Skip to main content

Lesión Del Ligamento Cruzado Posterior

LO QUE NECESITA SABER:

Una lesión de ligamento cruzado posterior (LCP) es un desgarre parcial o total del ligamento en la parte posterior de su rodilla. El LCP conecta la tibia (hueso de la espinilla) con el fémur (hueso del muslo). El LCP impide que la tibia se desplace exageradamente hacia atrás o hacia delante y mantiene a la rodilla estable.

Anatomía de la rodilla

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Medicamentos:

  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.

La fisioterapia

podría recomendarse. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para mejorar la fuerza, la flexibilidad y el rango de movimiento.

Exámenes:

  • Unos rayos X o resonancia magnética podrían usarse para detectar un desgarro en el LCP. Podrían administrarle líquido de contraste para que el LCP se vea mejor en las imágenes. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal dentro de su cuerpo o por encima.
  • Una artroscopia es un procedimiento usado para observar dentro de la rodilla para detectar una lesión del LCP. Una pequeña incisión se hace en su rodilla para insertar un tubo visor. Este dispositivo es un tubo largo equipado con una cámara y una luz en el extremo.

Tratamiento:

Podría necesitar cirugía si tiene un desgarro grave junto con otras lesiones. Estas pueden incluir lesiones en otros ligamentos, la fractura de un hueso o el desgarro de un cartílago. Un LCP puede ser reparado uniendo nuevamente el ligamento rasgado. Puede que usted necesite reconstrucción si su LCP no puede ser reparado. Su LCP puede ser reemplazado con un tejido tomado de otra parte de su cuero o de un donante.

RIESGOS:

Lesiones repetidas a su LCP pueden causar daños de largo plazo. Esto puede conducir a una rodilla débil e inestable aún durante actividades normales. Puede que usted sienta que su rodilla lo traiciona más a menudo. Cuando el LCP es lesionado, otros ligamentos de la rodilla pueden también ser afectados. Uno o más de los meniscos (cartílago que actúan como absorbentes de choque entre los huesos de la rodilla) también pueden ser dañados. Lesiones del LCP puede causar que el ligamento desprenda una parte de su tibia. Aún con tratamiento, la rodilla puede que no quede igual que antes de la lesión.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.