Skip to Content

Lesiones Por Presión

LO QUE NECESITA SABER:

Una lesión por presión es una lesión en la piel o el tejido debajo de la piel. Una lesión por presión también se conoce como una llaga por presión, escaras o úlceras por decúbito. Las lesiones por presión se pueden formar sobre cualquier área pero por lo general se presentan en la espalda, los glúteos, las caderas y los talones. Las lesiones por presión también pueden ocurrir en la boca.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame a su médico o especialista si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene secreción verde o amarilla, o un mal olor que proviene de la lesión por presión.
  • Un área de su piel está muy roja y firme.
  • Usted tiene un dolor nuevo o dolor que empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Los medicamentos se pueden administrar para disminuir el dolor o para ayudar a tratar o prevenir una infección bacteriana. Pregunte cómo tomarse sus medicamentos de forma segura.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cambie de posición frecuentemente:

Cambie su posición cada 2 horas si usted está acostado en cama todo el día. Cambie de posición cada hora si usted está en una silla de ruedas todo el día. Use una alarma que sirva para recordarle cuando es hora de voltearse. Apunte las veces que usted cambia de posición como recordatorio.

Cuidado de su piel:

  • Limpie y cubra su lesión. Es posible que deba cubrirse la lesión con una venda para evitar que la piel sufra más daños. Es probable que usted también necesite limpiarla con agua salina. Pídale a su médico más información sobre cuánto y cómo cambiar sus vendas.
  • Mantenga su piel limpia, seca y humectada. Use agua tibia y un jabón suave para limpiarse la piel. No frote ni restriegue cuando se lave. No use una loción ni crema con alcohol, ya que podría resecarle la piel. Seque su piel suavemente usando palmaditas. No se frote su piel con la toalla. Aplique una loción o crema hidratante en la piel con frecuencia.
  • Proteja su piel de los tubos y dispositivos médicos, como el oxígeno. Use un vendaje para amortiguar las áreas de piel donde se puedan colocar los tubos o dispositivos. Mueva la sonda o el dispositivo y observe la piel todos los días. Es posible que deba retirar o trasladar el tubo o dispositivo a otro lugar.
  • Proteja la piel sobre las áreas huesudas: Use almohadas o cuñas de espuma para mantener las zonas huesudas sin tocarse y aliviar la presión. Por ejemplo, ponga una almohada o una cuña de espuma entre sus rodillas para evitar que una le ponga presión a la otra. Ponga una almohada o cuñas debajo de usted para mantener su cadera elevada cuando se acuesta sobre un costado. No se acueste directamente sobre el hueso de la cadera. Ponga un protector de colchón de esponja o una almohada debajo de sus piernas desde la pantorrilla al tobillo cuando esté acostado boca arriba. El protector o la almohada deben elevar sus talones de manera que estos no toquen la cama.
  • Use equipos, colchones o almohadillas especiales para disminuir la presión. Una sábana de transferencia o banda de traslado colocada debajo suyo puede ayudar a los demás a moverlo mientras está en cama. Un trapecio en alto también puede ayudar a cambiar de posición en la cama. Los colchones y los cubrecolchones que proveen más protección pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir lesiones por presión. Otros ejemplos incluyen un protector de espuma para colchones y colchones de aire o de agua. Pregunte sobre el accesorio médico que puede ser adecuado para usted y cómo se usa.

Consuma alimentos saludables y variados:

Alimentos saludables incluyen frutas, vegetales, panes integrales y pescado. Los alimentos altos en proteína pueden ayudar con la sanación de su lesión por presión. Estos incluyen carnes magras, frijoles, leche, yogur y queso. Los batidos nutritivos también pueden proporcionarle más calorías y proteínas si usted tiene problemas de alimentación o está por debajo del peso recomendado.

No fume:

La nicotina puede dañar su piel y retrasar la cicatrización. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite regresar a menudo para que sus médicos puedan revisarle la lesión. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide