Skip to Content

Infección Renal En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre una infección renal en mi hijo?

Una infección renal es un tipo de infección del tracto urinario (ITU). Una infección de riñón, o pielonefritis es una infección bacteriana. La infección usualmente comienza en la vejiga o uretra de su hijo y se pasa a su riñón. Uno o ambos riñones podrían estar infectados. Las infecciones renales son más comunes en niños menores de 3 años.

¿Qué aumenta el riesgo de mi hijo de contraer una infección renal?

  • Una infección del tracto urinario anterior
  • Un hermano o una hermana con una infección del tracto urinario
  • Una sonda vesical permanente anterior
  • Contener la orina, no puede relajar el esfínter (músculo que se abre y cierra para permitir que la orina pase)
  • Problemas con la orina retrocediendo en el tracto urinario (reflujo vesicoureteral)
  • Tracto urinario bloqueado causado por estreñimiento

¿Qué signos y síntomas podrían presentarse en mi hijo?

La fiebre puede ser el único síntoma. Es posible que su hijo también presente cualquiera de los siguientes:

  • En recién nacidos:
    • Fiebre o escalofríos
    • Vómitos
    • No comer bien
    • Irritabilidad
    • Temblor
    • Ictericia (piel u ojos amarillos)
    • Orina que huele mal
  • En niños mayores:
    • Orina con sangre o que huele mal
    • Vómitos
    • Incontinencia
    • Dolor en la espalda (en el costado) o en el abdomen
    • Dolor cal orinar
    • Orinar poco o nada en lo absoluto
    • Sentir que tiene que orinar a menudo o con urgencia

¿Cómo se diagnostica una infección de riñón?

  • Los resultados de los análisis de sangre y orina podrían mostrar si hay una infección. Los análisis pueden determinar qué tipo de bacteria está causando la infección de su hijo.
  • Una ecografía podría mostrar si hay un problema con la estructura del riñón de su hijo.
  • Una cistouretrografía miccional es un examen de diagnóstico por imágenes que puede mostrar si su hijo tiene reflujo vesicoureteral.

¿Cómo se trata una infección del riñón?

A su hijo se le darán antibióticos. El niño podría ser hospitalizado si vomita o está deshidratado. El niño también será hospitalizado es menor de 2 meses. Si su hijo es hospitalizado, recibirá antibióticos y líquidos por una vía intravenosa. Su hijo podría necesitar entrenamiento para la vejiga si no es capaz de relajar el esfínter para orinar. Su hijo podría necesitar una cirugía si el reflujo no se mejora por sí solo.

¿Cómo puedo evitar que mi hijo desarrolle una infección renal?

  • Cambie los pañales de su bebé frecuentemente. Las bacterias de las heces pueden entrar en el tracto urinario del bebé.
  • Haga que su hijo vacíe la vejiga con frecuencia. Asegúrese de que su hijo orine y vacíe la vejiga en cuanto sea necesario. Enseñe a su hijo a no retener la orina por largos períodos de tiempo.
  • Anime a su hijo a tomar más líquidos. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño todos los días y qué líquidos le recomiendan. Es probable que su hijo necesite tomar más líquidos que de costumbre para ayudar a deshacerse de las bacterias. No deje que su hijo beba cafeína o jugos cítricos. Pueden irritar la vejiga del niño y aumentar los síntomas. Pregúntele al médico de su hijo sobre el uso de jugo de arándano. El jugo de arándano puede interferir con algunos medicamentos.
  • Enséñele a su niño a limpiarse de adelante hacia atrás. Su hijo debe limpiarse de adelante hacia atrás después de orinar o de una evacuación intestinal. Esto ayudará a evitar que los gérmenes entren en el tracto urinario a través de la uretra.
  • Trate el estreñimiento de su niño. El tratamiento podría reducir el riesgo de tener una infección urinaria. Pregúntele al médico de su niño acerca de cómo tratar su estreñimiento.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene más dolor en el abdomen, los lados o la espalda.
  • Su niño orina muy poco o no orina.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • Su hijo está vomitando.
  • Su hijo no mejora después de 1 a 2 días de tratamiento.
  • Los síntomas de su niño regresan.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide