Skip to Content

Inyección En Los Puntos Desencadenantes

CUIDADO AMBULATORIO:

Una inyección en los puntos desencadenantes

se usa para relajar un nudo muscular. Esto ayuda a aliviar el dolor. Es posible que se pueda tratar más de un punto desencadenante durante una sesión.

Cómo prepararse para una inyección en los puntos desencadenantes:

  • Su médico le indicará cómo prepararse. Pídale a alguna persona que lo lleve a su casa después de la inyección.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que toma, incluidos los analgésicos, los anticoagulantes y los relajantes musculares. El médico le dirá si necesita dejar de usar alguno de estos medicamentos para la inyección y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día de la inyección.
  • Informe a su médico acerca de todas sus alergias, incluso a los analgésicos.

Qué sucederá durante la inyección en los puntos desencadenantes:

  • Puede estar sentado o acostado, dependiendo de dónde se encuentre el punto desencadenante. Su médico palpará el músculo para detectar el nudo. Puede que le marque la piel sobre el nudo.
  • Su médico coloca una aguja a través de su piel y en el punto desencadenante. Los calmantes con salina (solución de sal) u otros medicamentos podrían ser puestos a través de la aguja en el punto desencadenante. Su médico también podría usar solo una aguja seca (sin medicamento). Tirará de la aguja casi hasta el final y luego la empujará de nuevo. Lo repetirá varias veces hasta que el músculo deje de moverse o se sienta relajado.
  • El médico retirará la aguja y estirará el área del músculo. Puede aplicar presión en el área durante 2 minutos. Se colocará un vendaje sobre el lugar de la inyección para prevenir el sangrado o una infección.

Qué esperar después de una inyección en los puntos desencadenantes:

  • Es posible que sienta alivio del dolor de inmediato. Es normal que un poco de dolor comience de nuevo 2 horas después. Una bolsa de hielo o un analgésico de venta libre pueden ayudar a disminuir el dolor.
  • Es posible que sienta dolor en el lugar de la inyección durante unos días. Si necesita otra inyección en la misma área, espere hasta que el área no esté dolorida.
  • Su médico puede darle instrucciones específicas de actividades para que las siga en casa o recomendarle terapia física. En general, debería tratar de mantenerse activo. Evite la actividad extenuante durante los primeros 3 o 4 días después de la inyección.
  • No se ponga más inyecciones si todavía tiene dolor en el punto desencadenante después de 2 o 3 inyecciones.

Riesgos de una inyección en los puntos desencadenantes:

Usted podría tener una reacción alérgica severa al analgésico inyectado. La inyección puede ser dolorosa o puede que le duela el lugar donde se aplicó. Puede sangrar, tener moretones o desarrollar una infección en el área de la inyección. La inyección podría causarle un desvanecimiento. En raras ocasiones, la aguja puede causar daños en los músculos o vasos sanguíneos, o el pulmón puede colapsarse si se aplica la inyección cerca del pecho.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Su boca y garganta están inflamadas.
  • Usted tiene sibilancias o dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor de pecho o su corazón late más rápido de lo normal.
  • Usted siente que se va a desmayar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su rostro está rojo o inflamado.
  • Usted tiene urticaria que se propaga por todo su cuerpo.
  • Se siente débil o mareado.

Llame a su médico o especialista en dolor si:

  • Usted tiene fiebre dentro de 1 semana después de la inyección.
  • Tiene enrojecimiento o hinchazón dentro de 1 semana después de la inyección.
  • Tiene un dolor nuevo o que empeora alrededor de sitio de la inyección.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidados personales:

  • Manténgase activo después de recibir inyecciones en los puntos desencadenantes. Mueva sus articulaciones suavemente a través de su rango completo de movimiento durante la primera semana. Evite la actividad vigorosa durante 3 o 4 días.
  • Haga estiramientos regulares del músculo con puntos desencadenantes. Coloque una suave presión sobre el punto desencadenante, y luego estire el músculo. Pídale más información a su médico acerca de cómo estirar y aplicar presión.
  • Aplique hielo al área de la inyección. Use una compresa de hielo o ponga hielo en una bolsa plástica. Cubra la bolsa con una toalla antes de aplicarlo. Aplique hielo durante 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones.
  • Aplique calor en los puntos desencadenantes. El calor ayuda a relajar los músculos y alivia el dolor en el punto desencadenante. Use una compresa caliente o una almohadilla eléctrica de baja temperatura. Aplique calor durante 15 minutos cada hora o como se lo indicaron.

Acuda a sus consultas de control con su médico o especialista en el dolor según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.