Skip to Content

Infección Respiratoria Superior

LO QUE NECESITA SABER:

Una infección respiratoria superior también se conoce como el resfriado común. Este es una infección que puede afectar su nariz, garganta, oídos y los senos frontales. Para personas saludables, el resfriado común generalmente no es grave y no requiere tratamiento especial. Los síntomas del resfriado generalmente son más graves durante los primeros 3 a 5 días. La mayoría de las personas mejoran en 7 a 14 días. Puede que usted siga tosiendo por 2 a 3 semanas. Los resfriados son provocados por virus y no mejoran con antibióticos.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dolor torácico y dificultad para respirar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre de más de 102ºF (39ºC).
  • Su garganta irritada empeora o usted ve manchas blancas o amarillas en su garganta.
  • Sus síntomas empeoran después de 3 a 5 días o su resfriado no mejora en 14 días.
  • Usted tiene sarpullido en alguna parte de su piel.
  • Usted tiene bultos grandes y sensible en su cuello
  • Usted tiene secreción espesa de color verde o amarillo proveniente de su nariz.
  • Usted expectora mucosidad de color amarillo, verde o con sangre.
  • Usted vomita por más de 24 horas y no puede retener líquidos en el estómago.
  • Usted tiene un grave dolor de oído.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los descongestionantes ayudan a reducir la congestión nasal y ayudan a respirar más fácilmente. Si toma pastillas descongestionantes, pueden causarle agitación o problemas para dormir. No use aerosol descongestionante por más de unos cuantos días.
  • Los jarabes para la tos ayudan a reducir la tos. Pregúntele a su médico cuál tipo de medicamento para la tos es mejor para usted.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Descanse el mayor tiempo posible. Empiece a hacer un poco más día a día.
  • Tome más líquidos como se le indique. Los líquidos le ayudarán a aflojar y disolver la mucosidad para que la pueda expectorar. Los líquidos ayudarán a evitar la deshidratación. Los líquidos que ayudan a prevenir la deshidratación pueden ser agua, jugo de fruta y caldo. No tome líquidos que contienen cafeína. La cafeína puede aumentar el riesgo de deshidratación. Pregúntele a su médico cuál es la cantidad de líquido que necesita ingerir a diario.
  • Alivie el dolor de garganta. Haga gárgaras de agua tibia con sal. Esto ayuda a aliviar el dolor de garganta. Prepare agua salina disolviendo ¼ de cucharada de sal a 1 taza de agua tibia. Usted puede también chupar dulces duros o pastillas para la garganta. Usted puede usar aerosol para el dolor de garganta.
  • Use un humidificador o vaporizador. Use un humidificador de rocío frío o un vaporizador para elevar la humedad en su casa. Esto podría ayudarle a respirar más fácilmente y al mismo tiempo disminuir la tos.
  • Use gotas nasales de solución salina como se le haya indicado. Estas ayudan a aliviar la congestión.
  • Aplique vaselina en la parte externa alrededor de las fosas nasales. Esta puede disminuir la irritación de sonarse la nariz.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden empeorar sus síntomas. También pueden causar infecciones como la bronquitis o la neumonía. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Evite transmitir su resfriado a los demás:

  • Trate de mantenerse alejado de otras personas durante los primeros 2 a 3 días de su resfriado cuando éste es más fácil de transmitir.
  • No comparta alimentos o bebidas.
  • No comparta toallas de mano con otros miembros de familia en el hogar.
  • Lávese las manos frecuentemente, especialmente después de sonarse la nariz. Dele la espalda a otras personas y cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando estornuda o tose.
    Lavado de manos

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide