Skip to Content

Infección Por El Virus Bk

CUIDADO AMBULATORIO:

Una infección por el virus BK (VBK)

es una infección viral común que generalmente no causa problemas. El virus BK podría propagarse si usted tiene contacto con sangre infectada o con líquidos corporales, como la saliva. Puede propagarse de una persona a otra durante un trasplante de órgano, o de una madre a su hijo durante el parto.

Lo que aumenta mi riesgo de tener problemas por una infección por el VBK:

  • Edad avanzada
  • Cirugía o lesión en el riñón
  • Trasplante de órgano
  • Condiciones de salud que debiliten el sistema inmunológico, como el SIDA o la diabetes

Signos y síntomas de una infección por el VBK:

La mayoría de las personas no presentan ningún signo o síntoma de una infección por el VBK. El virus normalmente permanece inactivo en su cuerpo cuando su sistema inmunológico es fuerte. Si su sistema inmunológico se debilita, el virus podría activarse y es posible que usted presente cualquiera de lo siguiente:

  • Visión borrosa o cambios en la visión
  • Orina color café o roja
  • Dolor al orinar
  • Dificultad para orinar o necesidad de orinar más de lo que es normal para usted
  • Tos, resfriados o dificultad para respirar
  • Fiebre, dolor muscular, o debilidad
  • Convulsiones

Busque atención médica de inmediato si:

  • Sus síntomas empeoran o no desaparecen, aún después de tomar el medicamento.
  • Usted tiene un dolor severo al orinar.
  • Su orina contiene sangre.

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene dificultad para orinar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría no ser necesario. Una infección por el VBK podría desaparecer por sí sola sin tratamiento. Si usted toma medicamentos contra el rechazo, es posible que su médico cambie o disminuya su dosis. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Los medicamentos se pueden usar para disminuir el dolor, ayudar a su sistema inmunológico o eliminar el virus BK.
  • Una irrigación de la vejiga se realiza para enjuagar su vejiga y ayudarlo a pasar la orina.
  • La hiperhidratación ayuda a enjuagar su vejiga. Es posible que le den líquidos para beber o que se los administren por vía intravenosa.

Tome líquidos según sus indicaciones:

Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.

Prevenga la propagación de gérmenes:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • Cúbrase al toser o estornudar. Use un pañuelo que cubra la boca y la nariz. Arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Use el ángulo del brazo si no tiene un pañuelo disponible. Lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante de manos.
  • Limpie las superficies con frecuencia. Limpie las perillas de las puertas, los muebles de la cocina, teléfonos celulares y otras superficies que la gente toca con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. No hay ninguna vacuna disponible para el VBK, pero las vacunas pueden ayudar a prevenir algunas enfermedades causadas por virus y bacterias. Las vacunas pueden ayudar a proteger su sistema inmunitario. Vacúnese contra la influenza (gripe) tan pronto como se recomiende cada año. La vacuna contra la gripe suele estar disponible a partir de septiembre u octubre. Los virus de la gripe cambian, por lo que es importante vacunarse contra la gripe cada año. Vacúnese contra la neumonía si se recomienda. Esta vacuna generalmente se recomienda cada 5 años. Su médico le indicará cuándo recibir esta vacuna, de ser necesaria. Su médico puede indicarle qué otras vacunas debería recibir, y cuándo debe aplicárselas.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Infección Por El Virus Bk (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.