Skip to Content

Lesión De La Cabeza En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Cuál es la causa de las lesiones de la cabeza?

En la mayor parte de los casos, las lesiones de la cabeza son el resultado de un golpe en la cabeza. Esto podría ocurrir cuando se produce una caída, una lesión deportiva o un accidente automovilístico. Una sacudida fuerte también podría provocar una lesión de la cabeza.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión de la cabeza?

Es posible que el niño esté confundido inmediatamente después de la lesión. Los síntomas podrían durar de unas pocas horas hasta unas semanas:

  • Dolor de cabeza leve a moderado
  • Mareos o pérdida del equilibrio
  • Náuseas o vómito
  • Cambios en el estado de ánimo, como sentirse inquieto o irritable
  • Dificultad para pensar, recordar las cosas o concentrarse
  • Tintineo en los oídos
  • Pérdida a corto plazo de las destrezas adquiridas en forma reciente, como el uso independiente del inodoro
  • Somnolencia o disminución de la energía
  • Cambios en el patrón de sueño del niño

¿Cómo se diagnostica una lesión de la cabeza?

El médico le preguntará acerca de la lesión y los síntomas que tiene el niño. Es posible que deban hacerle un examen neurológico al niño para revisar la función de su cerebro. El médico de su niño le revisará cómo reaccionan sus pupilas a la luz. También revisará la memoria del niño, la firmeza de sus manos y el equilibrio.

¿Cómo se trata una lesión de la cabeza?

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

¿Cómo puedo controlar la lesión en la cabeza de mi niño?

  • Descanse o realizar actividades tranquilas durante las primeras 24 horas. Es posible que el niño no pueda practicar deportes o hacer otras actividades en las que podría golpearse la cabeza. Pregunte cuándo el niño puede retomar sus actividades acostumbradas.
  • El hielo ayuda a calmar el dolor y bajar la inflamación. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Envuelva la bolsa con una toalla y colóquela sobre la cabeza del niño durante 15 a 20 minutos cada hora, de acuerdo con las indicaciones.
  • Despierte al niño durante la noche como le indiquen. Hágale algunas preguntas para comprobar si está alerta, como cuál es su nombre o su comida preferida.
  • Informe a los maestros, a los entrenadores o al personal de la guardería del niño sobre la lesión y los síntomas que podría tener el niño.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted no puede despertar a su niño.
  • A su hijo le sale sangre o un líquido claro de los oídos o la nariz.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene vómitos reiterados o fuertes.
  • Su hijo no sabe dónde está o no reconoce a las personas conocidas.
  • Su hijo tiene la vista borrosa o ve doble.
  • El niño arrastra las palabras o se confunde al hablar.
  • Su hijo tiene un punto suave abultado en la cabeza.
  • Su hijo está débil, pierde la sensación o presenta nuevos problemas de coordinación.
  • Las pupilas del niño no tienen el mismo tamaño.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • El niño deja de reaccionar cuando usted le habla o se desmaya.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • A usted le cuesta más que de costumbre despertar a su hijo.
  • Los síntomas del niño empeoran los primeros días después de la lesión.
  • El niño no deja de llorar o no quiere comer.
  • A su hijo le duele mucho la cabeza o el dolor de cabeza empeora los días siguientes a la lesión.
  • El niño tiene síntomas durante más de 6 semanas después de la lesión.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide