Skip to Content

Neumonía En Niños, Cuidados Ambulatorios

LO QUE USTED NECESITA SABER:

La neumonía

es una infección que se presenta en uno o en ambos pulmones de su niño. El liquido se acumule en los pulmones y causando que sea difícil al respirar. La neumonía por lo general es producida por un virus pero también puede ser causada por bacterias, hongos, y parásitos. La neumonía también puede ocurrir si un material extraño, como los alimentos y el ácido estomacal, es inhalado en los pulmones.

Los siguientes son los síntomas más comunes:

  • Tos, usualmente con mucosidad amarillenta o verdosa
  • Fiebre
  • Llora más de lo usual o está más irritable o inquieto de lo normal
  • Poco apetito
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Labios o uñas de las manos y pies color pálido o azulado

Busque atención inmediata al presentar los siguientes síntomas:

  • Fiebre en un niño de menos de 3 meses de nacido
  • Labios o uñas azules
  • Signos de problemas respiratorios:
    • Más de 60 respiraciones en un minuto para los bebés recién nacidos y hasta los 2 meses de vida
    • Más de 50 respiraciones en un minuto para un bebé de 2 meses de nacido hasta los 12 meses de vida
    • Más de 40 respiraciones en un minuto para un niño mayor de 1 año
    • La piel se hunde entre las costillas y alrededor del cuello de su niño cada vez que respira
    • Sibilancias (un sonido chillón en el pecho)
    • Las fosas nasales se le abren más cuando inhala

El tratamiento para la neumonía

puede incluir medicamentos para tratar los gérmenes que están causando la infección. Su niño puede necesitar oxígeno adicional mediante una mascarilla colocada sobre la nariz y boca o por medio de sondas pequeñas que se introducen en las fosas nasales.

Prevenga la neumonía:

  • Evite la propagación de gérmenes. Lave sus manos y las de su niño con agua y jabón frecuentemente. Use un gel desinfectante para las manos cuando no hay jabón ni agua disponible. Recuerde a su niño que se cubra su boca al toser. No permita que comparta alimentos ni utensilios con los demás. Mantenga a su niño alejado de los demás hasta que se sienta mejor.
  • No permita que otros fumen alrededor de su niño. El humo del cigarillo puede empeorar la tos y la respiración de su niño.
  • Pregunte al proveedor de salud de su niño sobre la vacunas. Su niño puede necesitar la vacuna contra la gripe o neumonía.

Programe una cita con su proveedor de salud de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide