Skip to Content

Inflamación De La Articulación De La Rodilla

CUIDADO AMBULATORIO:

La inflamación de la articulación de la rodilla

podría ser a consecuencia de la artritis o por una lesión o trauma, como un esguince de rodilla. También podría suceder si usted se ejercita demasiado. Podría doler cuando usted dobla o estira su rodilla, o cuando camina.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su rodilla se le queda trabada o se le suelta y le produce una caída.
  • Sus pies o dedos de los pies empiezan a verse pálidos o se sienten fríos.
  • Usted no puede soportar peso en su pierna o tiene dolor muy intenso incluso después del tratamiento.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene enrojecimiento o calor en su rodilla.
  • La inflamación no disminuye con el tratamiento.
  • Se le hace más difícil o más doloroso estirar su pierna al nivel de su rodilla.
  • Su rodilla se siente más débil o usted continúa cojeando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende de la causa de la inflamación de la articulación de la rodilla. Su médico podría recomendarle cualquiera de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Repose su rodilla. Evite actividades que empeoren la inflamación o el dolor. Lo más probable es que tenga que evitar cargar peso sobre su rodilla mientras sienta dolor. Usted puede usar muletas, un bastón o una andadera para evitar apoyar su peso sobre su rodilla mientras se cura.
  • Aplique hielo en la rodilla para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Aplique hielo por 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla antes de aplicarla sobre la rodilla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Comprima la rodilla con una abrazadera o venda para ayudar a reducir la inflamación. Use una férula o venda solamente si sigue las instrucciones del caso.
  • Eleve la pierna:Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su articulación en almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Aplique calor en la rodilla para aliviar el dolor. Aplíquese calor de 20 a 30 minutos cada 2 horas durante los días que le indiquen. Esto ayuda a disminuir el dolor.
  • Vaya a fisioterapia según le indicaron. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide