Skip to Content

Laceración Dental

CUIDADO AMBULATORIO:

Una laceración dental

es un corte, tajo o desgarro en el tejido blando alrededor de los dientes. Esto puede incluir la lengua, las encías, los labios o el interior de las mejillas. Normalmente la causa de una laceración dental es un traumatismo. Por ejemplo, un accidente automovilístico, una caída o una lesión deportiva.

Anatomía de la boca

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Sangrado de las encías, los labios o la boca
  • Inflamación de la lengua, las encías o los labios
  • Un diente que está quebrado, astillado, suelto, fuera de lugar, o un diente que falta
  • Dificultad para mover su mandíbula o la boca

Busque atención médica de inmediato si:

  • Está sangrando más de lo previsto, incluso cuando aplica presión.
  • Usted tiene adormecimiento repentino en su rostro.
  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted no puede mover parte de su cara.

Llame a su médico o dentista si:

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Tiene hinchazón, enrojecimiento o sangrado.
  • El área de la cirugía supura una secreción amarillenta o verdosa.
  • Siente dolor que no desaparece o que no se calma con analgésicos.
  • Usted tiene dificultad para abrir la boca o masticar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende de cuán grande y profunda sea la laceración y de dónde esté ubicada. También depende de si tiene daños en los tejidos más profundos. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Limpieza de la herida podría ser necesaria para retirar la suciedad o residuos. Esto disminuirá la probabilidad de contraer una infección. Su médico podría administrarle un medicamento para entumecer el área y disminuir el dolor. También le puede administrar un medicamento para ayudarlo a relajarse.
  • Medicamentos:
    • Los antibióticos ayudan a tratar o evitar una infección a causa de una bacteria.
    • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
    • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
    • La vacuna Td es una vacuna de refuerzo para ayudar a prevenir la difteria y el tétano. El refuerzo Td se puede administrar a adolescentes y adultos cada 10 años o para ciertas heridas y lesiones.
  • Puntadas podrían ser necesarias para cerrar la laceración en su boca. Su médico podría necesitar administrarle un medicamento para entumecer el área. También le puede administrar un medicamento para ayudarlo a relajarse.
  • La cirugía se podría necesitar si la laceración necesita una gran cantidad de limpieza o el retiro de un objeto extraño. La cirugía también puede ser necesaria si tiene algún diente roto o la mandíbula rota.

Cuidados personales:

  • Cuídese la boca hasta que sane. Use un cepillo de dientes suave. Hágase enjuagues bucales como se lo hayan indicado. Su médico puede recomendar una solución que contenga clorhexidina al 0.1%. Esta solución ayuda a evitar las infecciones causadas por bacterias. Hágase enjuagues 2 veces al día durante 1 semana, o como se lo hayan indicado.
  • Coma alimentos blandos o beba líquidos durante 1 semana, o como se lo hayan indicado. Los alimentos blandos y los líquidos podrían ser más fáciles para consumir hasta que sane su herida. Los alimentos blandos incluyen el puré de manzana, el pudín, el puré de papa, la gelatina y el helado.
  • Aplique hielo en la mandíbula o las mejillas de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Mantenga limpias las heridas de los tejidos blandos. Use el enjuague bucal recetado como se lo hayan indicado. También puede hacer gárgaras con una solución de agua salada. Para preparar la solución, mezcle 1 cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia. Pida más información a su médico sobre cómo limpiar sus heridas.

Acuda a la consulta de control con su odontólogo o el cirujano oral según le indicaron:

Es posible que usted necesite regresar para que le quiten los puntos de sutura. Es posible que lo remitan a un especialista para que le realice más exámenes o tratamientos. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.