Skip to Content

La Hemodiálisis

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la hemodiálisis:

La hemodiálisis es un procedimiento en el que se usa una máquina para hacer la función de los riñones. La máquina bombea su sangre a través de un dializador o riñón artificial. El dializador filtra los líquidos, sales y desechos de la sangre. Una vez se ha extraído lo anterior, la sangre limpia del riñón artificial se devuelve a su cuerpo a través de una vena. Usted puede necesitar hemodiálisis por un corto tiempo o por el resto de su vida. Es posible que necesite hacer cambios en su dieta y tomar sus medicamentos a la misma hora. Se necesitará la colaboración suya y de un grupo de especialistas para que sea posible proporcionar la hemodiálisis en su hogar.

Lo que se necesita hacer semanas y hasta meses antes de la hemodiálisis:

Usted podría necesitar someterse a una cirugía para crear una fístula arteriovenosa (FAV). Una fístula conecta una arteria directamente a una vena. Puede que usted también necesite cirugía para colocar un injerto arteriovenoso (IAV) en su brazo. Un injerto es una cánula artificial que une una arteria directamente a una vena. La fístula arteriovenosa y el injerto actúan como puentes para que su sangre pase desde su cuerpo a la máquina de hemodiálisis y de regreso a su cuerpo. Es posible que necesite un catéter central venoso (CCV) si usted necesita hemodiálisis pronto. Un catéter central venoso es una sonda temporal que se le inserta en una vena larga por el cuello o la ingle.

Lo qué sucede el día de la hemodiálisis:

Se llevará a cabo una revisión de su peso, temperatura, pulso y presión arterial. El acceso será revisado. El sitio de acceso es por donde la sangre sale y regresa a su cuerpo. Usted podrá estar sentado o en una silla reclinable durante la hemodiálisis. Es posible que duerma durante el procedimiento si es de noche.

Con qué frecuencia necesito la hemodiálisis:

Usted y su médico se pondrán de acuerdo para escoger el horario de hemodiálisis que más le convenga:

  • El horario de hemodiálisis por lo general consiste en 3 sesiones cada semana. Cada sesión dura entre 4 a 6 horas. Las sesiones usualmente se llevan a cabo en un hospital o centro para hemodiálisis.
  • La hemodiálisis diaria y corta consiste en 6 sesiones a la semana. Cada sesión dura entre 2 a 3 horas. Las sesiones pueden ser realizadas en un hospital, centro para hemodiálisis o en su hogar.
  • La hemodiálisis nocturna a diario consiste en 6 sesiones a la semana. Cada sesión dura entre 8 a 10 horas. Esto se puede realizar en un hospital, centro para hemodiálisis o en su hogar. Las sesiones se realizan en la noche mientras usted duerme.

Dónde puedo hacerme la hemodiálisis:

Usted puede escoger que le hagan la hemodiálisis en un hospital, en un centro para hemodiálisis o posiblemente en su propio hogar. Usted necesitará capacitación adecuada y el equipo apropiado para hacerse la hemodiálisis en su hogar. Usted deberá controlarse usted mismo antes, durante y después de la hemodiálisis. Usted necesitará también saber cómo responder a las alarmas de la máquina de hemodiálisis. Usted necesitará saber qué hacer si no se siente bien y cuándo llamar a su médico por ayuda. Su médico se asegurará de que usted esté bien preparado antes de permitir que usted se haga la hemodiálisis en casa.

Qué sucede después de la hemodiálisis:

Usted puede tener un vendaje en el sitio de acceso después de la hemodiálisis. Si el sitio de acceso empieza a sangrar, aplique una presión suave con una toalla o gaza por 10 a 15 minutos. En caso que se forme una costra cuando cicatrice, no se la moleste ni se la quite. Esto puede aumentar el riesgo de presentar sangrado o infección.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Tiene dolor en el pecho o dificultad para respirar de forma repentina.
  • Está respirando rápidamente o su corazón late muy rápido.
  • Usted se siente confundido, mareado o aturdido.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • La piel alrededor de su fístula o injerto se siente muy adolorida, caliente, roja o inflamada.
  • No puede comer o beber porque está vomitando.
  • Sus dedos están azules o pálidos o se sienten fríos al tacto.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted no siente una sensación zumbante en su fístula o injerto.
  • Usted tiene escalofríos o tos, o se siente débil y dolorido.
  • Usted tiene picor o sarpullido en su piel.
  • No puede acudir a su cita de seguimiento o diálisis.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Medicamentos y vitaminas pueden servir para prevenir la anemia (bajos niveles de glóbulos rojos).
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

El cuidado de la fístula o el injerto arteriovenoso:

  • Usted puede quitarse el vendaje sobre la fístula o injerto al cabo de 4 o 6 horas después de la hemodiálisis.
  • Limpie cada día con agua y jabón la piel encima de su fístula o injerto.
  • Revise su fístula o injerto cada día en busca de un buen flujo de sangre tocándo la fístula con la yema de sus dedos. La sensación de zumbido significa que está funcionando.
  • Revise si tiene hemorragia, dolor, enrojecimiento o inflamación. Estos pueden ser signos de una infección o una fístula o injerto obstruido.
  • Prevenga daños en la fístula o injerto. No permita que nadie obtenga muestras de sangre ni que le tomen una lectura de la presión arterial del brazo donde tiene la fístula arteriovenosa o el puente artificial (graft). No duerma sobre ese brazo. No use ropa ajustada ni joyas.

Nutrición:

Su médico le indicará que cambios de alimentación necesita hacer. Un dietista puede ayudarle a diseñar un plan de comidas.

  • Consuma los alimentos según las indicaciones. Es posible que necesite calorías o proteínas adicionales. Límite el consumo de potasio, fósforo y sodio (sal). Es posible que le sea dificil comer la cantidad suficiente de alimentos. Consulte con su médico o dietista para que lo guíen o le proporcione más información sobre la nutrición para la diálisis.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. Mantenga un registro escrito de la cantidad que líquido que consume al día. Incluya la cantidad de cubos de hielo, sopa, salsas, gelatina y paletas. Limite el consumo de cafeína.
  • Mantenga su boca hidratada. Chupe caramelos o rodajas de limón o goma de mascar (chicle).

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide