Skip to main content

Lobectomía De Pulmón

LO QUE NECESITA SABER:

Una lobectomía de pulmón es una cirugía para extirpar uno o más de los lóbulos de sus pulmones.

Los pulmones

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa después del alta.
  • Planifique estar en el hospital varios días.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • No fume antes, durante o después de la cirugía. No vuelva a fumar después de la cirugía.
  • Es posible que usted deba hacerse análisis de sangre y orina antes de su cirugía. Es posible que también necesite una radiografía de tórax, un electrocardiograma (ECG), una tomografía computarizada (TC) o pruebas de la función pulmonar. Consulte a su médico para obtener más información sobre estos y otros exámenes que usted podría necesitar.

La noche previa a la cirugía:

Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.

El día de su cirugía:

  • Tome solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • Se colocará una vía intravenosa en una vena. Usted podría recibir medicamentos o líquidos a través de la vía intravenosa.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Infórmele si usted o algún familiar han tenido problemas con la anestesia.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. El cirujano hará una incisión larga entre las costillas. La incisión comenzará en la espalda y se desplazará hacia la parte delantera del cuerpo. Le colocarán una pinza en los vasos sanguíneos del pulmón y tubos en las vías respiratorias. Esto impide el flujo de sangre y aire al área de la cirugía.
  • El cirujano extirpará el lóbulo del pulmón y suturará los tubos de las vías respiratorias. Volverá a unir las vías aéreas y las arterias a los lóbulos que quedan. Podrían colocarle uno o más tubos torácicos para drenar la sangre y los líquidos de su tórax. Se cerrará la incisión con puntos o grapas.

Después de la cirugía:

  • A usted lo llevarán a una sala de recuperación y luego a la unidad de cuidado intensivo (UCI). Los médicos la observarán de cerca para asegurarse de que esté bien. Un médico podría quitarle los vendajes inmediatamente después de la cirugía para revisar su herida o drenaje.
  • Usted tendrá varios tubos colocados, lo cual pueda dificultarle el movimiento. Todos estos tubos son importantes para ayudar a los médicos a estar al tanto de cualquier problema. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene falta de aliento o ésta empeora.
  • Usted tiene dolor en el pecho.

RIESGOS:

  • Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Podría tener dificultad para respirar o contraer neumonía. Se podrían dañar otros órganos o tejidos cerca de sus pulmones. Usted podría sentir dolor y esto podría causarle dificultad para respirar bien. Podría escaparse aire y líquido del pulmón que operaron. Si esto ocurre, es posible que deba tener el tubo torácico durante más tiempo. Puede también que deba permanecer en el hospital por más tiempo.
  • Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la extremidad. Esto podría poner en peligro su vida. Usted corre mayor riesgo de tener problemas después de la cirugía si fuma o tiene una enfermedad cardíaca.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.