente dolor o molestia en el cuello o en el hombro.
  • Usted orina menos de lo debería orinar según su médico.
  • Usted pesa más o pesa menos de lo que su médico le dijo que debería pesar.
  • Su piel o las partes blancas de sus ojos se vuelven amarillentas.
  • Aparecen venas en el pecho que usted antes no tenía.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición, cuidado o el equipo de nutrición parenteral.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Usted tiene fiebre o fiebre con escalofríos.
  • El área del catéter está enrojecida, inflamada, sensible o caliente, o hay una secreción en el sitio del catéter.
  • Su catéter tiene una fuga de solución de la nutrición parenteral o sangre.
  • Usted se siente mareado, le falta el aire y tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dolor o inflamación en el brazo.
  • Su axila se siente más sensible.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide