Skip to Content

Mielografía

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la mielografía:

La mielografía es un procedimiento que usa rayos X para examinar el canal raquídeo. Se utiliza un líquido de contraste para ayudar a que los médicos vean sus nervios, huesos o médula espinal más claramente.

Columna vertebral

Cómo prepararse para este procedimiento:

  • Su médico le indicará cómo prepararse para este procedimiento. Es posible que deba hacerse análisis de sangre, orina u otras pruebas antes del procedimiento. Pídale a alguna persona que lo lleve a su casa después de su procedimiento.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día del procedimiento.
  • Infórmele sobre cualquier alergia que tenga. Se utilizará un líquido de contraste para ayudar a que los médicos vean sus nervios, huesos o médula espinal más claramente. Informe a su médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. Es posible que le administren medicamento para evitar una reacción al líquido.
  • Si usted es una mujer, infórmele a su médico si usted está o cree estar embarazada. Los rayos X utilizados para este procedimiento pueden ser perjudiciales para el feto.
  • El médico puede solicitarle que tome líquidos adicionales el día anterior al procedimiento. Le dirá si está bien beber líquido el día del procedimiento. Podrían indicarle que no coma por algunas horas antes del procedimiento.

Qué sucederá durante el procedimiento:

  • Se aplica anestesia local en la piel de la espalda. Se utiliza para adormecer el área. Dependiendo del sitio donde el médico inyecte la aguja, usted va a estar sentado o acostado en la camilla de radiografías.
  • El médico insertará una aguja fina entre los huesos de su columna vertebral hacia el interior del canal raquídeo. Usará una radiografía con un monitor para guiar la aguja. Le inyectará el líquido de contraste para ver con claridad los nervios, los huesos o la médula espinal. Es posible que usted sienta calor después de que le inyecten el líquido. Inclinarán la mesa para que el líquido se mueva a través del canal raquídeo.
  • Los moverán en diferentes posiciones mientras se le toman las radiografías. Después del procedimiento, se extraerá la aguja. El sitio de la inyección se cubrirá con un vendaje o cinta quirúrgica.

Qué esperar después del procedimiento:

A usted lo llevarán a una sala de recuperación por algunas horas. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Informe a sus médicos si tiene dolor de cabeza, de espalda o de cuello, sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad debajo de la cintura. Usted podría ir a casa después de que el médico compruebe que se encuentra bien.

  • Usted puede necesitar consumir más líquidos de lo habitual o podrían administrarse por vía intravenosa. Los líquidos ayudarán a eliminar el contraste de su cuerpo.
  • Le realizarán un examen neurológico para revisar cómo reaccionan las pupilas a la luz. Los médicos también podrían revisar su memoria, la función de la mano, el movimiento del pie o de la pierna y el equilibrio.
  • También podría tener dolor de cabeza durante las primeras horas después del procedimiento. El dolor de cabeza podría ser de leve a severo y empeorar al momento de sentarse o ponerse de pie. Su médico va a monitorear el área en donde se introdujo la aguja en caso de un posible goteo de líquido. La pérdida de líquido de su columna vertebral podría aumentar el riesgo de dolor de cabeza.

Riesgos de la mielografía:

Una mielografía podría aumentar su riesgo de un dolor de cabeza, cuello o espalda, náuseas o vómitos. Usted podría sangrar o tener una fuga del líquido cefalorraquídeo por el sitio de la inyección. El procedimiento podría provocarle una lesión en el disco, nervios o en la médula espinal. El líquido que se utiliza durante el procedimiento podría provocar alergias, convulsiones o problemas cerebrales. El líquido también podría provocar un daño renal.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene una sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad en cualquier parte de la cintura para abajo.

Llame a su médico o especialista si:

  • Tiene el cuello rígido o le cuesta pensar con claridad.
  • Usted tiene dolor de cabeza o náuseas que no se le quitan ni guardando reposo ni con el medicamento.
  • Usted tiene dolor intenso de cuello o espalda.
  • Tiene fiebre.
  • Por el sitio donde le aplicaron la inyección en su espalda le está saliendo sangre o una secreción.
  • Usted se siente ansioso o irritable.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tome líquidos según sus indicaciones:

Los líquidos ayudarán a eliminar el contraste de su cuerpo. Pregunte la cantidad y cuáles son los líquidos que debe consumir cada día. Algunos alimentos, como la sopa y las frutas, también cuentan como líquido.

Haga una cita de control con su médico o especialista como se lo indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.