Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Mastitis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la mastitis?

La mastitis es una infección en el tejido del seno que sucede con frecuencia a las mujeres que amamantan a sus bebés. Puede ocurrir en cualquier tiempo durante la lactancia, pero por lo general ocurre dentro de los primeros 3 meses de haber dado a luz. La mayoría del tiempo solo un seno es afectado.

¿Qué provoca la mastitis?

Mastitis comúnmente se debe a una bacteria que entra a través de una fisura o ruptura de la piel del pezón. También puede suceder si un conducto de leche se tapa porque el seno no se ha vaciado completamente. Si usted tuvo mastitis anteriormente, tiene mas probabilidades de tenerla otra vez.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la mastitis?

  • Escalofríos y fiebre
  • Inflamación, enrojecimiento, calidez y sensibilidad en el seno
  • Sensibilidad debajo del brazo
  • Fatiga y dolores en el cuerpo

¿Cómo se diagnostica y trata la mastitis?

Su médico lo examinará. También le va a preguntar sobre sus síntomas y si usted ha tenido mastitis en el pasado. Usted puede continuar amamantando al bebé mientras recibe tratamiento para la mastitis. El amamantar cuando tiene mastitis podría ayudar a acelerar la recuperación. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a tratar o prevenir infecciones bacteriales.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Incisión y drenaje puede ser necesaria si la inflamación no desaparece y se forma un absceso. Su médico podría realizar una incisión pequeña en el seno para drenar la pus.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Continúe amamantando del seno afectado. Esto va a ayudar a prevenir la formación de un absceso. Amamante a su bebé en el lado afectado primero. Aplique una toalla mojada y cálida en su seno o tome una ducha tibia antes de alimentar a su bebé. Esto puede ayudarla a aumentar el flujo de leche. Si tiene mucho dolor al amamantar con el seno afectado, amamante a su bebe con el otro seno primero. Bombee el lado infectado para drenar su seno completamente después de amamantar, si es necesario. Puede guardar la leche que extraiga para alimentar al bebé.
  • Use diferentes posiciones para amamantar. Cambie la posición del bebé mientras lo amamanta. Esto podría ayudar a aliviar la molestia.
  • Aplique calor a su seno de 20 a 30 minutos cada 2 horas durante la cantidad de días que se le haya indicado. Esto ayuda a disminuir el dolor.
  • Aplique hielo después de la alimentación. Aplique hielo sobre su seno de 20 a 30 minutos cada hora o como se lo hayan indicado. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Masajee su seno. De masaje al seno suavemente antes y durante la lactancia para ayudar a drenar la leche.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Descanse tanto como sea necesario. No duerma sobre su estómago hasta que la infección haya desaparecido.

¿Cómo puedo evitar la mastitis?

  • Amamante cada 2 o 3 horas para prevenir la congestión del seno. La congestión del seno se desarrolla cuando se acumula demasiada leche en su seno. Tómese su tiempo cuando amamante para permitir que su bebé vacíe sus senos. Trate de no cambiar de seno muy pronto. Extraiga la leche después de amamantar si su bebé no está vaciando sus senos cuando se alimenta.
  • Prevenga los pezones adoloridos y agrietados. El que el bebe se prenda correctamente ayuda a evitar pezones adoloridos y agrietados. Si usted tiene dolor de senos después de amamantar, es posible que su bebé no se ha prendido correctamente. Alivie la succión suavemente y vuelva a colocar a su bebé si éste solamente está mamando del pezón. Hable con una experta en lactancia si usted necesita ayuda para amamantar a su bebé.
  • Cuidado de sus senos. Mantenga los pezones limpios y secos entre comidas. Revíselos en busca de grietas, ampollas u otras áreas irritadas. Pregunte a su consultor de lactancia o médico sobre como tratar senos adoloridos y agrietados. Lávese las manos antes y después de que amamante al bebé o de que se extraiga la leche. Use un sostén de lactancia cómodo que dé soporte a los senos, pero que no esté muy ajustado.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Sus síntomas no mejoran dentro de 2 días.
  • Usted tiene un bulto doloroso en el seno.
  • Usted tiene ganglios linfáticos inflamados y sensibles en la axila del mismo lado que el seno afectado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide