Skip to Content

Línea Central En Túnel En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una línea central en túnel es un tipo de catéter intravenoso colocado a largo plazo. Un catéter es un tubo flexible que se usa para administrar tratamientos y extraer sangre. Puede ver el catéter por debajo de la piel de su hijo justo antes de que entre en una de las venas cerca del corazón. Deberá enjuagar y cuidar la línea central de su hijo según las instrucciones.

COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía:

  • Informe al cirujano de su niño acerca de todos los medicamentos que toma actualmente. El cirujano le dirá si su hijo necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos darle a su hijo y cuáles no en el día de la cirugía.
  • Informe al cirujano si su hijo tiene antecedentes de problemas de coagulación de la sangre. Infórmele también si su hijo ha tenido una línea central en el pasado.
  • Además su hijo podría necesitar un ultrasonido u otras pruebas antes de la colocación de la línea central.

El día de la cirugía de su niño:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto dará permiso a los médicos para hacer el procedimiento o la cirugía en su hijo. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Administre a su hijo solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • Un anestesiólogo hablará con usted acerca de los medicamentos para mantener dormido a su hijo o adormecer el área. Infórmele si su hijo o algún familiar han tenido problemas con la anestesia.
  • Su hijo podría recibir un sedante para ayudarlo a permanecer calmado y relajado durante la cirugía.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Probablemente la mesa esté inclinada para que la cabeza de su hijo esté a un nivel ligeramente más bajo de sus pies. El cirujano de su hijo le insertará una aguja por la piel hasta que la aguja llegue a su vena. El ultrasonido o los rayos X podrían usarse para ayudar a guiar la colocación del catéter. Se usa un alambre como guía para ayudar a colocar el catéter en la vena de su hijo. Se usará un catéter que contiene o está cubierto de un medicamento que elimina gérmenes para ayudar a prevenir infecciones.
  • Se retirarán la aguja y el alambre de guía, y el catéter permanecerá en la vena. El cirujano de su hijo asegurará el catéter a la piel por medio de cinta o puntos de sutura. Luego se le colocará una venda nueva en el área para mantenerla limpia y ayudar a prevenir infecciones.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Su hijo se enferma de un resfriado o gripe o le da fiebre.

RIESGOS:

  • Cuando se coloca el catéter, la vena de su niño podría romperse o el catéter podría dañar un nervio. El catéter podría entrar en el área o vaso sanguíneo equivocado durante la cirugía. Podría entrar sangre o aire en el espacio alrededor de los pulmones de su niño y provocar problemas cardíacos o pulmonares. El área alrededor del catéter del niño podría infectarse, o podría tener una infección en el torrente sanguíneo. El catéter podría también bloquearse, y los médicos tendrían que removerlo o reemplazarlo.
  • El medicamento administrado podría gotear sobre la piel de su hijo y provocarle dolor, hinchazón o ampollas. Su hijo podría sangrar, desarrollar una alergia a la heparina o trombocitopenia inducida por heparina. La trombocitopenia inducida por heparina es un recuento bajo de plaquetas en la sangre, que aumenta el riesgo de sangrado. Su hijo podría desarrollar un coágulo sanguíneo. El coágulo de sangre se podría desprender y viajar a los pulmones de su hijo. Esto puede poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.