Skip to Content

Infección Del Torrente Sanguíneo Asociada Con Una Vía Central

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central?

Una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central se produce cuando un virus o bacteria se introduce en el torrente sanguíneo por una vía central. Una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central puede causar fiebre y escalofríos. También puede tener dolor, enrojecimiento, hinchazón o pus en el punto de inserción de la sonda.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener una Se produce infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central?

  • Ser muy joven o anciano
  • Una enfermedad grave, como sepsis, trauma considerable, cirugía, quemaduras o una estadía prolongada en el hospital
  • Un sistema inmunitario debilitado o una condición crónica de salud, como una enfermedad cardiovascular o renal
  • Colocar una vía central en la ingle de emergencia o dejarla durante más tiempo del necesario
  • Recibir ciertos medicamentos o tratamientos por la vía central, como nutrición por vía intravenosa

¿Cómo se trata una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central?

Su médico tomará una muestra de sangre para analizarla. Los análisis ayudarán a averiguar si sus síntomas son el resultado de una infección. También podrían hacer análisis de sangre o un cultivo de la vía central para averiguar qué germen es el causante de su infección. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Quitar o cambiar la vía central Podrían ser necesario para eliminar la infección.
  • Los medicamentos se administra para el tratamiento de la infección o para aliviar la fiebre y el dolor.

¿Cómo puedo evitar una infección del torrente sanguíneo asociada con una vía central?

  • Lávese las manos frecuentemente. Siempre lávese antes y después de tocar la vía central. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol. Dígales a las personas que lo visiten que también deben lavarse las manos antes y después de visitarlo.
    Lavado de manos
  • Limitar el contacto con la vía central. Solo toque la vía central para administrar medicamentos o limpiar las piezas. No permita que los demás toquen la vía central o la sonda. Asegure la vía a la piel. Esto ayudará a evitar que se mueva o cause daño a la piel que podría conducir a una infección. Mantenga la tubería cerrada con una pinza cuando no la esté usando. La pinza evitará que ingresen aire y agua a la sonda.
  • Límpiese la piel. Límpiese la piel cada vez que se cambie el vendaje. Siga las instrucciones de su médico sobre cómo limpiarse la piel. Es posible que necesite ayuda de otra persona. Revise su piel cada día para detectar signos de infección. Fíjese si su piel está roja, inflamada, supura pus o líquido. Informe a su médico de inmediato si siente dolor en el punto de inserción o nota algún signo de infección.
  • Mantenga el área de la sonda seca. Cubra el área con una cubierta impermeable antes de tomar una ducha. No nade, no use una bañera ni se sumerja en un jacuzzi. Esto puede causar que los gérmenes ingresen a su sonda. Cambie el vendaje según se le haya indicado y cada vez que se moje, se ensucie, o se salga de su lugar.
  • Cambie y limpie los capuchones y los tubos. Es posible que usted necesite una sonda adicional para recibir los medicamentos. Consulte con su médico cómo y cuándo debe cambiar la sonda y los capuchones. Limpie los capuchones antes y después de cada uso como le indiquen.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Usted siente que su corazón late más rápido que de costumbre.
  • Está mareado o siente que se va a desmayar.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Usted tiene fiebre o inflamación, enrojecimiento, dolor o pus en el lugar de inserción de la sonda.
  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted no puede purgar su vía central o siente dolor cuando lo hace.
  • Usted nota una perforación o grieta en la sonda de su vía central.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.